sábado, 18 de abril de 2009

"Yo vivo feliz en mi bungalow contenedor, lo tengo limpiecito"

La basura sigue ahí (Cheo Pacheco)
El gasto total de los contenedores cubrió, además de la adaptación de los espacios públicos para instalarlos, 45 papeleras y sus 15 equipos para movilizarlas hasta los rellenos sanitarios (Cheo Pacheco)
Los dispositivos fueron pensados para recibir 1.100 litros o 380 kilogramos de desperdicios (Cheo Pacheco)
En los contenedores hay colchones, ropa y otros enseres de sus habitantes(Cheo Pacheco)
Dos de los contenedores sirven de refugio y, el del medio, funciona como el sanitario común de los improvisados hogares (Cheo Pacheco)
Doris Jacquelin es damnificada de un barrio en Carapita. Habita con su pareja en uno de los contenedores de reciclaje que la Alcaldía de Caracas puso en El Valle (Cheo Pacheco)



El proyecto estrella de reciclaje de la Alcaldía de Caracas quedó en promesa


BsF 2,6 millones invirtió la Alcaldía de Caracas, al mando de Freddy Bernal, en la adquisición de los equipos para poner a andar el plan de reciclaje más ambicioso que se hubiese anunciado antes en la ciudad. Las parroquias El Recreo, Catedral, El Valle, Santa Rosalía y Coche fueron elegidas como piloto, pero en su lugar sólo quedó olvido.

En la calle paralela al centro comercial El Valle, donde se rompieron las aceras y se excavó el suelo para colocar tres de los contenedores, la única vida que tienen los armatostes es la que le da Doris Jacqueline, una indigente que reside allí desde hace varios meses.

Los dispositivos no sólo almacenarían la basura, sino que permitírían clasificar los desechos según fuesen orgánicos o no, pero ni lo uno ni lo otro: "Yo vivo feliz en mi bungalow contenedor, lo tengo limpiecito adentro", contó Doris.

Pero quienes no tienen nada que celebrar son los vecinos, aunque no culpan a Doris, sino al actual alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez: "Una semana antes de las elecciones anunciaron los nuevos contenedores con bombos y platillos, pero además de que no funcionan para lo que fueron creados, los alrededores quedaron destruidos", denunció Julio Pérez, vecino del sector.

Trina Carmona, una octagenaria encargada de un quiosco de periódicos, lo sabe bien. Sin querer, se convirtió en la vecina más cercana de Doris: "Eso no me pesa, sino todo el polvo que respiro con los escombros de las aceras rotas, vivo enferma. A eso se suma la basura acumulada en el contenedor habitual y la que tiran en la calle".

Alonso Becerra, también de la comunidad, se pregunta a dónde fue a parar el dinero del proyecto: "Ni siquiera lo pudieron terminar. Le hacemos un llamado al alcalde Rodríguez: que arregle las aceras y saque esos peroles de ahí, o que los ponga a funcionar como es".

Ya la comunidad organizada había librado una lucha para que la Alcaldía instalara un contenedor, pero una vez que lo lograron, ahora son los camiones recolectores los que no llegan a retirar los desperdicios, además de las modernas papeleras que no recogen basura, sino gente.

"Aquí tenemos un grave problema de salud pública. En la zona hay siete escuelas, una parada de jeep y comercios y la basura se pudre ahí durante semanas. La comunidad tampoco puede caminar tranquila por su acera, porque hasta eso nos quitaron", lamentó Becerra.

Contenedor adentro
Dos de los contenedores sirven de refugio y, el del medio, funciona como el sanitario común de los improvisados hogares. En los dispositivos, que fueron pensados para recibir 1.100 litros o 380 kilogramos de desperdicios, hay colchones, ropa y otros enseres de sus habitantes. El gasto total de los contenedores cubrió, además de la adaptación de los espacios públicos para instalarlos, 45 papeleras y sus 15 equipos para movilizarlas hasta los rellenos sanitarios. Pero la basura sigue ahí.

Con información de Briamel González

Maye Albornoz
EL UNIVERSAL







Yiseros protestaron contra agresión de la PM a un conductor






Texto y fotos GBastidas, de Megaresistencia


En horas de la noche de este viernes "yiseros" de las vías troncales de del oeste de la ciudad trancaron el distribuidor Antímano-Montalbán y la Avenida Intercomunal de La Yaguara a la altura de Carapita, en protesta por la agresión sufrida por uno de sus compañeros por parte de funcionarios de la Policía Metropolitana.

Los transportistas denunciaron que efectivos de la PM "detuvieron a uno de los choferes y cuando sus compañeros reclamaron fueron agredidos por los funcionarios quienes golpearon la cabeza de uno de los yiseros con el vidrio de una de la unidad".

La manifestación, que causó congestionamiento vehicular en la Avenida Teherán (Montalbán), la Intercomunal de La Yaguara, la Autopista Francisco Fajardo y las vías troncales, fue levantada aproximadamente a las 7:30 de la noche.

http://www.megaresistencia.com/foro/viewtopic.php?f=1&t=29859