lunes, 1 de septiembre de 2008

Chávez convirtió a Pdvsa en un Estado paralelo para impulsar el socialismo

>> Pulsar aquí para ver en grande y leer <<

La empresa resuelve incompetencias de 14 ministerios y alcaldías, y apoya proselitismo del PSUV. Ahora, Pdvsa no sòlo procesa petròleo. Tambièn comercializa y distribuye alimentos, desarrolla planes agrìcolas y debe atender el deporte.

En los últimos cinco años el presidente Hugo Chávez ha delegado a Pdvsa un cúmulo de responsabilidades vinculadas a la ejecución y financiamiento directo de políticas públicas. En 2008 esta estrategia se ha intensificado.
Para tal fin, tuvo que modificar sus estatutos para incorporar las nuevas funciones: creó una filial dedicada a la comercialización y distribución de alimentos (Pdval), compró una empresa procesadora de leche y jugos naturales (Lácteos Los Andes), desarrolla planes agrícolas, sus profesionales y técnicos son designados cada vez más en comisiones de servicio en otros organismos públicos, y después de los resultados obtenidos por la delegación venezolana en los Juegos Olímpicos de Pekín, el primer mandatario ordenó a Pdvsa abrir una oficina de atención al deporte.

"Cada día le daremos más responsabilidades a Pdvsa, más peso, porque tiene cómo responder. Se está multiplicando para seguir ayudando al desarrollo económico y social del país", afirmó Chávez al referirse a las asignaciones que le encarga al ministro de Energía y Petróleo y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez.

Esta doble responsabilidad sobre una sola persona puso término a los tradicionales conflictos que siempre hubo entre el titular de Energía y la persona al frente de Pdvsa. Sin embargo, en el anecdotario se menciona cómo Ramírez se da órdenes a sí mismo cada vez que desde su posición de ministro debe enviar una comunicación al presidente de Pdvsa.

"Chávez convirtió a Pdvsa en un paraestado. Hoy tenemos el Estado convencional y uno paralelo", afirma Elie Habalian, ex asesor del Ministerio de Energía y Petróleo. "Con un ministro-presidente de Pdvsa como Ramírez, Chávez ejerce un control casi absoluto sobre el paraestado y sobre la renta petrolera, fuente principal del llamado socialismo petrolero".

Más que RSE.
Las actividades de la corporación han ido más allá de los tradicionales planes de responsabilidad social empresarial. En la actualidad abre partidas de su propio presupuesto y dispone de su personal para diseñar y ejecutar programas adscritos a 14 ministerios.

Adicionalmente ha asumido la elaboración y el desarrollo de planes de vialidad, asfaltado, ornato y promoción cultural de la Alcaldía de Libertador, en Caracas; por ejemplo, tuvo buena parte de responsabilidad en el rescate del bulevar de Sabana Grande. La misma práctica se repite con gobiernos locales de zonas petroleras, y por si fuera poco apoya el proselitismo del Partido Socialista Unido de Venezuela. Rafael Ramírez es el vicepresidente del PSUV en los estados del oriente del país.

"El Presidente recurre a Pdvsa porque es lo mejor que tiene para resolver la incompetencia de otros organismos públicos.

Antes lo intentó con la Fuerza Armada Nacional, pero no le dio resultado", comentó el economista Roberto Casanova. "Apoyarse en la empresa le permite no sólo tener los recursos sino que se le facilitan los trámites administrativos, y no se rige por las mismas normas que sí tienen las partidas del presupuesto público", añadió.

Como ejemplos de esa celeridad administrativa está la importación de alimentos para la red de comercios Pdval mediante Bariven, filial de Pdvsa encargada de las compras en el exterior, el financiamiento directo a las misiones –sobre todo Ribas, Milagro y Barrio Adentro– y la cooperación con países de América Latina.

El Nacional
Andrés Rojas Jiménez
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/3137/1/