martes, 24 de marzo de 2009

Chávez acordó endeudamiento más alto de la última década


Guerra aseguró que el recorte implica un gasto 18% menor que el del año pasado


El muro de contención que intenta levantar el presidente Hugo Chávez para evitar los coletazos de la crisis económica mundial se cimenta sobre el nivel de endeudamiento más alto de los últimos 10 años.

El cambio que propuso el mandatario a la Asamblea Nacional (AN), como parte de las medidas anticrisis, implica llevar las posibilidades de endeudamiento de BsF 12,24 millardos hasta BsF 34 millardos este año, lo que se traduce en un incremento de 183% con respecto a lo pautado en la Ley Paraguas inicialmente definida.

Pero el salto interanual es todavía más profundo. En la Ley de Endeudamiento del año pasado el tope que tenía el Gobierno para endeudarse -el mercado interno y externo- era de 9,98 millardos de bolívares fuertes, con lo que el repunte entre 2008 y 2009 será de 240%.

Durante la administración de Chávez el más alto monto de deuda permitido se aprobó en 2004, un año después de la crisis de ingresos generada por el paro petrolero. Para ese período se autorizó una cantidad máxima de BsF 18,4 millardos que, todavía así, representa casi la mitad del endeudamiento que solicitó este sábado el jefe de Estado a la AN.

La Ley de Endeudamiento, también conocida como Paraguas, debe pasar por las manos del Parlamento para su reforma en los próximos días.

El ministro de Economía y Finanzas, Alí Rodríguez Araque, señaló en VTV que los bancos cuentan con suficientes recursos para asumir los papeles de deuda que emitirá el Gobierno.

La decisión del presidente Chávez de incrementar a tal nivel el monto máximo de endeudamiento obedece a la disminución de los precios petroleros en un contexto de recesión económica mundial.

Fue así como decidió que la variable de ingreso petrolero se calculara con base en un promedio de 40 dólares por barril, en lugar de 60 dólares por barril de crudo. Igualmente, en la reforma a la Ley de Presupuesto que también enviará a la AN también se incluye la rebaja en la meta del volumen de producción petrolera de 3,6 millones de barriles diarios hasta 3,17 millones de barriles por día.

De esa generación petrolera, 500.000 barriles están dirigidos al mercado interno, lo que dejará las exportaciones del hidrocarburo en 2,67 millones de barriles diarios, una disminución de los despachos cercana a 14%.

El ingreso petrolero que se calculó inicialmente en el presupuesto de este año estaba previsto en BsF 77,9 millardos, lo que representaba 46,5% de los ingresos totales. Fuentes consultadas indicaron que sólo con el ajuste del precio por barril la entrada de recursos por esta vía disminuiría en BsF 25,7 millardos, pero esto no incluye la merma en los envíos petroleros al exterior que planteó el mandatario nacional este sábado.

Con estos cambios, el recorte presupuestario anunciado se sitúa en 6,7% con respecto a la cuenta inicial, lo que dejará el monto en BsF 156,38 millardos en contra de BsF 167,47 millardos calculados inicialmente.

Pero el economista José Guerra más bien compara el monto propuesto con el gasto presupuestario total de 2008. Allí se puede apreciar una caída todavía más profunda y que se sitúa en 18%.

"Este plan es una caída brutal del gasto público. Esto no se veía desde hacía mucho tiempo y la caída real es superior a 30%, considerando el impacto de la inflación. Me parece que se les fue la mano en el ajuste", enfatizó Guerra, ex gerente de Investigaciones Económicas del Banco Central de Venezuela.

Agregó que las medidas anticrisis anunciadas por Chávez son un "ajuste fiscal puro".

Guerra se preguntó dónde están los fondos que el Gobierno dice tener. "¿Si tienes fondos para qué emites deuda? Eso se hace para complementar fondos. La conclusión es que quedó en evidencia que esos fondos no están líquidos", dijo.

Suhelis Tejero Puntes
El Universal






Por la masacre de la que es responsanble Chávez Frías: Parte acusadora pide 20 años para comisarios Vivas, Forero y Simonovis




Caracas
.- A la salida de una audiencia previa a la etapa conclusiva del juicio a los comisarios Henry Vivas, Lázaro Forero e Iván Simonóvis, y funcionarios de la policía metropolitana, el abogado de las víctimas del 11 de abril, Antonio Molina, afirmó que por los delitos que se les imputan debe esperarse una condena no menor a 20 años.

Si resultan admitidos todos los delitos presentados, dijo Molina, "estamos hablando de una sentencia que en todo caso no debe bajar de 20 años" en prisión, señaló.

Por su parte, el abogado defensor de los comisarios, José Luis Tamayo, explicó que en este caso la fiscalía "no tiene caso", porque no logró demostrar la culpabilidad de los acusados mediante pruebas.

"No hay pruebas de que tal o cual policía metropolitano individual disparó", dijo Tamayo

"Hay un solo funcionario que pareciera que hubiera disparado el arma, pero no se estableció que ese disparo haya matado a alguien. ¿Qué significan esto en pocas palabras? La fiscalía no tiene ningún caso, no hay pruebas, porque no hay relación de causalidad", explicó además.

"Ahí hubo, se demostró en el juicio, más de 300 o 400 policías metropolitanos. Porque si se habla de la policía metropolitana en general, no se individualiza, no se particulariza, y no pueden individualizar porque saben que ninguno de estos ocho que están juzgando mataron o hirireron a personas".

"No está demostrado, y en cuanto a los comisarios, no han aportado ninguna grabación que diga que Vivas, Forero y Simonovis dieron órdenes", concluyó Tamayo.

El Universal