miércoles, 10 de septiembre de 2008

Grupos de opositores bolivianos saquean entidades estatales




Grupos de opositores al Gobierno de Bolivia tomaron y saquearon hoy en la ciudad oriental de Santa Cruz las sedes de varias entidades estatales.

Saquearon la oficina de impuestos y la del Instituto para la Reforma Agraria (INRA), informaron medios locales.

Los opositores también se tomaron la sede cruceña de la empresa estatal de telecomunicaciones Entel, destruyendo su fachada y organizando barricadas con fuego frente a las puertas de esta entidad, según las imágenes que mostraron las cadenas televisivas.

En estos enfrentamientos se pudo ver al menos a un militar y varios jóvenes heridos, y a otros tantos paseándose por las calles de la ciudad mientras esgrimían las armas que les habían arrebatado a los agentes.

Desde las 10.00 hora local (14.00 GMT), policías y militares protagonizaron hoy una "batalla campal" con los grupos de opositores, mayoritariamente jóvenes pertenecientes a la Unión Juvenil Cruceñista (UJC).

La toma de oficinas estatales es una de las medidas de protesta para que se devuelva a las regiones los ingresos petroleros que el Gobierno del presidente Evo Morales recortó en enero pasado para pagar una ayuda directa a los mayores de 60 años.

La cadena Red Uno afirmó que fue militarizado el aeródromo de El Trompillo, el segundo en importancia de la ciudad tras el aeropuerto Internacional Viru Viru.

La ola de protestas iniciada hace dos semanas en Bolivia, alentada por los movimientos autonomistas contra el Ejecutivo, incluye bloqueos de carreteras y pasos fronterizos a Brasil, Argentina y Paraguay.

Un informe oficial de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) señaló que ya son casi 30 los puntos cortados en el oriente y el sur donde hay varias ciudades incomunicadas por tierra.

Además, en Tarija, el comandante departamental de la Policía, Reinaldo Iturri, confirmó a los medios que en esa ciudad del sur del país también se han producido fuertes enfrentamientos entre policías y manifestantes de oposición.

Según Iturri, la policía "tuvo que reaccionar ante el lanzamiento de dinamita", de lo que acusó a los manifestantes.

Cadena Global/EFE

http://www.cadenaglobal.com/Noticias/default.asp?Not=189890


Gobierno condena actos vandálicos en Santa Cruz y descarta el Estado de Sitio

En conferencia de prensa los ministros de Gobierno, Alfredo Rada y de Defensa, Walker San Miguel condenaron rotundamente los actos violentos que se registraron en Santa Cruz y descartaron tomar medidas en contra de la capital oriental.

“ El Ministerio Público y la Justicia deberían tener hoy en las cárceles de Santa Cruz a quienes se llevaron computadoras, quemaron papeles e hicieron un festín con las empresas que acabamos de nacionalizar para beneficio de todos los bolivianos. El Gobierno no ha de decretar ningún Estado de Sitio en Santa Cruz porque no va a sacrificar a una población optimista y productiva”, concluyó San Miguel.
Por su parte Rada confirmó la existencia de un “golpe cívico-prefectural que pretende destruir la democracia y la unidad del país, dirigido por el fascismo. Eso se ha demostrado con la violencia extrema con la que han actuado los manifestantes de esta tarde en las diferentes capitales del país”.
La conferencia de prensa concluyó abruptamente con ese anuncio y no se permitieron preguntas de parte de los periodistas de los medios de comunicación.

La Razón, Bolivia
http://www.la-razon.com/ultima.asp?id=667899



Cruceños toman violentamente oficinas de Impuestos, el INRA y Entel

Grupos de unionistas y universitarios tomaron la tarde de este martes las oficinas del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), del INRA y de Entel en la capital cruceña, tras romper la fuerte custodia policial y militar que fue desplegada para proteger estos ambientes utilizando agentes químicos que no lograron apaciguar los exaltados ánimos de la gente que reclama la reposición del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

La toma de estas instalaciones dejó varios heridos entre militares, policías y civiles, entre los cuales se encuentra el ex presidente de la CAO, José Céspedes (65), quien resultó severamente herido en la mejilla derecha a raíz de un proyectil de gas lacrimógeno.

Los manifestantes arrebataron armas antimotines, uniformes y cascos de los policías y de los militares, que luego exhibieron por las calles adyacentes a la plaza principal de esta capital.

Los unionistas y universitarios que ingresaron al SIN destrozaron lo que hallaron a su paso entre documentación, equipos de computación y equipos de estas instalaciones.

Una hora después la turba enardecida logró tomar el INRA y varios manifestantes subieron hacia la terraza del edificio en el que funciona esta repartición estatal, desde donde hicieron flamear la bandera boliviana, la enseña cruceña y arrojaron desde lo alto el retrato oficial del presidente Evo Morales, que luego pisotearon e hicieron trizas.

Alrededor de las 17:15 la turba procedió a la toma de las instalaciones de la nacionalizada Entel, destrozaron completamente los vidrios y antenas de edificio de esta empresa nacional y procedieron al destrozo de documentación y a la sustracción de aparatos de teléfonos celulares y tarjetas de llamadas.

Ahora los cívicos, unionistas, universitarios y demás personas movilizadas amenazan con tomar instalaciones de YPFB y también los aeropuertos, que se encuentran militarizados.

Las céntricas calles de Santa Cruz muestran llantas quemadas, papeles y madera ardiendo y restos de los agentes químicos que utilizaron los efectivos militares y policiales para evitar estas ocupaciones.

Durante los enfrentamientos, varios de los manifestantes mostraron ante los medios de comunicación diversas heridas provocadas por balines, aunque los uniformados también se llevaron una parte lamentable de las agresiones y se pudo observar a soldados ensangrentados, que finalmente fueron socorridos por la población, pese a que antes estuvieron enfrentados.

En la sede de gobierno, el presidente Morales y su gabinete analizan la crítica situación que se vive no sólo en Santa Cruz, sino también en Tarija y Trinidad, donde también ocurrieron ocupaciones a entidades estatales, además de lo que pasa en el Chaco, donde los cívicos de Villa Montes están a punto de cerrar válvulas de gas de la empresa Transierra.

Según trascendidos, el gobierno estaría analizando lanzar un estado de sitio a nivel de las regiones denominadas autonómicas, para evitar más enfrentamientos y tomas de reparticiones estatales como el SIN, el INRA, YPFB y otras

La Razón, Bolivia
http://www.la-razon.com/ultima.asp?id=667805


Graves enfrentamientos entre unionistas y policías en Santa Cruz


Decenas de miembros de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC) y universitarios se enfrentan desde las 10.15 de este martes con policías y efectivos de la Policía Militar (PM) en inmediaciones del Servicio de Impuestos Nacional (SIN) y el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA). Las calles del centro de la ciudad cruceña se convirtieron en un campo de batalla.

El conflicto se desbordó cuando los unionistas intentaron tomar provistos de troncos y palos las instalaciones Impuestos Internos, acción que fue impedida por los uniformados mediante el uso de gases lacrimógenos, que resistieron el ataque de los jóvenes cruceños y universitarios que les dispararon centenares de petardos.

Al promediar las 12.00, otro grupo masivo de unionistas buscó tomar el INRA, no obstante, la Policía Militar evitó su propósito, situación que derivó en un nuevo frente de violencia. Desde las 12.30 el enfrentamiento se radicalizó cerca de la plaza 24 de septiembre, las calles René Moreno y Ballivián, por lo que policías y PMs resistieron el asedio y el cerco que instalaron los unionistas en esas dos instalaciones.

Cerca de las 13.15 una turba enardecida de personas se enfrentaron con los efectivos de la policía en su propósito de tomar las instalaciones del INRA. La turba de manifestantes haciendo uso de un jeep marca toyota rompieron las puertas del edificio del INRA, pero no pudieron ocuparlas por la presencia de los efectivos militares y policiales que se encuentran en el interior del edificio.

Armados de palos, piedras y todo objeto contundente que tenían a la mano los miembros de la Unión Juvenil Cruceñista atacaron las oficinas del INRA que se encuentra custodiada por los militares. Los manifestantes provocaron el destrozo de vidrios, puertas y ventanas del edificio por no pudieron tomar físicamente el INRA en Santa Cruz.

En tanto, las campanas de la catedral cruceña repicaron durante el enfrentamiento en procura de alertar a la población sobre el riesgo que conlleva la violencia y la confrontación entre bolivianos. ANF, Santa Cruz

La Razón, Bolivia

http://www.la-razon.com/ultima.asp?id=667696



Avizoran semana crítica para provisión de combustibles a Tarija y Santa Cruz



El Poder Ejecutivo informó este lunes que el abastecimiento de combustible para Tarija y Santa Cruz se tornará bastante crítico esta semana, sino se levanta el bloqueo de vías realizado por cívicos y prefectos aglutinados en el denominado Consejo Nacional Democrático (Conalde).

"La semana se tornará bastante crítica si las autoridades que acabo de mencionar continúan con las decisiones que tomaron hace unos 15 días", señaló el ministro de Hidrocarburos y Energía, Carlos Villegas, al referirse al bloqueo impulsado por el Conalde en demanda de la restitución del Impuesto Directo a Los Hidrocarburos (IDH).

Remarcó que en más de dos años de Gobierno del presidente Evo Morales Ayma, se logró regularizar el abastecimiento de carburantes a las ciudades, a excepción de algunos casos que se debieron principalmente a factores técnicos, pero las mismas no tuvieron una paralización de tantos días como por causa del bloqueo cívico.

De acuerdo al Ministro los lugares en donde se mantiene el bloqueo, como Villamontes y Yacuiba en el departamento de Tarija, además de Camiri en Santa Cruz, actualmente atraviesan una situación muy difícil por la falta de combustible. ABI, La Paz

La Razón, Bolivia

http://www.la-razon.com/ultima.asp?id=667561


Protestas opositoras amenazan agravarse en Bolivia

Nuevas tomas de oficinas públicas, un aumento en los bloqueos carreteros con cierre de fronteras a Argentina, Brasil y Paraguay, y el desabastecimiento de combustibles amenazaban el martes agravar las protestas opositoras contra el presidente Evo Morales, en tanto se informó de más de diez heridos en choques con la policía en Santa Cruz.

En esa ciudad del oriente, grupos opositores rebasaron el martes a la policía militar, saquearon oficinas públicas y destruyeron la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL) nacionalizada en mayo por Morales a la italiana Euro Telecom Internacional (ETI) en el día más violento que vivió esa capital bastión de los opositores al mandatario, según mostraron varios canales de televisión.

El dirigente cívico opositor Felipe Mosa informó a la televisora ATB por teléfono que grupos de manifestantes cortaron el suministro de gas a Brasil desde una planta que fue tomada el martes en Villamontes, al sur.

El ministro de Hidrocarburos, Saúl Avalos, dijo en rueda de prensa que no tenía conocimiento oficial del cierre de válvulas y advirtió que el gobierno no permitirá "que se corte el suministro de gas. Las exportaciones están garantizadas'', agregó.

Desde Brasilia, portavoces de la Cancillería y del Ministerio de Minas y Energía aseguraron a la AP que no tenían informes de que el flujo de gas desde Bolivia se haya interrumpido.

Bolivia abastece 30 millones de metros cúbicos diarios de gas a Brasil. El gobierno reforzó el control militar de las instalaciones petroleras ante amenazas de la oposición regional de boicotear las exportaciones a Brasil y Argentina.

Aunque con menos violencia, las protestas y toma de oficinas públicas se extendieron a Beni, Pando y Tarija en el oriente y sur respectivamente. Las cuatro regiones demandan su autonomía del gobierno de La Paz y desde hace más de una semana mantienen cortadas las carreteras y cerrados los pasos fronterizos en rechazo al proyecto de constitución que impulsa el mandatario.

Radio Erbol informó que grupos opositores también ocuparon el aeropuerto de Trinidad, capital del departamento de Beni, en el noreste.

En dos semanas de conflictos en esas regiones los manifestantes tomaron la oficina recaudadora de impuestos, el Instituto de Reforma Agraria, Migraciones, la Aduana y la administradora de carreteras, medidas que fueron calificadas por Morales como un "golpe civil''.

En algunas localidades los cortes carreteros se prolongan por 15 días. En la sureña Tarija, donde están las mayores reservas del gas, estaban cerrados los comercios y varias oficinas públicas y privadas.

La falta de un diálogo y la escasez de combustibles en varias ciudades por causa del corte de rutas aumentaba la tensión.

"No podemos sentarnos a dialogar si no vemos una actitud sincera del gobierno que debe manifestarse en la devolución del Impuesto Directo a los Hidrocarburos'', dijo el Secretario de Relaciones Internacionales de la Prefectura (gobernación) de Santa Cruz, Juan Carlos Urenda, en declaraciones a la emisora Fides.

El líder opositor Branco Marincovik agregó que la única salida al conflicto es que el gobierno renuncie a su intención de aprobar su proyecto constitucional en referendo.

El ministro de Trabajo, Wálter Delgadillo, acusó a los opositores de negarse a dialogar porque en su criterio ‘‘están buscando una confrontación violenta porque creen que van a ganar''. El gobierno se ha resistido a utilizar la fuerza pública para evitar posibles bajas.

La policía y los militares limitan su tarea al resguardo de instituciones públicas y las instalaciones petroleras.

Morales reiteró el lunes su llamado a diálogo a los prefectos rebeldes pero descartó devolver los fondos que tomó de los presupuestos regionales para financiar un bono vitalicio para los ancianos y derivó el debate del referendo constitucional al Congreso.

Una ruta en el sur por donde circula el grueso del comercio con Argentina estaba cortada en varios puntos con troncos y promontorios de tierra al igual que otra en Santa Cruz vitales para la exportación de soya.

Autoridades brasileñas informaron en Brasilia que el flujo de personas y carga entre los dos países ha funcionado normalmente en la mayoría de los puestos limítrofes.

La crisis del país, que ya se prolonga diez meses, gira en torno a la reforma constitucional impulsada por Morales y la demanda de autonomía que tiene amplio respaldo en aquellas regiones. Ambas plantean visiones contrapuestas sobre el país.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/noticias/america_latina/story/281413.html


En la hora 25

Con la toma del control de los aeropuertos de Santa Cruz y los de ciudades del interior de la region, así como los tres más importantes del departamento de Beni (Trinidad, Riberalta y Guayaramerín), todo sumado al control que han asumido grupos cívicos de instituciones claves del estado de todos los departamentos de la Media Luna más Chuquisaca, Bolivia vive ahora bajo un clima de abierta insurrección. La raíz inmediata es la negativa del gobierno del presidente Evo Morales de restituir a las regiones el Impuesto de los Hidrocarburos (IDH), que las regiones consideran como un golpe a sus aspiraciones de autonomía, para reducir la dependencia del gobierno central en la administración de recursos. Pero más atrás está el proyecto de constitución elaborado con irregularidades por el partido de gobierno Movimiento al Socialismo (MAS), como la columna vertebral de su propósito de instaurar un gobierno social indigenista, fuertemente socializante.

Lo que se vio patentemente a lo largo de ocho horas de refriegas fue una absoluta ausencia de poder de control por parte del gobierno sobre miles de ciudadanos que marcharon en rebelión sobre instituciones del estado en santa Cruz, Tarija, Chuquisaca, Beni y Pando.

El primer objetivo, en Santa Cruz, fue la toma de las oficinas de impuestos. Un número impreciso de militares resultó con heridas. Por lo menos uno apaleado, segun las imagenes mostradas por la TV, pero luego protegido por algunos samaritanos que lo llevaron a su unidad.

Tras unas cuatro horas de refriega, la fuerza policial que se parapetaba en la azotea del edificio, fue sobrepasada por la multitud que ingresó a las oficinas. Gran parte del centro de impuestos fue destruida y saqueada, especialmente muebles, documentación y computadoras. Simultáneamente, fueron atacadas las oficinas del Instituto Nacional de Reforma Agraria y las trancas de acceso a los aeropuertos. Las oficinas del Canal 7 de Televisión del estado también fueron atacadas y sus transmisiones fueron interrumpidas. Incluso la oficina del Defensor del Pueblo fue atacada.

En otras ocasiones en años pasados, el ejército habría salido a las calles para reimplantar el orden bajo un estado de sitio. El gobierno, al parecer, vacilaba en la toma de esa radical medida pues el ejército también vacilaría en utilizar la fuerza para sostenerla. Luego, el propio Comité Cívico de Santa Cruz aseguró que la población no obedecería a una medida semejante, que restringe severamente las libertades individuales.

Esta vez sólo estuvieron presentes algunas brigadas policiales militares. A la tropa sometida en oficinas del estado se le obligó a entregar las armas que iban a ser repasadas a la Prefectura del Departamento. Una versión había corrido difusamente en los últimos días: los militares se resistirían a utilizar sus armas de reglamento a menos que el propio presidente les ordenase de manera expresa y por escrito hacerlo. Al parecer, querrían evitar verse envueltos, posteriormente, en juicios criminales. Algunos de los que fueron detenidos por la multitud, fueron llevados por sus captores hasta sus unidades.

Una reacción policial militar estaría en curso: no quieren salir a combatir multitudes. Y el gobierno estaría en un peligroso jaque. Se hablaba, inclusive, que Morales convocaría a sus opositores a dialogar. Pero otras versiones decían que había grupos de campesinos que desde el interior del departamento de Santa Cruz querían marchar sobre la ciudad y cercarla. Esa posibilidad parecía poco plausible, por las dificultades de cercar una ciudad amplia y plana como Santa Cruz y por la determinación de organizaciones cívicas de resistir, lo que se traduciría en más violencia.

El gobierno insistentemente dijo que los flujos de gas natural hacia Brasil y Argentina no habían sido alterados y que eran falsas las versiones que aseguraban lo contrario. Pero las oficinas de Yacimientos Petrolíferos Fiscales bolivianos (YPFB) en el centro de Santa Cruz fueron tomadas por brigadas de jóvenes y desalojada la policía militar que las resguardaba. No hubo violencias, según vecinos del lugar.

También al anochecer fueron tomadas, sin violencia, las oficinas de migración, al igual que las de la cadena de emisoras Patria Nueva, del gobierno.

Salvo el aeropuerto militar de El Trompillo, las oficinas de aduanas y los destacamentos militares y policiales, la mayoria de las reparticiones del estado habian pasado al control de las organizaciones civicas.

Actualización. 21:45. En la noche, los ministros del Interior y de Defensa, Alfredo Rada y Walker San Miguel, dijeron que lo ocurrido había sido protagonizado por “grupos pequeños” a los que llamaron de “fascistas” y acusaron de gestar un “golpe civil-prefectural” (sic). Rada dijo que el gobierno no dictará estado de sitio y San Miguel encomió el comportamiento de la fuerza militar policial. Ambos venian de una reunión del Consejo de Ministros, presidida por el presidente Morales. La reunión, al parecer fue mas borrascosa que apacible, pero nada de ella trascendió. Fue notable, sin embargo, que el propio presidente no se dirigese a la nación con un mensaje ante acontecimientos tan graves. Fue el gran ausente de la jornada. Por que? Raro, cierto? En el otro lado, un vicepresidente del comité pro Santa Cruz dijo que los ministros habían mentido y que los movimientos cívicos sólo buscan que se les restituyan los recursos de los que se les ha privado.

Un otro elemento para ponderar: En Bolivia se ha dado una situación cuando menos inedita. Hay cinco departamentos con la mayoria de las instituciones del estado en manos de las prefecturas (o gobernaciones. Y hay vigilias para resguardarlas ante cualquier intento de retomarlas por las fuerzas del gobierno). Son, siquiera temporalmente, otros estados que administran sus regiones.

Fuente:

http://haroldolmos.wordpress.com/2008/09/09/


Repican las campanas, redobla la resistencia

La furia se trasladó esta mañana a las calles en toda la Media Luna, con una toma masiva de instituciones públicas. Desde Tarija, Trinidad, Riberalta, Santa Cruz y Concepción, de todas partes llegaban informes de disturbios, con la policía tratando de detener a multitudes enardecidas por la falta de respuesta del gobierno al reclamo de cinco departamentos para que el gobierno les devuelva los recursos confiscados del Impuesto sobre Hidrocarburos.

En Santa Cruz parecían estar en curso los mayores disturbios, desde que una multitud intentó tomar las oficinas de Impuestos Internos, que recauda los impuestos de la región luego transferidos a la sede de gobierno. Pero en Riberalta ocurrieron también disturbios de similar magnitud, inclusive la toma de las oficinas de la administración de aeropuertos. Lo propio ocurrió en Trinidad, dicen los informes radiales.

En el centro de Santa Cruz, jóvenes con los rostros cubiertos para protegerse de la humareda de gases lacrimógenos, y con listones y combos procuraban derribar las puertas de acceso a las oficinas de Impuestos Internos. Por primera vez, jóvenes universitarios salieron abiertamente a la calle y se unieron al asalto sobre las oficinas públicas que lideraba la Unión Juvenil Cruceñista.

Hasta pasado el mediodía continuaba el intento de toma de instituciones, en tanto que la policía había disminuido sus descargas de gas lacrimógeno. La TV informaba que estaban llegando refuerzos policiales y militares. En la plaza central había jóvenes caídos, semi asfixiados, en tanto que las campanas de la catedral repicaban para que la población acuda al lugar e iniciar un avance masivo sobre las entidades públicas y sobrepasar a la policía. No había informes de heridos graves.

El flamante equipo ministerial no llevaba 12 horas de posesión y ya enfrentaba una de las mayores manifestaciones de descontento.

Fuente:

http://haroldolmos.wordpress.com/2008/09/09/