miércoles, 9 de julio de 2008

Correa ordenó tomar medios de comunicación

La policía se apoderó de las instalaciones de dos canales de TV en Quito y Guayaquil. También clausuró una radio. Aún no hay información sobre los motivos de esta decisión. El presidente del canal estatal, Enrique Arosemena, presidió el martes un operativo policial, tanto en Quito como en Guayaquil, en el que las autoridades de la Agencia de Garantía de Depósitos (un organismo oficial encargado de lograr la estabilidad del sistema financiero ecuatoriano) tomaron las instalaciones de los canales TC-Televisión y Gamavisión, mientras que a la misma hora el gobierno clausuró una radio en esa ciudad portuaria. Las instalaciones de ese canal en ambas ciudades están rodeadas por decenas de policías, mientras que sus empleados son presas del desconcierto, algunos todavía dentro de las instalaciones muchos de ellos llorando, profiriendo esporádicos gritos de rechazo a la acción.

Edison Manrique, de radio Sucre, dijo a The Associated Press que "a las tres de la mañana llegó una orden de clausura. No indican los motivos, desde esa hora estamos sin señal".

El gerente de la AGD, Carlos Bravo, aseguró desde la instalaciones de TC Televisión a los empleados que estaban en el lugar que su estabilidad laboral "está garantizada".

Tras una reunión, el representante de los trabajadores, Fausto Valdiviezo, informó a la prensa que se designó como administrador a Enrique Arosemena y a José Toledo como vicepresidente de noticias.

Explicó que se dispuso que se dé paso a una "programación regular ... luego habría una reunión con los periodistas para saber cuáles son los alcances de las disposiciones y lo que quieren hacer de aquí en adelante en cuanto a contenido, a los editoriales. Me imagino que habrán cambios, obviamente este siendo un canal estatal".

Dijo a los empleados que "habrá la oportunidad de conversar asuntos muy nuestros, hay que escuchar a los nuevos administradores, hay que darles la oportunidad de que ellos hablen para saber a qué nos vamos a atener".

Hizo un llamado a sus compañeros a que "vengamos normalmente a trabajar, que ya habrá oportunidad de conversar" "Nos sentimos indignados", aseguró uno de los reporteros del canal, José Luis Calderón.

El canal se mantenía en aparente transmisión regular de su programación, aunque la transmisión en vivo de los reporteros se terminó a las cinco de la mañana, después de que uno de ellos dijera al aire que hasta esa hora estaban autorizados a expresar sus comentarios.

Desde el sábado corrían versiones acerca de lo sucedido hoy, pero el mismo fin de semana el gobernador de la provincia del Guayas, Leonardo Vicuña, desmintió los rumores sobre una posible incautación por parte del Estado a TC televisión.

"No hay absolutamente ninguna disposición que conduzca a embargar los medios de comunicación", había dicho Vicuña.

El gerente general de TC televisión, Jorge Kronfle, en un comunicado expresó había dicho el fin de semana que "alertamos al señor presidente de la República... que de materializarse este rumor no sólo se atentaría contra la libertad de prensa en Ecuador, sino que se afectaría gravemente a la imagen de su gobierno en el ámbito internacional".

El reporte aclaró que la televisora pertenece al señor Estéfano Isaías Dassum, hermano de los ex banqueros William y Roberto Isaías Dassum, acusados por presunta malversación en el desaparecido banco Filanbanco, que estuvo bajo su administración. Estos abandonaron el país el 2000 y viven actualmente en Miami.

"TC televisión es totalmente ajeno a este último juicio y nunca fue citado e involucrado", agregó el comunicado. La Corte Suprema de Justicia tramita a través de la cancillería ecuatoriana la extradición de los ex banqueros desde Estados Unidos, para lo cual entregó documentación en inglés que sustenta el pedido.

Infobae
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/2685/1/