miércoles, 9 de julio de 2008

En jaque depósitos de ahorristas en bancos venezolanos


Cabezas admite alto riesgo en las notas estructuradas

La inflación que se avecina es tan grande, que pone en jaque depósitos colocados en los bancos del país, porque banqueros amigos del Gobierno se alistan para aumentar su riqueza, con base a la negociación de bonos a la cual está obligando el sector oficial. La consideración la hizo el doctor Oscar García Mendoza, presidente del Banco Central de Venezuela, en entrevista ofrecida a la profesora Marta Colomina, moderadora del programa matutino de Unión Radio Noticias. Enfatizó García Mendoza que el país vive en un mundo surrealista que no se entiende. El daño que se le ocasiona a los más pobres del país es inmenso y todo es generado bajo la responsabilidad del presidente Hugo Chávez, quien dirigido por banqueros amigos del régimen, obliga a la Banca comercial a negociar las notas estructuradas.

La debacle anunciada se empezó a generar cuando solicitó aquel millardito al Banco Central sin nivel adecuado de reserva, más los dólares que le pasaron a Fondem. La economía no perdona suave. A las reservas internacionales se les ha retirado el respaldo que tienen los bolívares en el Banco Central, lo cual ocasiona enorme inflación y con la relación que tienen banqueros amigos con el Gobierno han creado este inmenso problema, que es único y exclusivo del presidente de la República. El Gobierno implementa las dos resoluciones que tuvo el 19 de mayo y el 18 junio pasados donde obligaba a los Bancos a publicar las pérdidas virtuales en las cuales incurrirían por vender esa notas. La información está en los balances auditados y publicados por los Bancos, donde se vislumbra que perderán más patrimonio.

En esas condiciones existe la posibilidad de una nueva crisis bancaria como en 1994, donde los primeros afectados serán los depositantes y luego el pueblo en general. En la última parte de la entrevista, apuntó el doctor Oscar García Mendoza, que este es el resultado inmediato de la extremada y grave incompetencia de este Gobierno en el manejo de las finanzas. Este Gobierno destruye y no crea, como ejemplo están la Cantv y la Electricidad de Caracas, empresas que ahora están en proceso de destrucción. Es revelador el comunicado del Instituto Venezolano de Seguro Social, en el cual le dice a los pensionados que las pensiones no serán canceladas a través del Banco Industrial de Venezuela.

Lo hacen así porque conocen que ese Banco es una catástrofe económica. Todo esto es por la incompetencia del Gobierno. Se trata de un triunfo de los banqueros amigos del Gobierno que le han hecho comprender a las máximas autoridades del país, quien sabe bajo cual término, que lo conveniente es prorrogar la situación. Esos banqueros se quedarán con sus notas estructuradas y en el transcurso del tiempo, cuando se acelere la devaluación la tasa de cambio ellos se volverán en inmensamente ricos y también aquellos que le permitieron actuar de esa forma.

La debacle que se avecina es creación del Presidente Chávez, la gente no se debe engañar. Las consecuencias la viviremos todos, de manera especial los más pobres. El país no produce nada, se han apoderado de las fincas, han eliminado la capacidad de producción del país. Lo importan todo. En algún momento los precios del petróleo bajarán. Cuando llegue a bajar ese precio las consecuencias serán tremendas. Ahora el Gobierno quiere imponer que los autos los adapten para el uso de gas y de gasolina, aunque falta gas en el mercado. Pdvsa se comprometió a traer al país los kits para la conversión de gas y gasolina en los vehículos y aún no ha traído el primero.

Ese negocio propuesto por los banqueros amigos del Gobierno es el más gigantesco y productivo y corrupto que ha habido en la historia de Venezuela. Los banqueros que son más vivos o más ilustrados que los corruptos, han hecho este desastre. Los más afectados serán los depositantes y después el resto del país. El Gobierno no tiene como parar esa inflación que será mucho mayor que la actual. Será sustancial la caída en el crecimiento interno. La actividad económica sólo es generada por el gasto corriente y aumentará más en este año electoral.

Entorno Inteligente

Cabezas admite alto riesgo en las notas estructuradas

Indica que no fue adecuado que el Fonden las adquiriera en 2006


El Ministerio de Finanzas le ha otorgado a los bancos un plazo que vence el 19 de agosto para que vendan un cúmulo de papeles (notas estructuradas con bonos en dólares) que a su entender, viola la norma que impide tener posiciones en divisas por un monto superior a 30% del patrimonio, dando pie a un desajuste que recién aflora. Analistas explican que el descenso en el precio de los papeles y la caída en el valor del dólar paralelo puede traducirse en pérdidas importantes para el sistema financiero. Rodrigo Cabezas, ex ministro de Finanzas, señaló en Venezolana de Televisión que "el objetivo del Estado venezolano es tratar que la banca cumpla con la normativa en relación a la posición en dólares".

Inmediatamente añadió que el lunes "tuvimos una amplia conversación con el ministro de Finanzas en la Dirección Nacional de PSUV y puedo transmitir lo siguiente: aquí no va a haber ninguna crisis financiera".

"La presión o el porcentaje por la posición en dólares vía notas estructuradas que tienen los bancos debe ser tratada con absoluto cuidado por parte del Estado", dijo Rodrigo Cabezas, y añadió que "es probable que algunos bancos, tres o cuatro, tengan ciertamente una alta participación en sus activos de notas estructuradas".

A través del Fonden, un fondo destinado teóricamente a planes de desarrollo, el Ministerio de Finanzas adquirió en 2006 las notas estructuradas, con bonos de otros países, entre los que figuran Ecuador y Argentina.

Posteriormente, las vendió a la banca privada.

Rodrigo Cabezas admitió que "la decisión del Estado en 2007 bajo nuestra conducción y con pleno respaldo del presidente de la República era que un conjunto de notas estructuradas que se habían adquirido a lo largo de 2006 fueran colocadas en el mercado dado el carácter riesgoso de ellas".

Además afirmó que "no hice ninguna compra de notas estructuradas. No creo que fue adecuado adquirir esas notas estructuradas en 2006, es mi punto de vista como economista, creo que era demasiado riesgoso. Ahora, el Estado progresivamente fue saliendo de ellas".

El economista José Guerra, resaltó que la compra de este tipo de instrumento por parte del Fonden violó la Ley, ya que este fondo debe destinar los recursos, de acuerdo con las normas, a gastos en salud, infraestructura, educación y mejoramiento de la deuda.

Además subrayó que la banca se expone a un alto impacto al vender los papeles.

El Universal
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/2692/1/