miércoles, 1 de abril de 2009

25 firmas venezolanas deben aclarar cuentas con la DEA

Siguen congeladas las cuentas de al menos 5 casas de bolsa, 9 sociedades de corretaje y un número no definido de financieras. También se señala que Pdvsa ha realizado operaciones de compra y venta dentro del mercado de permuta y prácticamente dejó su tradicional transacción con el BCV para cumplir con sus pagos en bolívares por concepto de impuesto sobre la renta, regalía y dividendos.


Más de una veintena de casas de bolsa, sociedades de corretaje y firmas financieras siguen sin operar en el mercado internacional de bonos de la deuda venezolana, que se utiliza para realizar transacciones con el denominado dólar permuta. Autoridades de Estados Unidos congelaron las cuentas de estas compañías (ver lista), por mantener vínculos con la firma estadounidense Rosemont Finance Corporation, que se encuentra bajo investigación de la DEA.

La lista de empresas con cuentas congeladas en Estados Unidos incluye al menos a cinco casas de bolsa, nueve sociedades de corretaje y un número aún indefinido de empresas financieras que negocian títulos de deuda venezolana. Debido a que la DEA congeló las operaciones de Rosemont y detuvieron a uno de sus directivos ­el venezolano Rama Vyasulu­ durante una operación contra el blanqueo de dinero, antes de levantar el bloqueo se procederá a verificar el origen, destino y naturaleza de los fondos de cada una de las compañías que mantienen subcuentas con Rosemont.

La operación de la DEA congeló una cifra "considerablemente superior a 200 millones de dólares", según informó uno de los abogados de Rosemont en Miami, Michael Díaz, citado por la agencia Reuters.

La situación mantiene el mercado alternativo del dólar funcionado a baja capacidad.

Sin embargo, fuentes de la Bolsa de Valores de Caracas informaron que en la institución tienen puesto 63 casas de bolsa y una amplia mayoría de ellas no mantienen vínculo alguno con Rosemont ni sus cuentas han sido afectadas por la investigación de la DEA.

Pdvsa, casa de bolsa. Entre los operadores cambiarios y economistas predomina el criterio que el caso de Rosemont puso al descubierto cómo en el mercado de permuta Petróleos de Venezuela interviene como un agente más, gracias a una porción de las divisas que obtiene por sus exportaciones y que no vende al BCV.

"Pdvsa, además de todas las funciones que le ha exigido el Gobierno no vinculadas a la actividad petrolera, también asumió la de realizar política cambiaria e intervenir el mercado paralelo de divisas", afirma el economista José Guerra.

La empresa sigue sin hacer declaraciones públicas sobre el caso y se da por sentado que se negaría cualquier participación. Personas vinculadas a Rosemont niegan que Pdvsa sea parte de su portafolio de clientes. Sin embargo, entre los expertos se recuerda que hace tres años se le dio sustento legal para que la empresa pudiera participar en el mercado cambiario alternativo tras la reforma que se le hizo a la Ley del BCV, la cual eliminó la obligación que tenía la petrolera desde 1982 de venderle todas sus divisas al Banco Central.

De igual manera se menciona que en 2007 la empresa hizo una emisión de bonos por 7,5 millardos de dólares, que durante los primeros meses sirvió como opción para que los tenedores de estos papeles los revendieran y obtuvieran divisas a una tasa superior a la oficial. Esta salida del control de cambio se frenó debido a la caída de los precios del petróleo, que tumbaron el de los bonos de Pdvsa y dejó de ser una alternativa de referencia en el mercado cambiario.

Representantes de contratistas nacionales aseguran que la empresa les dio la opción de pagarles sus facturas en moneda extranjera, pero a una paridad por encima de la oficial.

También se señala que Pdvsa ha realizado operaciones de compra y venta dentro del mercado de permuta y prácticamente dejó su tradicional transacción con el BCV para cumplir con sus pagos en bolívares por concepto de impuesto sobre la renta, regalía y dividendos.

En un comunicado, el presidente de la Bolsa de Valores, Víctor Flores, invitó a los venezolanos a invertir en Bonos de la Deuda Pública Nacional y dijo que el corro caraqueño "es el mejor escenario para la credibilidad y la transparencia".




El Nacional
Telmo Almada / Andrés Rojas Jiménez






Muera la opresión


Estamos presenciando, sin anestesia alguna, una acción de extermino con los alcaldes y gobernadores de oposición.


¿Qué debe ocurrir para que la población -por lo menos la mitad de país- se movilice y salga a defender sus derechos de los arrebatones gubernamentales a puertos, plazas o mercados populares que les pertenecen a las comunidades y son administrados por sus legítimas autoridades? Sinceramente, no lo sé. Hemos dejado pasar asuntos muy graves y trascendentes sin reaccionar, nos quedamos protestando y despotricando frente a los televisores y cuando salimos a la calle nos comportamos como un pueblo sometido, acostumbrado a recibir afrentas y a soportar todo tipo de humillaciones.
No nos hace honor el "gloria al bravo pueblo" que menciona el himno nacional. Chávez se aprovecha del discurso pacifista de la oposición para crear hábitos de sumisión en buena parte de la ciudadanía que, sumados al eterno discurso nacionalista y al despliegue armamentístico con los cuales amenaza, le permiten construir libremente su fulano Socialismo del Siglo XXI, que no es más que una férrea dictadura impresentable (por eso tiene amigos como el carnicero de Sudán, al que acaba de invitar al país).

Estamos presenciando, sin anestesia alguna, una acción de extermino con los alcaldes y gobernadores de oposición. La capacidad de aplastamiento de Hugo Chávez no tiene parangón en la historia del país, pero como somos demócratas y no tenemos límites en nuestra condescendencia, hemos terminado por aceptar todos los desmanes y nos estamos tragando el autoritarismo como si nos administraran un purgante. Perdimos hasta el sentido de la autodefensa. Los discursos de la dirigencia política no hacen otra cosa que reforzar la vocación pacifista -al menos la de una mitad del país. Eso es políticamente correcto, pero ineficiente ante los métodos inescrupulosos y violentos ejecutados por el Gobierno.

Venezuela no es la India de Gandhi, donde la filosofía política de la no violencia terminó desalojando a los británicos. Hasta Gandhi tuvo que revisar su opinión y llegó a la conclusión de que, aunque los británicos respondieron a su técnica de la resistencia pasiva, otros opresores podrían no hacerlo. En vez de inspirarnos en Gandhi, hagámoslo con la letra de Vicente Salias que con música de Juan José Landaeta escuchamos a diario hasta cansarnos. Pero ni la oímos, ni queremos aprender.

Tic tac
Desmentido: pretendían utilizar a la corresponsal de la cadena de televisión Al Jazira, para tirar la bola desde Qatar de que los embajadores de Marruecos habían pedido asilo en Venezuela.

Se frustraron en sus intenciones cuando el embajador Moussa montó en cólera y amenazó con desmentirlo, lo que provocaría un escándalo internacional. Los Moussa ofrecieron anoche su despedida oficial.

Atención Seniat: ¿cómo haría el diputado Oscar Figuera para calcular su ISLR, si no sabe cuánto gana, como lo confesó a la periodista Beatriz Adrián, o es que no paga impuesto como el resto de los contribuyentes? Aunque dijo que el sueldo de los comunistas va íntegro al partido, el Seniat tiene que meterle el ojo al diputado o al PCV. Pasaportes: desde hace un año, la Casa de la Moneda mantiene en sus bóvedas 1,5 millones de pasaportes fabricados, pero no los entrega a la Onidex por falta de pago.

Barrio Adentro ¿no atenderá emergencias?: tuvo que ser hospitalizada la mamá de la diputada Cilia Flores por una infección respiratoria, pero no fue atendida por los médicos cubanos del programa Barrio Adentro, como era de esperarse. La dama ingresó con una póliza de Seguro Mercantil expedida por la AN al Centro Médico de Caracas, en San Bernardino, y fue atendida por un reconocido facultativo venezolano. Según el parte médico, se recupera satisfactoriamente...tic tac


El Nacional
Marianella Salazar