martes, 30 de septiembre de 2008

El culebrón golpista


Una de las cosas que más irrita del discurso anti golpista del oficialismo es que los sujetos de origen militar en este campo (porque los iseas y aissamis pertenecen al bando de los que cogieron cola en ese tren, sin haber arriesgado jamás ni un pisotón en un callo), es que hablan como si no tuvieran en su pasado años de conspiración en seno de la FAN y, encima de eso, dos intentos de golpe militar.

Lanzan rayos y centellas contra el golpismo como si ellos tuvieran un certificado de pureza democrática firmado por Thomas Jefferson, como si jamás en su vida hubieran cometido actos de felonía y traición a su juramento y no hubieran volteado las armas de la República contra un gobierno democráticamente elegido, al cual le quedaban apenas dos años de mando.

Jamás pasan la página del 11A, ellos, los militares felones del 4F y 27N, que fueron perdonados por la República, recibieron empleos y pudieron organizar un partido político para participar libremente en las elecciones. Es increíble la capacidad para el rencor y la pequeñez de alma de estos tipos.

Ahora han desatado una cacería de brujas en la cual los más activos, como siempre ocurre, son los segundones, los personajes de cuarta y quinta fila, los que viven pendientes de no salir movidos en la foto, esos parlamentarios opacos, que creen llegados sus quince minutos de fama. Lanzan nombres al voleo, creyendo que con eso asustan.

Ese infeliz de mario isea sugiere que, por ejemplo, Didalco Bolívar podría estar enredado en la inefable conspiración porque en la policía de Aragua aparecieron unas pistolas Glock que según y que no debían estar allí.

Si eso fuera suficiente para señalar a alguien como golpista, entonces a Johnny Yánez deberían meterlo preso de una vez, no sólo por corrupto sino por golpista, porque fue él precisamente el destinatario de unas cuantas docenas de pistolas Glock que Franklin Durán vendió a la gobernación de Cojedes. Pero, claro, el Psuv ya dijo que no debatirá jamás el caso del maletín de Antonini y sus socios, Durán y Kauffman.

Repetimos algo que ya hemos dicho.

No tenemos elementos de juicio que permitan descartar la actividad conspiradora de algunos militares y de algunos civiles. Eso es tan posible como lo fue que desde 1983 en adelante Chacumbele Frías y sus compañeros montaron una conspiración y lanzaron dos asonadas en 1992. Que haya conspiradores en la FAN es parte de su paisaje interno. En América Latina Fuerza Armada donde no hay conspiradores no es Fuerza Armada, así que no desestimamos que el gobierno pueda haber agarrado a algunos, a pesar de lo oscura que es la investigación que dice estar realizando. Si tiene nombres y detenidos, preséntelos a la opinión pública y llévelos a juicio, y déjense los iseas y aissamis de estar lanzando nombres, insinuado que pudieran ser "golpistas". Porque eso es una tramoya indecente, una operación de intimidación, que no persigue sino contaminar el proceso electoral, crear un clima de susto y desviar la atención pública de, por ejemplo, ese juicio en Miami, que tiene prensados por sus partes nobles a varios capitostes de esta Cosa Nostra que nos gobierna. ¿O es que esto de la conspiración es una telenovela que piensan estirar hasta el propio 23N? No se pierda el próximo capítulo.

TalCual
Teodoro Petkoff



No podrán evitarlo



"Se obstinan convocando al pueblo a quemarnos vivos, a quedarse en la calle, a detenernos rodilla en tierra, y el 'soberano' no acude"

Si la oposición, si la gente que ya no puede más, que no se deja engañar, que está harta de tanta indecencia, tanta mentira, tanta suciedad, que entiende el horror de la inseguridad que enluta familias enteras cada día, que ya no se sorprende con la corrupción pero la rechaza, que ya no puede subsistir con lo que gana, que nunca creyó ver lo que está viendo en un gobierno salpicado por todas partes de denuncias obscuras, que ya no soporta las botas sobre su cabeza, que está agotado de ponerse en el lugar de quienes esperan horas en las morgues esperando los cuerpos de sus seres queridos, que cada cadena roja rojita la sume en impotencia y rabia,
todos los que sienten pena ajena con la conducta internacional, si todos los que no tienen trabajo y todos los que tienen gente querida afuera o presa, si todos los que han despedido a los suyos para no verlos más hasta que regresan muertos de tierras ajenas, como los venezolanos que dejaron su vida en Bolivia, si todas las parturientas que pierden sus hijos recién paridos por infecciones y descuidos, y todos los que han perdido sus posesiones por invasiones o confiscaciones, todos, salimos a votar este 23 de noviembre, si todos, absolutamente todos los que votamos rechazando la propuesta de reforma que provocadora y chocantemente han impuesto ahora, nadie, ni siquiera el CNE, podrá evitar el cambio drástico, implacable, de esta Venezuela abusada y humillada que vivimos hoy.

Todavía no conocemos la diferencia exacta lograda el 2 de diciembre pasado, pero circulan números que no tienen nada que ver con los últimos ofrecidos, y conociendo a Hugo Rafael, no es de extrañar que se haya acordado una diferencia mínima para no herir su orgullo y que le permitiera calificar de m.... la derrota. Si TODOS, TODOS, incluyendo avestruces, indolentes, "pactantes", llenamos centros y mesas NO PODRÁN EVITARLO. Por eso están así, desbordados, fuera de control. Porque se obstinan convocando al pueblo a quemarnos vivos, a quedarse en la calle, a detenernos rodilla en tierra, y el "soberano" no acude. Porque este país está cansado de este fracaso y este abuso.

Entonces, otra vez "el cuento del gallo pelón": el magnicidio. Es el tema de la campaña. Ya no son sólo Alberto Federico y Miguel Henrique Otero. Ahora también están María Conchita Alonso y Carolina Perpetuo. Y Vinicio De Sola, difunto y en grabaciones del 2002. Gracias, Henry Ramos Allup! Que Chávez salga del poder es el "pecado" más confesado... Todos somos culpables! Mientras, Chávez viaja por sus países amigos, pide fiado, compra armas, submarinos, aviones, misiles, helicópteros. No logra convencer a los venezolanos de la invasión yankee ni de que lo quieren matar. Ni al mundo tampoco. Le queda poco para seguir insultando a Bush. Le queda Uribe. Y Lula. Que nos vende lo que quiere pero no compra las locuras de Chávez. Si votamos TODOS, si antes de una vacación retrasada o familiar, una playa tentadora o una casa ofrecida para comprar su conciencia, usted decide por sus hijos, sus nietos, la paz y el progreso de su país, si todo eso se convierte en la gran voluntad nacional el 23 de noviembre, salvamos a Venezuela! Mucha gente, muchos votos, muchos ojos sin perder detalle! Nada podrán las armas más modernas ni las mentes más obscuras. Reservistas envenenados de temor y amargas revanchas no podrán confrontar esa gran reserva moral, apasionada, unida, que llenará los centros cuidando las únicas armas que tiene: el voto y el amor por su País.

Desde ya, hacernos a la única decisión esperada: ¡ganar! Que significa cambiar con la irrebatible verdad de una conciente mayoría esta pesadilla.

El Mundo
Isa Dobles




Caos en el Caaez


El Central Agroindustrial Azucarero Ezequiel Zamora, localizado en la gloriosa Sabaneta del estado Barinas, cuna del líder de la revolución latinoamericana, se ha convertido en el mejor símbolo del gobierno bolivariano y del socialismo cubano-venezolano del siglo XXI. Cuando se constata su marcha, lenta, accidentada, dispendiosa, caótica, el observador comienza a entender el porqué el Presidente de la República desea quedarse en Miraflores hasta 2030. Es que, en verdad, necesita muchos, muchísimos años para terminar obras como el Caaez.

Démosle una rápida ojeada a esta historia surrealista. Créalo usted o no, fue el 22 de diciembre de 2001 cuandomediante el decreto presidencial número 1602- fue creado el Caaez; se le asignó un capital inicial de 576,5 millones de dólares, y se dijo que procesaría 7.000 toneladas de caña diarias. Debía inaugurarse y entrar en servicio en 2005.

Con la participación de un consorcio brasileño y la asesoría de "expertos" cubanos, estaba destinado a ser el más grande central azucarero de América Latina. Lejos de tan brillante destino, ha venido consumiendo dólares como si fuera lo único que muele.

Desde Aló, Presidente se ha anunciado su inauguración en fechas repetidas. La penúltima promesa fue marzo de 2008. Y nada.

Han caído ministros. Han caído gerentes del central. Ha habido procesos judiciales y chivos expiatorios. Algunos cubanos consideraron prudente retornar a su país o cambiar de oficio. Los brasileños se dan golpes de pecho.

Los cañicultores de las regiones circunvecinas han tenido que enviar sus cosechas para que sean procesadas en los ingenios de Tolimar y Aguaca, en Guanare; Río Turbio, Pío Tamayo, Pastora y Carora, en el estado Lara, y en alguno otro en Portuguesa. Miles de toneladas se han perdido.

La más reciente fecha para que el central arranque la dio el Presidente de la República en julio, cuando dijo que "el Caaez estará listo para marzo de 2009". Entonces, aprobó 34 millones de dólares más para el central, y 12 millones para la zafra diferida. Nadie sabe a cuánto ascienden los egresos del Estado para el Caaez.

Lo que sabemos y nos llega de manera constante son los informes de los productores sobre el calvario que han significado sus relaciones con los gerentes del Caaez para obtener los créditos destinados a la siembra. Es un via crucis de muchas estaciones.

Las noticias provenientes de la gloriosa Sabaneta indican que los trabajadores paralizaron el complejo esta semana (el miércoles 24), porque el Gobierno no cumple con sus compromisos. De 800 trabajadores, apenas quedan 223. Denuncian que la compañía contratista Trimeca ha disminuido su capacidad operativa.

También se quejan de que hay un personaje de la dinastía gobernante que influye de manera desmedida en el Caaez.

¿Quién quiere escribir la historia del central azucarero más grande de América Latina, y sin duda el más costoso? Quien se atreva debe saber de antemano que puede ser acusado de conspirador y de atentar contra las instituciones de la República.

El Nacional
Editorial