miércoles, 9 de julio de 2008

EEUU pide extradición de los custodios de rehenes de FARC


El Gobierno de Estados Unidos solicitó este miércoles formalmente a Colombia la extradición de dos guerrilleros de las FARC capturados en el operativo de hace una semana en el que fueron rescatados 15 rehenes de ese grupo rebelde, informó el ministerio de Exteriores colombiano. La petición por "secuestro y terrorismo" recae sobre Gerardo Aguilar (alias 'Cesar') y Alexander Farfán ('Gafas'), quienes según Bogotá estaban al frente del comando que custodiaba a un grupo de los rehenes que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) proponen canjear por 500 rebeldes presos.
Entre esos cautivos se encontraban los estadounidenses Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell, que estuvieron en poder de las FARC desde febrero de 2003.

En la misma operación recuperaron la libertad la política colombo-francesa Ingrid Betancourt y 11 miembros de las fuerzas armadas colombianas.

"La solicitud, acompañada de la documentación correspondiente, fue presentada al mediodía", señaló este miércoles un funcionario del Palacio de San Carlos, sede del ministerio de Exteriores.

El embajador de Estados Unidos en Bogotá, William Brownfield, anunció el martes que su gobierno planeaba presentar el pedido de extradición.

La solicitud estadounidense fue considerada como un exabrupto por el abogado de los dos rebeldes, Eduardo Matías.

"El delito que se les imputa a ambos fue cometido en territorio de Colombia, así que deberían ser los tribunales colombianos los que los juzguen", señaló el jurista.

Los dos guerrilleros, a quienes sus antiguos rehenes describieron como "carceleros", "despiadados" y "verdugos", se encuentran detenidos en una celda de alta seguridad de la Fiscalía en Bogotá.

Ambos guardaron silencio en su presentación ante la prensa por parte de las autoridades militares. Allí aparecieron cabizbajos y con señales de haber sido golpeados.

Según su abogado, ambos reconocieron que se vieron sorprendidos por el operativo que rescató a los rehenes, descartando así versiones de prensa que señalaron que pudieron haber sido sobornados por el Gobierno colombiano para que entregaran a los cautivos.

Aguilar, de 49 años, era considerado uno de los hombres más cercanos al jefe militar de las FARC, Jorge Briceño ('Mono Jojoy').

Su compañera sentimental, otra guerrillera llamada Luz Dary Conde, fue detenida cerca de la frontera con Venezuela en febrero y se encuentra en la cárcel desde entonces.

Farfán, por su parte, era el responsable directo de la seguridad de los cautivos y fue descrito por Betancourt como un hombre "malvado, sanguinario y casi sádico".

Además de los cargos por el secuestro de los tres estadounidenses, Aguilar y Farfán son acusados en Colombia por narcotráfico.

Según fuentes militares, Aguilar había asumido los contactos de las FARC con organizaciones que trafican droga a través de Brasil y Venezuela, tras la muerte en septiembre de Tomás Medina, el "Negro Acacio".

Durante años Medina manejó las negociaciones de las FARC con la organización que dirigía el detenido narcotraficante brasileño Fernandinho Beira Mar.

AFP
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/2693/1/