jueves, 17 de julio de 2008

CILIA FLORES: Mayúsculo caso de nepotismo en Venezuela. Es difícil encontrar un caso de nepotismo como éste

Cilia Flores, hasta sus tatatarabuelos "trabajan" en la Asamblea Nacional.


La denuncian que señala que la presidenta del Parlamento venezolano ha contratado a 37 parientes en puestos administrativos ha llegado a la prensa española: Jaime López escribe un reportaje en “El Mundo” de este jueves.

Este es el reportaje de Jaime López en el diario “El Mundo”:



Es la revolución en familia. Y un claro ejemplo del descarado nepotismo que existe en la Administración bolivariana. Cuentan un chiste en el Parlamento venezolano, según el cual, si alguien camina por los pasillos o entra en una oficina y grita «¡Flores!», la mitad de los presentes se da la vuelta.

Más allá de la exageración, unas denuncias formuladas ante la Fiscalía y la Contraloría por ex empleados del Poder Legislativo acusan a su presidenta, Cilia Flores, de haber aupado a 37 familiares en puestos administrativos, violando en muchos casos los procedimientos de contratación y concurso público.

Teodoro Petkoff, intelectual y director del diario satírico Tal Cual, afirmó que con esta marca Flores «ha batido el récord de su amado líder [Hugo Chávez], quien en Barinas tiene enchambada [empleada] a casi toda su familia». Sin embargo, según Petkoff, «Yo-el-Supremo se conforma con sus parientes directos; en cambio, la doctora Flores ha metido parientes hasta del cuarto grado de afinidad y, por lo visto, a todos los consanguíneos que encontró».

La denuncia procede del mismo sindicato bolivariano de la Asamblea Nacional, identificado con el proceso revolucionario, y desvela que la presidenta benefició a hermanos, primos, sobrinos, cuñados, nueras, primos de sus hijos y tías de sus sobrinos… Todo su árbol genealógico. Mucha gente bromea sobre si es posible enchufar a tantos familiares, o si alguien conoce en su entorno a tantos familiares que privilegiar.

William Díaz, presidente del mencionado gremio progubernamental de empleados, dijo que «estamos hablando de casi 40 cargos que concursaron, ganaron y están en la nómina del Parlamento teniendo relación directa con la presidenta de la Asamblea Nacional». Díaz hizo un llamado a Chávez para que intervenga en el asunto: «Pedimos al jefe de Estado que hable con Cilia Flores y que ella le explique». La presidenta dirige el Poder Legislativo, formado en su inmensa mayoría por diputados del Partido Socialista (PSUV) desde el 15 de agosto de 2006. Relevó en el cargo a su marido, Nicolás Maduro, el actual ministro de Exteriores. Flores fue muy criticada a finales del año pasado, cuando el Parlamento radicalizó una reforma socialista a la Constitución propuesta por Chávez y rechazada en diciembre mediante un referéndum.

La actitud de sumisión del Poder Legislativo frente al Gobierno ha desembocado en numerosas marchas de protesta frente a la Asamblea Nacional, donde recientemente cientos de estudiantes acudieron con heno y arbustos para pedir a los diputados que dejaran de «hablar paja» y subordinarse a los dictámenes del Palacio de Miraflores.

Pero el nepotismo en tiempos de la revolución bolivariana es un fenómeno que suma y sigue. Pica y se extiende. Si Chávez, con su ejemplo, benefició a hermanos y sobrinos en su tierra natal, otros camaradas socialistas no se quedaron atrás. La oposición tampoco se salva de esta epidemia. El gobernador del estado de Falcón, Jesús Montilla, quiere postular a su esposa para sucederle en el cargo en las elecciones regionales de noviembre. La máxima autoridad de Lara, Luis Reyes Reyes, apoya la candidatura de su hijo para la alcaldía de la capital de su estado, Barquisimeto. El gobernador de Guárico, Eduardo Manuitt, quiere que su hija Lenny continúe su gestión. En Nueva Esparta, el gobernador Morel Rodríguez apoya la candidatura de su hijo Morelito a la alcaldía de Mariño. El ex gobernador de Yaracuy, exiliado en Perú, Eduardo Lapi, quiere postular a su hermano para aprovechar su apellido…

En la sección “Vox Populi” de su página 2 el mismo dedica un comentario al tema:



Texto:

CILIA FLORES

Mayúsculo caso de nepotismo en Venezuela. Es difícil encontrar un caso de nepotismo como éste. La presidenta de la Asamblea de Venezuela ha colocado nada menos que a una cuarentena de familiares en distintos puestos de la Cámara. Ya no le queda ningún primo al que enchufar, como ha denunciado la oposición.

http://www.noticias24.com/actualidad/?p=16035