viernes, 4 de julio de 2008

Ingrid Betancourt: "Hay cosas que se quedarán en esa selva"


A través de Caracol Radio, Ingrid Betancourt le ha contado a Darío Arismendi episodios horripilantes de cómo la guerrilla les engañaba y les maltrataba. También dijo que las experiencias terribles que vivió se quedarán en la selva.

Escuche a Ingrid Betancourt contar dramáticas experiencias de su cautiverio.

Agradeció a los muchachos del Ejército Nacional de Colombia que estuvieron dispuestos a arriesgar su vida por salvar las de los 15 secuestrados: “Es tan lindo, es tan generoso”. Dijo estar en deuda para toda la vida, y llena de admiración por las fuerzas militares que descubrió. Igualmente agradeció a Uribe por haber puesto en juego su prestigio para llevar a cabo la operación que les devolvió la libertad.

La recién rescatada habló con Caracol Radio vía telefónica, y explicó sobre la primera vez que vió una computadora portátil en la selva: era propiedad de alias Gafas, uno de sus carceleros, y éste les puso a los secuestrados una película en DVD. “Fue la primera vez que vi a un comandante con un… un computador portátil, y me acuerdo mucho que nos descrestó porque nos puso una película de DVD en su computador, y para nosotros fue como cuando llevan a los niños al circo. Estábamos embobados mirando la película que nos puso en medio de la selva, y después la angustia de todos nosotros pensando que mientras estábamos mirando esa película nos hubieran filmado como unos bobos, riéndonos, mirando la pantalla, y que pudieran utilizar eso como prueba de vida”.

“Eso sucedió varias veces. Este diciembre, y da como verguenza narrarlo, nunca nos habían regalado nada, ellos no nos consideraban para nada y un día llegan con unos platos de arroz con pollo adornado con salsa de tomate y mayonesa, un lujo nunca visto para nosotros, un trago, y la gente comenzó a tomar (…) pensé ¿esto por qué será?, y después veo a Gafas escondido detrás de unos árboles filmándonos”.

Al igual que Luis Eladio Pérez, pensó en suicidarse, pero día a día lo pospuso esperando escuchar las voces de su madre y sus hijos por la radio.

Recordó entre lágrimas los maltratos que sufrió: “Nunca traté a mi perrita como me trataron a mí”. Le impresionaron los grados de depravación humana que presenció y las miradas de odio de los guerrilleros, incluso algunos de ellos que eran apenas niños: “Vi muchos muchachitos más pequeños que mis niños, tan crueles, tan cínicos, tan malvados”. Dijo que muchas veces había que conseguir cigarrillos para que los guerrilleros se los intercambiaran por las medicinas que necesitaban, pues no les importaba su estado de salud.

Hay cosas que se quedarán en esa selva

El periodista de Caracol Radio le preguntó si en algún momento de su cautiverio habían tratado de violentarla. Betancourt respondió que había pasado momentos muy difíciles y experiencias muy dolorosas, pero que cuando se dió cuenta de que era libre, “le juré a Dios que esas cosas se quedaban allá en esa selva. Lo que se vivió se quedó allá”.

Ingrid Betancourt reconoció que tomó decisiones que hicieron sufrir mucho a sus hijos, a su madre, y a su familia, y dijo que no volverá a la política sin consultarlo con ellos.

Vía Caracol Radio Fotocrédito Ricardo Mazalan AP Photo

http://www.noticias24.com/actualidad/?p=15708

6 comentarios:

Arcangel Vulcano dijo...

Te saludamos fraternalmente y nos complace informarte que tu excelente blog ha sido galardonado con el Premio “Blog Ácido”.

Arthur dijo...

AO Blog Resistência de Leon de Caracas

Fred

Tienes un Prêmio "Blog Ácido" outorgado por nosostros, do Blog MOVCC do Brazil.

Abrazo Fraterno

Arthur

María Angélica dijo...

Excelente todos tus post acerca de la liberación de los rehenes.
De a poco las FARC tendrán que desaparecer de la faz de la tierra.
Saludos.

Pandora dijo...

Arcángel Vulcano:

Gracias por el premio. Acabo de responderte en tu blog, y ahora me entero que MOVCC también nos ha otorgado el mismo premio, ya es doble: doble-acida. Perfecto.

Saludos

Pandora dijo...

María Angélica:

Hay material de sobra sobre el tema de Ingrid Betancourt y los otros secuestrados que fueron rescatados. Esa noticia ha llenado las páginas de todos los diarios del mundo. Es algo increíble. Lo que hicieron los militares colombianos fue una gran proeza, y los bandoleros de las FARC han quedado como unos grandes tontos que fueron engañados como niños.

Saludos

Pandora dijo...

Arthur:

Muchas gracias. Un reconocimiento que recibo con gran alegría (siempre me alegra recibir premios, etc., etc.) y sobre todo cuando proceden de los hermanos de Brazil.

Recibe un fuerte abrazo.