miércoles, 2 de julio de 2008

Defensa del general Vivas confirma su liberación


El abogado José María Zaa señaló que el general tiene una "libertad limitada" puesto que no puede abandonar la ciudad, debe presentarse cada 15 días ante la fiscalía militar, no puede rendir declaraciones a la prensa ni participar en actos públicos.

El abogado José María Zaa, asistente legal del general Ángel Vivas, quien ayer hizo pública su petición de nulidad del lema militar "Patria, socialismo o muerte" y luego fue detenido, confirmó la liberación del funcionario alrededor de las 11:00 pm de este martes. "Ya el general está en su residencia, pero tiene una libertad limitada, puesto que no puede salir de la capital, debe presentarse los quince y últimos día de cada mes en la Fiscalía Militar, tiene prohibido emitir declaraciones a los medios de comunicación y participar en actos públicos", dijo.

El defensor explicó que el general no fue acusado formalmente, y solo recibió una "preimputación'' por los delitos de ofensa a la fuerza armada e insubordinación.

"En leyes venezolanas no existe la preimputación. O eres imputado o no eres imputado (...) Este proceso está totalmente viciado'', dijo Zaa al cuestionar la investigación judicial que se le abrió al general.

El abogado rechazó los señalamientos que hicieron los fiscales militares contra Vivas Perdomo, y sostuvo que el alto oficial "lo que hizo fue defender a la Fuerza Armada, y nunca desobedeció ninguna orden. El general no está tomando partido. El sólo ejerció una acción en particular en defensa de la Constitución''.

Zaa insistió en que Vivas Perdomo "no cometió delito. Se está fraguando la construcción de un expediente''.

Indicó que el general se encuentra preocupado por la falta de claridad que rodea su proceso. "El general no se siente arrepentido de su acción porque ejerció un derecho legítimo al introducir un recurso de nulidad, y porque sostiene que un militar tiene la obligación de velar por el valor de la institucionalidad (de la fuerza armada)'', agregó.

El jurista advirtió que a las dos de la tarde el general fue "invitado" a una reunión en la Dirección de Inteligencia Militar, se supone que en referencia a su denuncia publicada horas antes, por lo que se le hicieron una serie de interrogatorios y lo mantenían privado de su libertad.

Saab asegura que desde el 15 de mayo, fecha en la que se interpuso la demanda por la nulidad del lema militar, hasta ayer 1° de julio, el General Vivas no había sido molestado de ninguna manera, ni se le había solicitado que acudiera a alguna instancia militar, por lo cual resulta extraño que hasta ayer prácticamente se había hecho caso omiso a su denuncia.

Asimismo informó que no debería proceder ningún tipo de denuncia en su contra, ya que el general Vivas nunca ha expresado conceptos políticos del lema militar o el régimen político actual, su única intención es en defensa de la pureza de la instancia castrense y con estricto respeto y apego a las normas que regulan la vida militar.

El Nacional