domingo, 14 de septiembre de 2008

Chávez activa cinco regiones estratégicas militares




Desde las cuatro de la tarde de este sábado, en cadena nacional, el presidente Hugo Chávez inició la activación de las cinco regiones de defensa integral de la nación, instancias estratégicas y enmarcadas en un nuevo concepto en el campo militar del país. “espacio del territorio nacional con características geoestratégicas, establecido por el Presidente o Presidenta de la República Bolivariana de Venezuela y comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana sobre la base de la concepción estratégica defensiva nacional para planificar, conducir y ejecutar operaciones de defensa integral, a fin de garantizar la independencia, la soberanía, la seguridad, la integridad del espacio geográfico y el desarrollo nacional”

Tal y como lo establece el nuevo estamento legal del sector castrense venezolano, en la sección tercera del capítulo III referido al Comando Estratégico Operacional, se crean las regiones de defensa integral, cada una de las cuales, según el artículo 24, “es un espacio del territorio nacional con características geoestratégicas, establecido por el Presidente o Presidenta de la República Bolivariana de Venezuela y comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana sobre la base de la concepción estratégica defensiva nacional para planificar, conducir y ejecutar operaciones de defensa integral, a fin de garantizar la independencia, la soberanía, la seguridad, la integridad del espacio geográfico y el desarrollo nacional”.
Estas regiones contarán con un jefe y su Estado Mayor Conjunto y estarán organizadas en Zonas Operativas de Defensa Integral con su Comando y Estado Mayor, y éstas, a su vez, en Áreas de Defensa Integral con su Comando y Plana Mayor.

La ley también establece en su artículo 26 que corresponde a los comandos de estas regiones, a las Zonas Operativas de Defensa Integral y a las Áreas de Defensa Integral, “realizar el estudio estratégico de la jurisdicción territorial correspondiente; formular y ejecutar los planes de campaña y operacionales en el ámbito de su competencia; planificar, conducir y controlar el empleo de las unidades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana bajo su responsabilidad y las operaciones militares a nivel estratégico operacional; planificar, ejecutar y controlar los ejercicios, maniobras, demostraciones y juegos bélicos en el ámbito de su competencia, y ejecutar los planes de contingencia en casos de emergencia por estado de alarma, catástrofes y calamidades públicas que pongan en peligro la seguridad de la nación”.

Así también, “planificar, organizar, coordinar y supervisar el apoyo a la Organización de Protección Civil y Administración de Desastres; planificar, organizar, coordinar y supervisar el apoyo a las autoridades civiles, y participación activa en el desarrollo de la región bajo su responsabilidad; ejercer en coordinación con la autoridad civil correspondiente, el control de los medios y recursos para su empleo, en los casos de estado de excepción o cuando sea necesario, en interés de la seguridad y defensa de la Nación; ejecutar las tareas derivadas del plan de movilización militar en su jurisdicción territorial correspondiente; coordinar el apoyo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para el restablecimiento del orden público en su jurisdicción territorial correspondiente; coordinar con las instituciones del sector público y privado, así como la participación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en la planificación del desarrollo de la región”.

Las regiones quedaron conformadas de la siguiente manera:

1.- Región Central, integrada por los estados Vargas, la Gran Caracas, Miranda, Aragua, Carabobo y Yaracuy. Estará comandada por el mayor general (EJNB) Juan Vicente Paredes Torrealba.

2.- Región Occidental, formada por los estados Falcón, Lara, Trujillo, Mérida, Táchira y Zulia, comandada por el mayor general (GNB) Luis Motta Domínguez.

3.- Región Los Llanos, integrada por los estados Apure, Portuguesa, Barinas, Cojedes y Guárico, que estará a cargo del mayor general (AVNB) Jorge Arévalo Oropeza Pernalete.

4.- Región Oriental, que la forman los estados Delta Amacuro, Monagas, Sucre y Nueva Esparta. El almirante (ARNB) Pedro José González Díaz estará al frente de esta región.

5.- Región Guayana, que la forman Bolívar y Amazonas, a cargo del mayor general (EJNB) Félix Antonio Velásquez, quien también recibirá el comando de la División de Selva.

El ministro de la Defensa se encargará del cumplimiento del decreto, que entra en vigencia a partir de este sábado.

También se realizaron los ascensos al grado de mayor general y al de almirante a altos funcionarios de la Fuerza Armada: Jesús Gregorio González González, Carlos Antonio Freites Reyes, Carlos José Mata Figueroa, Said Quintana Castro, Luis José Berroterán Delgado, Luis Berroterán Acosta, Freddy Alfonso Carrión, Juan Vicente Paredes Torrealba, Félix Antonio Velásquez, Pedro José González Díaz, Luis Motta Domínguez, Jorge Arévalo Oropeza Pernalete.

A juicio del presidente Hugo Chávez, quien vistió un nuevo uniforme con insignias totalmente inéditas, las regiones de defensa integral son un esquema que representa la unidad. “Es un concepto revolucionario, geopolítico: la nueva geometría del poder”, agregó.

El primer mandatario explicó que la delimitación de las regiones estratégicas es el “inicio de la concreción de la nueva Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional. Es la revolución militar dentro de la Fuerza Armada. Todos los soldados debemos ir internalizando esta filosofía, esta estrategia, estos conceptos. Debemos sumarnos con gran voluntad, entusiasmo, espíritu patrio, en esa dirección”.

Chávez también aclaró que la Fuerza Armada existe para evitar la guerra y no para hacerla.

Por su parte, el ministro del Poder Popular para la Defensa, general Gustavo Rangel Briceño, recibió cuatro soles como distinción de su grado de general en jefe.

Globovisión/Con información de Prensa Presidencial





El despeñadero de la Defensa Nacional

La política de Defensa Nacional enfila hacia un despeñadero. No puede ser de otro modo, el Presidente no comprende ¨el concepto de interés nacional¨, ni tampoco la apuesta que una Nación de cara al siglo XXI debe realizar para consolidar su modelo de defensa nacional en torno a lo que le interesa, le preocupa y lo que aspira como Estado.

Chávez confunde intereses electorales partidistas con intereses nacionales, utilizando componentes de la seguridad y defensa nacional en su plan personal de llamar la atención de un mundo que cada día que pasa le toma menos en cuenta de manera seria, a pesar de los petrodólares que coloca a disposición de cuanto plan le proponen y signifique –eso si- algún centímetro de publicidad internacional. El Presidente confunde política de defensa nacional con un libreto para ¨Alo Presidente¨ y ello tendrá un costo enorme para los venezolanos y el futuro de país.

Mientras Chávez anuncia ejercicios militares con Rusia en territorio venezolano, los países miembros de UNASUR, incluidos sus aliados Bolivia y Ecuador trabajan denodadamente en la hechura del Consejo de Defensa Sudamericano, un espacio en el que se construirán agendas mínimas de consenso en pro de la defensa subregional del hemisferio.

Mientras Chávez abriga la esperanza de reeditar tensiones en el área del Caribe, entre los EEUU y Rusia, teniendo como epicentro Venezuela, todos los países del hemisferio avanzan en compromisos para alentar mecanismos de cooperación que permitan una mayor participación conjunta en misiones de paz combinada y en la consolidación y puesta en práctica de medidas de confianza mutua.

En Venezuela, la Política de Defensa Nacional ha quedado reducida al uso de las Fuerzas Armadas como instrumento ideológico para proyectar la Revolución Bolivariana. En lo interno ya bastante se conoce en qué consiste este modelo. En lo externo, ha devenido en una presencia militar venezolana en el exterior de corte asistencialista que se debate entre llevar cirujanos oftalmólogos de la ¨misión milagro¨ a países miembros del ALBA; movilizar buques de transporte de la armada con viviendas a ser instaladas por soldados venezolanos en las islas del Caribe - cuando estos muchachos que las construyen no tienen vivienda propia en su país-; o llegar a mover tripulaciones de pilotos con aviones y helicópteros ¨VIP¨ al servicio permanente de Jefes de Estado, afines a la revolución.

Pero hay más. En medio de esta enorme confusión continua la erogación más grande que en toda su historia Venezuela haya destinado a la adquisición y renovación de sistemas de armas, mientras el Sistema de Seguridad Social de la Fuerza Armada se ha deteriorado hasta alcanzar su mayor pico histórico de los últimos 50 años.

El compromiso generacional que los miembros de la Fuerza Armada Nacional, los partidos políticos y los poderes públicos tienen frente a este despeñadero es ineludible. Un necesario debate nacional sobre el tema es ya impostergable a pesar de las enormes dificultades de abarcar al país en su conjunto, de hacerse con altura y sobre todo, con respeto.

En Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, una pequeña ONG que tiene por objeto estos temas( www.controlciudadano.org) estamos interesados en sumar voluntades en este propósito. Queda abierta la invitación.

Rocío SAN MIGUEL
http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=431986



Vergüenza exterior

"Atención suscriptores, esta nota contiene lenguaje soez", advertía ayer a sus abonados la agencia internacional de noticias Reuters, al trasmitir un despacho desde Venezuela, en el cual se reproducía la frase escatológica del hoy, lamentablemente, Presidente de los venezolanos. Nunca habíamos pasado por una pena semejante y, más bien, nuestros mandatarios y ministros habían respondido fuerte y decididamente por la vía diplomática a los ataques internacionales de los enemigos.
Hoy confirmamos el error que significó elevar a la primera magistratura del Estado a alguien tan vulgar y chabacano que cree, a pie juntillas, que si se expresa a través de insultos y malas palabras se vuelve más popular y revolucionario. Poco aprendió como militar y seguidor de Fidel Castro y el Che Guevara quienes, al menos, apelaban a ciertos argumentos ideológicos.

¿Pero qué preocupa tanto al Presidente como para llevarlo a perder los estribos y denunciar una conspiración internacional para matarlo y tumbar su gobierno? ¿Por qué esperó tanto para hacer pública una denuncia de tal magnitud? La única respuesta es que no soporta el juicio del maletín de Antonini en Miami, que las revelaciones de los testigos son tan demoledoras y salpican al jefe de Pdvsa, a sus ministros de confianza, a su aliada Cristina Kichtner, y a su falsa imagen de hombre nuevo e incorruptible.

Ha resultado igual o peor que Carlos Andrés Pérez, a quien quiso derribar apelando al argumento de la corrupción. Hoy se le ha caído la careta y, como Pérez, vuelve a repetir la mentira de que los medios de comunicación forman parte de una conspiración que sólo existe en su cabeza. ¿A quién se le ocurre conspirar contra un gobierno que está virtualmente derrotado por la vía de los votos? ¿Cómo la oposición va a depreciar esa oportunidad de darle con un bate electoralmente al rey de la corrupción bolivariana en Venezuela? Lo que ha salido a la luz en Miami es una mínima parte de la corrupción que mina de la cabeza a los pies a la petrolera venezolana. La verdad es que Carlos Andrés Pérez era un niño de pecho ante las termitas bolivarianas que hoy se almuerzan a sus anchas el presupuesto nacional. Estamos avergonzados de esta revolución de pillos y alpinistas burocráticos que, para mal de males, nos convierten en un insólito país cloaca.

A Chávez le molesta la libertad de expresión y en especial, el diario El Nacional, por una sola causa: porque los medios sacan a la luz las arbitrariedades, los desmanes y el círculo corrupto que opera en Miraflores. Si eso le molesta ¿por qué no apela a la verdad y convoca valientemente una rueda de prensa con todos los medios de comunicación de Venezuela, y muestra sus pruebas, sus grabaciones preparadas en la Disip o la DIM, sus videos hechos por los cubanos (porque los de aquí no le dan confianza) y da la cara frontalmente? La verdad es que resulta ridículo que le tenga miedo a los periodistas venezolanos y sólo hable con los corresponsales extranjeros. Miedoso.

El Nacional
Editorial
Lenguaje soez
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/3256/1/