martes, 16 de septiembre de 2008

Detención de gobernador opositor frustra tregua en Bolivia. American Airlines suspende vuelos a La Paz


AFP/Getty Images
El gobernador de Pando Leopoldo Fernández es trasladado al aeropuerto luego de ser arrestado.


Una señora bordea una barricada que los seguidores del presidente Evo Morales bloquean hace días en Santa Cruz. AFP/Getty Images

La camiseta de un líder estudiantil se exhibe como trofeo de guerra en una ruta bloqueda por los opositores a Evo Morales en Santa Cruz. AFP/Getty Images

Seguidores de Morales queman banderas de EEUU. AP


Seguidores de Evo Morales escuchan las noticias en medio de la violencia regional. AP

Muchos caminos de Santa Cruz estaban bloqueados. AP

La policía boliviana custodia una refinería en Angostura, Santa Cruz. AP

Residentes de Pando marchan en la frontera con Brasil en un clamor de paz en medio de la violencia desatada por la crisis política en el país. AFP/Getty Images

Seguidores de Evo Morales tirados en el suelo junto a una de las carreteras de Santa Cruz que han bloqueado en apoyo al gobierno. AFP/Getty Images

Investigadores forenses analizan el cuerpo de un estudiante muerto en los enfrentamientos en Pando. AFP/Getty Images

Un argentino grita a favor del gobierno boliviano en una marcha en Argentina. AFP/Getty Images

Seguidores de Evo Morales se manifiestan en Argentina para solidarizarse con el gobierno boliviano en medio de la crisis política que sacude al país. AFP/Getty Images

El presidente de Bolivia, Evo Morales, derecha, saluda a los periodistas a su llegada al aeropuerto de Santiagi de Chile el lunes 15 de septiembre, 2008. Morales llegó para asistir a la cumbre de los presidentes sudamericanos de la UNASUR, que tratará la crisis boliviana. A la derecha de Morales, aparece el general de la fuerza aérea de Chile, Carlos Pabs, jefe de la escolta de honor. Santiago Llanquin / AP Foto



El diálogo entre el gobierno y la oposición regional en busca de una tregua después de varios días de violentos incidentes "agoniza (pero) no está roto" luego de la detención este martes del prefecto (gobernador) de Pando, Leopoldo Fernández, aseguró otro prefecto opositor.

El propio presidente Evo Morales anunció durante una conferencia de prensa la detención de Fernández, lo que de inmediato pareció dejar en suspenso las negociaciones.

"El diálogo agoniza, no está roto, y sólo el presidente Evo Morales puede salvarlo mostrando una voluntad de construir la paz y que acaben con las persecuciones", dijo el prefecto de Tarija, Mario Cossío.

Cossío presidía las negociaciones a nombre de sus colegas de Santa Cruz, Beni y Pando, que junto a Tarija son las cuatro regiones rebeldes que emprendieron protestas contra el gobierno.

El funcionario tarijeño dijo que uno de los puntos de los acuerdos era promover una investigación imparcial sobre la responsabilidad de Fernández en denunciados hechos violentos de la semana pasada.

"La pregunta es ¿qué hay detrás de la decisión del gobierno?", se preguntó Cossío en una rueda de prensa.

El presidente Morales dijo temprano que "el caso de la detención del prefecto (Fernández) es una acción legal y constitucional, las fuerzas armadas están cumpliendo con su rol en el marco del estado de sitio".

La violencia en Pando obligó al gobierno a declarar el estado de sitio el viernes. En Cobija, la capital a 600 kilómetros al norte de La Paz, grupos de choque opositores protagonizaron violentas tomas de oficinas gubernamentales y saquearon algunos comercios, al igual que en las otras tres regiones lideradas por gobernadores opositores que encaminan procesos de autonomía en abierta rebeldía al gobierno.

En la oriental ciudad de Santa Cruz, manifestantes autonomistas marcharon en apoyo a Pando y al prefecto, mientras en La Paz afines al gobierno respaldaron la decisión de Morales.

El senador opositor Paulo Bravo declaró a la radio Erbol desde el municipio brasileño de Brasilea, vecina de Cobija, que más 500 personas huyeron al vecino país para pedir "ayuda humanitaria" a las autoridades brasileñas. Bravo cruzó la frontera tras la detención de Fernández, con quien se encontraba en el momento de la detención.

En la víspera, Fernández fue acusado por el fiscal Mario Uribe de "genocidio" por la muerte de 15 personas durante violentos disturbios el jueves en Pando. Morales dijo el sábado que "sicarios brasileños y peruanos" actuaron en ese ataque por orden del prefecto pandino.

Unas 300 personas esperaron a Fernández en las puertas del edificio de la Fuerza Aérea Boliviana, en La Paz, ante versiones de que sería trasladado allí, algo que no ocurrió.

"Leopoldo, asesino, te espera el "'¡Chonchocoro¡'", gritaban a coro los manifestantes, aludiendo a la cárcel de máxima seguridad en las afueras de esta capital.

"El pueblo de pie, nunca de rodillas", era otra de la consigna de la multitud, rodeada por un centenar de policías.

Enardecida al extremo, una mujer que se identificó como Agustina Ibáñez dijo que "espero que ese asesino se pudra en la cárcel".

Por entonces, el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana dijo que Fernández "fue confinado", pero no aclaró adónde.

Según informes oficiales, de los 15 muertos en Pando 13 eran campesinos. Otras 37 personas resultaron heridas y 106 campesinos no han podido ser ubicados desde los ataques que les obligó a huir por el monte, algunos con heridas de bala.

En descargo, Fernández dijo que no fue una masacre sino un choque entre bandos rivales. Dos fallecidos eran funcionarios de la prefectura.

Todavía al martes persistían bloqueos carreteros en varias de las cuatro regiones rebeldes que se oponen al proyecto constitucional que encamina Morales y exigen la devolución de unos fondos confiscados por el gobierno cuya demanda detonó el conflicto.

El proyecto de constitución que debe ser ratificado en referendo y propone la reelección del presidente.

Morales durante en una conversación telefónica con su colega venezolano Hugo Chávez el martes expresó que "el caso de este prefecto (gobernador) es muy grave... en este momento hay manifestaciones pidiendo cárcel para Leopoldo Fernández". Comentó que éste será sometido a la justicia por sus "acciones terroristas".

Chávez, que ha manifestado varias veces su disposición a defender militarmente a Morales ante un posible movimiento en su contra, reiteró sus críticas contra el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, general Luis Trigo, a quien acusó de guardar silencio sobre la supuesta injerencia de Estados Unidos en la ola de violencia que agobia a los bolivianos.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/285884.html



EEUU coloca a Bolivia en lista negra de drogas

El presidente George W. Bush determinó el martes que Bolivia ya no coopera con Estados Unidos en la guerra antidroga, y colocó al país latinoamericano en una lista negra.

Sin embargo, Bush no anunció recortes a la ayuda de Washington para Bolivia, una de las consecuencias que puede traer la inclusión en esa lista negra.

Bolivia, una importante productora de cocaína, se une a Venezuela y a Myanmar en una lista estructurada por Washington, de naciones que "han fracasado de manera comprobable" en los objetivos internacionales de lucha contra la producción y el tráfico de drogas ilícitas.

"Así que designo a Bolivia, Birmania, y Venezuela como países que han fracasado en demostrar durante los previos 12 meses sus obligaciones bajo acuerdos internacionales contra la lucha de narcóticos", dijo Bush en un comunicado emitido por la Casa Blanca. Myanmar es también conocido como Birmania.

Estos países pueden sufrir serios recortes de ayuda financiera enviada por Estados Unidos, aunque Bush decidió renunciar a imponer esas multas a Venezuela y Bolivia.

"También he decidido...que el apoyo a programas que ayudan a instituciones democráticas venezolanas y programas bilaterales en Bolivia son vitales para los intereses nacionales de Estados Unidos", señaló.

La decisión respecto a Bolivia llega en un momento muy tenso entre Washington y La Paz, después de la expulsión de los embajadores respectivos en ambos países la semana pasada. También ocurre durante momentos de convulsión política en Bolivia, donde la embajada estadounidense ha permitido que se marche del país todo el personal no esencial y las familias de los diplomáticos.

El gobierno de Bush Bush también señaló que se ha visto forzado a retirar una operación de la Administración Antidrogas (DEA, en inglés) de una zona de producción de coca, además de voluntarios de los Cuerpos de Paz que se encuentran en el país, por motivos de seguridad.

El Departamento de Estado dijo el martes que ha organizado al menos dos vuelos de evacuación para estadounidenses que quieran abandonar Bolivia.

El Nuevo Herald
http://www.elnuevoherald.com/256/story/285965.html


El gobierno de EE.UU. ha dispuesto dos vuelos para los ciudadanos de ese país que quieran dejar Bolivia, inmerso en fuertes tensiones sociales y políticas, y cuyas relaciones con Washington se han deteriorado en la última semana.

En un comunicado difundido en Washington y en La Paz, el Departamento de Estado informó que los ciudadanos que lo deseen pueden abandonar mañana mismo la capital boliviana rumbo a Lima, en Perú.

Bolivia sufre desde hace días una oleada de violencia, debido a los desencuentros políticos entre el Gobierno de Evo Morales y varias regiones del país controladas por la oposición.

Especialmente grave es la situación en el departamento de Pando (norte), donde existe un estado de sitio y cuyo Gobernador, Leopoldo Fernández, fue detenido hoy.

En medio de la crisis política y la ola de violencia, el presidente boliviano declaró el pasado miércoles “persona no grata” al embajador estadounidense en La Paz, Philip Goldberg, a quien acusó de promover junto a la oposición las protestas contra su Gobierno.

Washington respondió con la misma medida diplomática y expulsó al embajador boliviano, Gustavo Guzmán.

Hoy, ante el agravamiento de la situación, el Departamento de Estado lanzó una recomendación general a los ciudadanos estadounidenses para que no viajen al país y, si se encuentran en Bolivia, para que lo abandonen.

Para ello, ha habilitado dos vuelos especiales que saldrán mañana en dirección a Perú, aunque recuerda que todas las compañías comerciales mantienen por el momento sus vuelos, salvo los de American Airlines entre Bolivia y Miami, que han sido cancelados hasta el domingo.

“Animamos a los ciudadanos estadounidenses que están en Bolivia a abandonar el país si su situación se lo permite, y quien decida permanecer debe estar vigilante, estar atento a las noticias de los medios, y tomar las medidas de seguridad que consideren”, dice el Gobierno de EE.UU. en el comunicado.

“Los ciudadanos estadounidenses deben ser conscientes de que pueden haber protestas y las calles pueden ser bloqueadas, por lo que no recomendamos viajar a Bolivia”, añadió.

Además, alerta a los ciudadanos que ya están en el país de que los caminos a los aeropuertos pueden ser bloqueados sin previo aviso, por lo que “se deben evitar estas situaciones”.

“Bajo ninguna circunstancia se debe intentar cruzar una barricada en la calle, aunque parezca que no haya nadie”, advierte el comunicado.

Los ciudadanos “deben ser conscientes de que cualquier protesta que parezca pacífica se puede convertir en una confrontación violenta con las fuerzas de seguridad”, agrega.

Pide, por tanto, que se evite la cercanía con las manifestaciones y se tomen medidas adicionales de precaución ante el vandalismo y los robos, dado que la policía estará dedicada a tratar de controlar las protestas.

El Departamento de Estado informó que, debido a las protestas y manifestaciones convocadas, los servicios de la embajada permanecerán cerrados, e igualmente, ha autorizado al personal no esencial a abandonar el país.

La petición de salida de Bolivia es la última medida que ha tomado el Gobierno de Estados Unidos ante la inestabilidad en el país.

Hoy mismo, se informó que Cuerpo de Paz, un programa del Gobierno de Estados Unidos que envía a voluntarios a países en vía de desarrollo, había suspendido temporalmente sus actividades en Bolivia para garantizar la seguridad de su personal.

Desde 1962, más de 2.500 voluntarios del programa gubernamental han participado en proyectos en Bolivia, según los datos facilitados por el Cuerpo de Paz.

Hoy, la Casa Blanca colocó a Bolivia y Venezuela entre los países que han “fallado manifiestamente” en la lucha contra el narcotráfico en los últimos 12 meses.

No obstante, decidió mantener sus ayudas a estos países, al considerar que son “vitales”.

EFE