domingo, 7 de septiembre de 2008

Caso Maletín: Duro revés a la defensa de Durán


La acusación criminal señala que, siguiendo órdenes del gobierno de Venezuela, Durán se confabuló con otros cuatro coacusados para encubrir el origen y destino de un dinero que le fue confiscado a Guido Alejandro Antonini en Buenos Aires a mediados del año pasado.

Los abogados del empresario venezolano Franklin Durán, acusado de actuar ilegalmente como agente del gobierno venezolano, no podrán usar en el juicio uno de sus principales argumentos de defensa, según ordenó la jueza que preside el caso. Al acogerse a una petición de la fiscalía, la jueza Joan A. Lenard prohibió al equipo de la defensa alegar ante los miembros del jurado que Durán no conocía la ley que obliga al registro de los agentes extranjeros en la oficina del fiscal general de Estados Unidos.
Para probar la violación de la ley, según la jueza, no se requiere que se demuestre que Durán tuviese conocimiento de la misma y por ello cualquier referencia a ese pretexto resulta "irrelevante'', "no tiene valor probatorio'' y podría confundir al jurado.

Lenard aclaró que la fiscalía tiene que demostrar la existencia de un supuesto acuerdo para alcanzar un objetivo ilegal en el que Durán participó voluntariamente.

La acusación criminal señala que, siguiendo órdenes del gobierno de Venezuela, Durán se confabuló con otros cuatro coacusados para encubrir el origen y destino de un dinero que le fue confiscado a Guido Alejandro Antonini en Buenos Aires a mediados del año pasado.

El dinero formaba parte de varios pagos secretos del gobierno de Venezuela a la campaña presidencia de Cristina Fernández, actual presidenta de Argentina, según la fiscalía.

Ed Shohat, abogado de Durán, ha sostenido en varias mociones que su cliente fue acusado injustamente de violar una ley ambigua y desconocida de 1917 cuyo contenido ignoraba y que su intervención ante Antonini fue una cuestión de amigos, no una misión oficial ni clandestina del gobierno venezolano.

Se esperaba que este fuese uno de los pilares de su defensa en los argumentos de apertura del juicio el próximo martes, pero con la limitación impuesta por la jueza, la fiscalía se anota una victoria importante.

La jueza también tendrá que pronunciarse sobre otra moción pendiente que se relaciona con "malos actos'' de Durán en Venezuela que la fiscalía procura ventilar durante el juicio.

Se trata del pago de supuestos sobornos millonarios a altos funcionarios y militares venezolanos para la obtención de contratos.

Shohat alegó que esos antecedentes son irrelevantes, pero el gobierno sostiene que son pertinentes dado que de la misma manera que Durán actuaba con el gobierno venezolano en el pago de sobornos, también lo hizo en la operación de encubrimiento de Antonini.

Para demostrarlo, agregó el fiscal Tom Mulvihill, el gobierno presentará el testimonio del socio de Durán, Carlos Kauffmann, con quien compartió tanto el pago de sobornos como la operación para presionar a Antonini.

Kauffmann se declaró culpable de los mismos cargos que afronta Durán.

En su moción para insistir a la jueza que acepte la presentación de los antecedentes de Durán en el juicio, el fiscal destacó que Shohat no negó que su cliente declaró a un agente del FBI que sobornó a funcionarios de Venezuela.

El Nuevo Herald