lunes, 23 de marzo de 2009

El Paquetico


Después de un recorrido por la Isla de la Fantasía, hablando de todo lo que debió haber hecho en estos diez años y no hizo, y prometiéndolo otra vez “para mañana”, el hombre entró en materia. En términos beisboleros lo que soltó fue un “podrido”, un rolincito al pitcher.

Entre la opción del paquete y los paqueticos, escogió la segunda, es decir, la peor, después de la de no hacer nada, que es la de medidas por cuentagotas, inconexas e incoherentes.

La más importante que anunció es clásicamente fondomonetarista: reducir el gasto público. Exactamente lo opuesto de lo que aconsejaría una óptica dirigida a salvaguardar los intereses populares. Cuando todo indica que la economía está entrando en declive, recortar el gasto es profundizar los factores recesivos.

La horrible falta de previsión que llevó a comerse las vacas gordas y a no guardar nada para cuando llegaran las flacas, agarra al gobierno con las posaderas en dos manos. Destruyó el Fondo de Estabilización Macroeconómica, pasó al Fonden todos los ingresos extraordinarios y los despilfarró.

¿De dónde saca Alí Rodríguez que en el Fonden hay 57 millardos de dólares? O lo engañan o nos quiere engañar. La reducción del gasto, en términos reales es muy grande. Con respecto a lo ejecutado del presupuesto oficial de 2008 y del paralelo (Fonden), el recorte anda por los alrededores del 30% del PIB. Eso lo va a pagar el país en términos de una fuerte caída de éste.


Pero, puesto que lo de los 57 millardos del Fonden es pura coba, además de reducir el gasto, Chacumbele apela, además, a una jugada que en otra época habría denunciado como “neoliberal”: subir el IVA. Como esta alza no forma parte de un combo (utilicemos una palabra que a lo mejor no le produce tanta piquiña a Chacumbele), producirá un daño colateral: más inflación.

Además, para remendar un capote que él mismo desgarró con su ignara política económica, y tal como cualquiera de los gobiernos que lo antecedieron hiciera, va a incrementar la deuda pública este año en 34 mil millones de bolívares, es decir en la pelusa de unos 18 mil millones de dólares.

Pero, como ni aún así cuadran las cuentas, la referencia que había hecho a la “bola de plata” que hay en los bancos privados, la concretó. Les pide a éstos que entreguen al gobierno esa parte de los depósitos del público que los bancos deben destinar a las llamadas “gavetas”, es decir aquellos porcentajes de su cartera de créditos que están orientados a financiar obligatoriamente determinadas actividades económicas.

¿Qué va a hacer con esa plata del público: financiar el gasto corriente o usarla para el propósito que se le supone? Si fuere esto último, entonces ¿qué sentido tiene arrebatársela a los bancos y, en el fondo, a los depositantes? Esto fue prácticamente todo. Lo demás es la misma paja de siempre.

Por millonésima vez habló de reducir el “gasto suntuario” y los “altos sueldos”. Por cierto, entre los “gastos suntuarios” mencionó las “misiones al exterior innecesarias” y del tiro hizo saber que dentro de unos días sale para Irán, Qatar y Japón.

Magnífico ejemplo de austeridad. Este paquetico o sobrecito viene a ser la cuota inicial de un programa cuya columna vertebral continúa siendo la expectativa de que el capitalismo salga de su crisis para que se salve el “socialismo del siglo XXI”.

El Paquetico
Editorial Tal Cual




Pablo Péres: Quieren eliminar a gobernadores



Más allá de que el Gobierno nacional le quitara al Zulia el puerto y el aeropuerto, el gobernador Pablo Pérez resaltó los beneficios que con los recursos provenientes de estos servicios autónomos le ha ofrecido a los zulianos la Gobernación, como la construcción y reacondicionamiento de hospitales y ambulatorios en materia de salud; y las becas Jesús Enrique Lossada en el ámbito educativo. Destacó la ejecución de la autopista Lara-Zulia; mientras "el centralismo no tiene una sola obra que mostrar en el estado".

En entrevista con La Verdad desde Caracas, el mandatario regional dijo que con la extensión de la medida de reversión de competencias administrativas a los estados a todos los servicios considerados de interés público general el Gobierno demuestra que lo que quiere es prácticamente eliminar a los gobernadores y a los alcaldes. Insistió en el llamado al pueblo zuliano a estar alerta para que no se deje arrebatar los beneficios que ha traído 20 años del proceso de descentralización.

¿Qué va a hacer la Gobernación ante la reversión de la competencia de administración del puerto y el aeropuerto?

- Vamos a seguir todas las acciones legales ante todos los órganos jurisdiccionales correspondientes y acciones de calle en todos los estados. Donde necesitemos hacer actividades las vamos a hacer. Sencillamente no es una lucha de gobernadores contra otros gobernadores ni de gobernadores contra un Presidente, es una lucha de un pueblo que se siente arrebatado de una serie de beneficios que ha venido trayendo durante estos 20 años el proceso de descentralización.

¿Cuánto deja de percibir el Zulia al perder la administración del puerto y el aeropuerto?

- El problema no es económico solamente, ni tampoco nos limitamos al puerto y al aeropuerto, nosotros tenemos que ir más allá. Es el problema de la salud en el estado. Tenemos como comparar lo que es un hospital o un centro de salud administrado por el centralismo y uno administrado por nosotros los zulianos, igualmente las escuelas. En este proceso de descentralización y de la lucha contra el centralismo hemos traído beneficios para el estado. Está el programa de becas Jesús Enrique Lossada (JEL) como ejemplo, la gran autopista de occidente Lara-Zulia, y el centralismo no tiene ni siquiera una obra que mostrar en el estado Zulia, por eso es que los zulianos sin distingo político, sin ideología partidista estamos trabajando en función de luchar en contra del centralismo.

¿Qué más teme perder la Gobernación si se toma en cuenta que en la Asamblea Nacional a última hora decidieron que la reforma a la ley de Descentralización no estaría limitada a carreteras, puertos y aeropuertos sino que la extendieron a todos los servicios considerados de interés general?

- Por eso es el llamado, la alerta que estamos haciendo nosotros, que está haciendo el pueblo zuliano en general y el pueblo venezolano que se está dando cuenta que al final aquí lo que quieren es eliminar prácticamente los gobernadores y alcaldes y volver a como se hacía hace más de 20 años, que los elegían a dedo y las decisiones se tomaban desde Caracas, sin importar cual era la situación de cada una de las regiones o municipios.

¿No es una contradicción entonces seguirla llamando ley de Descentralización?

- Por supuesto, es que todo esto es una contradicción. La Constitución dice que Venezuela es un Estado federal descentralizado y, al contrario, es completamente centralizado. Aquí nadie le ha consultado al pueblo nada sobre esta ley de transferencias, entonces ¿qué es lo que tenemos que hacer?, tenemos un Consejo Federal de Gobierno, que hemos dicho que el Presidente lo que tiene es que instalarlo para que discutamos los temas importantes de la situación del país, como son la inseguridad, la misma descentralización, pero para profundizarla; el problema de la vivienda, el problema del empleo, el alto costo de la vida, esa es la respuesta que está esperando la gente, que un Presidente se dedique a gobernar y que nosotros los gobernadores también nos dediquemos a lo mismo.

En el Gobierno insisten en que la descentralización la entienden como la transferencia de competencias a las comunidades directamente a través de los consejos comunales y las comunas.

- Es muy difícil que alguien que crea en el poder central pueda hablar de descentralización.

¿Cómo funcionarían el puerto y el aeropuerto en manos de consejos comunales?

- Vamos a esperar yo no me quiero adelantar a los acontecimientos. En el estado Zulia los consejos comunales han trabajado con nosotros muy bien, sin problemas, sin politizarlos y sin partidizarlos.

¿Estaría entonces el cuestionamiento a esta propuesta en la politización de los consejos comunales, en que sean aprobados desde Miraflores?

- Bueno la gente en el Zulia no cree mucho en ese cuento. Nosotros trabajamos y nosotros no nos dejamos arrebatar las cosas así de fácil.

La Verdad José Gregorio Martínez
http://laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=9752