domingo, 1 de marzo de 2009

Chávez responde a Obama: "Váyase a lavar ese paltó"




El primer mandatario nacional fijó posición sobre los informes del gobierno estadounidense sobre drogas y derechos humanos, diciéndole a Obama "continuista de Bush" y mandándolo "a lavar ese paltó". Durante el discurso en el marco del acto de orden parlamentario en conmemoración del 27 de febrero, Chávez se mostró indignado de que EE.UU. acusara a Venezuela de "violaciones de Derechos Humanos y de favorecer el narcotráfico".

"Yo creo que Obama no se ha enterado de Guantánamo, de la la Ley Patriótica, los bombardeos en Irán (...) qué va a hablar Obama de derechos humanos. Son estupideces" indicó en referencia a los pronunciamientos de su par estadounidense y de la Secretaria de Estado de ese país, Hillary Clinton.

"Váyase a lavar ese paltó, Señor Obama (...) y que alguien se lo traduzca en criollo" sentenció.

"¿Será que hay un nuevo gobierno en Estados Unidos o será que sigue mandando Bush? Obama parece un continuador del bushismo, allá él, a mí no me importa, independientemente del imperialismo norteamericano esta revolución seguirá su rumbo".

"El gobierno del señor Obama arremetió de nuevo contra Venezuela. Ha dicho que Venezuela y yo, con nombre y apellido, no colaboro en la lucha contra el narcotráfico. El país donde más se apoya al narcotráfico en este planeta es Estados Unidos", exclamó el presidente venezolano.

"Estados Unidos es el primer consumidor de drogas del mundo, ¿cómo es eso que no pueden detener el ingreso de drogas? Obama, encárguese de lo suyo que yo me encargo de lo mío. No se meta conmigo señor Obama", prosiguió.

El Departamento de Estado de Estados Unidos indicó el viernes en su informe mundial antinarcóticos que Venezuela es uno de los principales países de tránsito de la droga en el continente y la situación empeora por la falta de cooperación de su gobierno.

Pero Chávez aseveró que su gobierno ha "golpeado al narcotráfico como nunca antes. La DEA (agencia antidrogas de Estados Unidos) aquí apoyaba al narcotráfico, al golpismo".

EFE






Cubanos hasta en la sopa

La subordinación a Cuba anacrónica-comunista es intensa. Utilitaria. Vigorosa.

Inaudito. ¿Cuántos "técnicos" y/o "asesores" caribeños -según se prefiera tildarlos- habrá hoy en el país, disponiendo y/o injiriendo en asuntos internos privativos de los venezolanos? Nadie sabe. Es un enigma. Un acertijo. La omnipresencia de estos siniestros operadores, espías, esbirros o soplones -como plazca mentarlos- es ya parte del paisaje-drama nacional. Si hasta procónsul tienen en Venezuela. Están incrustados en todos lados. Encumbrados. Privilegiados. Tutelando cuanta actividad o función es inherente del Estado.

La subordinación a Cuba es intensa. Vigorosa. Generalizada. La dependencia es aún mayor. Diríase que el agónico barbudo caribeño no sólo asesora al régimen bolivariano. Cogobierna. Si el contubernio es útil para la autocracia local, es más rentable para la tiranía caribeña. Se estima que en 10 años del "mar de la felicidad" las trasferencias al régimen castrista rondan los 9 mil millones de "asquerosos" dólares imperialistas. Esta "santa" alianza entre Caracas y La Habana constituye la más primitiva, brutal e indigna forma de explotación del hombre por el hombre. "Plaga" que la letanía "socialista" le endilga al capitalismo salvaje. Pero, en la práctica, son los regímenes negreros-tiránicos como Cuba los que exprimen laboralmente a sus ciudadanos sin ningún tipo de escrúpulo ni respeto por sus derechos humanos.

Según reportes, Venezuela cancela a Cuba $800 mensuales por cada entrenador deportivo asignado al país y estos sólo perciben 200 de las autoridades cubanas. En el caso de los médicos de Barrio Adentro, únicamente les otorgan $400 de los 1.200 que paga Caracas.

Los "especialistas", "asesores", "técnicos" y demás "lumbreras" cubanas copan todos los espacios y niveles jerárquicos de la administración pública venezolana. Se calculan entre 130 y 150 mil. Forman parte de los anillos de seguridad de Su Serenísima Majestad. Deciden. Dirigen. Supervisan. Están en los Registros, Notarías y Tribunales. En las cárceles. En la Onidex adjudican cédulas y pasaportes. Tienen potestad para crear empresas estatales. Gobernarlas. Importan. Comercian. Y, desde ahora en adelante, los tendremos también sembrando yuca y cosechando caraotas. ¡Como si aquí no hubiese mano de obra calificada (y desempleo) para ocuparse de esas labores agrícolas!

Hacia dónde arrastran al país con esta nefasta alianza. Con este empeño de implantar el comunismo. Ese sistema fue el gran fracaso del siglo pasado. No hubo manera de salvarlo. Ni hay forma de revivirlo. El comunismo es tiranía, atraso, desempleo, miseria, inflación y carestía. El ejemplo económico a seguir no es Cuba. En todo caso, sería China, que hace rato se incorporó al libre comerció y se abrió a la inversión privada internacional. Aquí sí cabe (urge) revisar, rectificar e impulsar un proyecto político, económico y social progresista, distinto al comunismo cubano, que salve a Venezuela.

El Universal
Miguel Sanmartín