miércoles, 29 de abril de 2009

El totalitarismo del siglo XXI bajo la lupa del Observatorio Hannah Arendt


El profesor Heinz Sonntag, director general de esta institución académica, comenta las circunstancias que acompañaron su nacimiento a comienzos del 2006, y su labor, que dio como resultado un libro publicado recientemente, referencia académica para entender la situación política de Venezuela en la última década

El totalitarismo del siglo XXI: una aproximación desde Hannah Arendt es una compilación de los trabajos que fueron presentados en el primer seminario público que hi­zo el Observatorio Hannah Arendt (OHA) en la Sala “E” de la UCV. El libro con­tiene una semblanza de la vida de la co­nocida escritora y filósofa, escrita por Heinz Sonntag, y otros ensayos sobre el pen­samiento político en términos de los orí­genes del totalitarismo, escritos por va­rios autores, entre los que destacan Elea­zar Narváez, Humberto García La­rral­de, Carlos Kohn, Friederich Welsch y Mi­guel Albujas Dorta, además del pro­fe­sor Sonntag, quien comenta que, “por co­sas de la vida, tardamos dos años en po­der publicarlo… Problemas técnicos y ad­ministrativos”.

La presentación del libro —realizada el pasado 3 de marzo en la Librería El Bus­cón, en Las Mercedes— fue, según Sonn­tag, “una gran sorpresa: el día anterior el Comité Di­rec­tivo se reunió y estimaba que la asistencia variaría entre trein­t­a y setenta personas, pero fueron más de ciento cin­cuen­ta. No nos alcanzaba el agasajo que teníamos pre­pa­ra­do gracias a una donación de la Asociación de Profesores de la UCV”.

La denuncia de la xenofobia y el antisemitismo juegan un papel muy importante para Sonntag. De hecho, en su co­lumna del diario El Nacional ha abordado el tema, re­fi­rién­dose en especial a un hombre que escribe con el seu­dó­ni­mo de “Marciano” en el diario Vea, a quien identifica co­mo José Vicente Rangel.

En ese espacio periodístico, Sonntag resalta el uso de un código característico del Gobierno para referirse, por una parte, a los inmigrantes europeos que dejaron a las ge­ne­raciones futuras el odio hacia el comunismo, pero, en ge­ne­­­ral, a todo aquel que adversa al régimen.

También critica la estrecha relación que el Presidente de la República ha establecido con su homólogo Mahmud Ah­madinejad, quien “actualmente es el campeón mundial del antisemitismo, debido a su negación del Holocausto y a su propuesta de destrucción total del Estado israelí”.

Con respecto a los actos violentos contra las ins­ti­tu­cio­nes judías en Caracas, Sonntag expresa: “Mis compañeros del Consejo Directivo del OHA y yo pensamos que el ata­que a la Sinagoga y todo lo que siguió o antecedió es con­se­cuencia directa del discurso pronunciado en los medios ofi­cialistas, específicamente en VTV, y en las publicaciones Vea y Aporrea”, y añade que es muy di­fe­ren­te observar el fenómeno de la pola­ri­za­ción que vive la sociedad venezolana en la prensa internacional y en la coti­dia­n­­idad.

“El antisemitismo está penetrado por una gran ignorancia de la historia del Pue­­­blo Judío y de las circunstancias en las que se logró establecer el Estado de Is­rael en 1948, y el territorio que los pa­les­tinos reclaman como propio es uno de los cuentos que han lanzado contra él”, co­­mentó Sonntag en respuesta a quienes de­fienden el racismo y el creciente an­ti­se­mitismo, argumentando que la violen­cia está dirigida también contra el Estado de Israel y no sólo contra los judíos de la Diás­pora.

El discurso violento genera preocupación

Podría decirse que el Observatorio Hannah Arendt surgió co­mo reacción al contenido de un discurso pronunciado por el Presidente Hugo Chávez el 24 de diciembre del 2005, en el que se refería a los judíos como los asesinos de Cristo y co­mo acaparadores de las riquezas del mundo para sub­yu­gar a otros pueblos.

“Esas palabras nos cayeron particularmente mal a Ma­nuel Caballero y a mí, por lo que redactamos un documento en el que rechazábamos las expresiones antisemitas del dis­curso oficial del chavismo”, explica Sonntag. Dicho do­cu­men­to fue publicado en enero del 2006 en el diario El Na­cio­nal y fue suscrito por más de doscientas personalidades, en­tre las que se incluían autoridades universitarias, pro­fe­so­res, estudiantes, escritores, intelectuales y científicos, y de las que surgió la propuesta de constituir un observatorio que siguiera las líneas de acción y pensamiento político del te­niente coronel Hugo Chávez.

“Cuando buscamos el nombre para este movimiento, el Ob­servatorio, se nos ocurrió el nombre de una filósofa judía ale­mana: Hannah Arendt, probablemente una de las per­so­nas más importantes del pensamiento político del siglo XX”, relata Sonntag.

Muy pronto se logró el auspicio de la Universidad Cen­tral de Venezuela, la Universidad Simón Bolívar y la Uni­ver­si­­dad Católica Andrés Bello. Actualmente, el OHA está es­ta­bleciendo relaciones con otras universidades, no sólo en el área metropolitana sino también en el interior del país, co­­mo la Universidad de Carabobo, en Valencia; la Univer­si­dad Cecilio Acosta, en Maracaibo; la Universidad de Los An­des, y otras.

Sonntag explica que, al cabo de año y medio, el Ob­ser­va­torio se nutría exclusivamente de las contribuciones que ha­cían los miembros y que, desde hace un año apro­xi­ma­da­mente, obtienen fondos de la Fundación Konrad Ade­nauer, del Partido Demócrata Cristiano de Alemania, sin com­promiso de seguir su ideología. “Hemos hecho bas­tan­te trabajo; una línea de nuestra labor ha sido y sigue siendo la observación, el análisis y la denuncia de tendencias xe­no­fóbicas y sobre todo antisemitas en la sociedad ve­ne­zo­la­na”, acotó.

Conviene destacar que el OHA prepara otros dos libros: una antología de textos sobre cultura democrática y el de­sa­rrollo político de Venezuela en los últimos diez años, y otra con textos de intelectuales, académicos venezolanos y de otros países, como Alemania, México y Estados Unidos.

Su director general reveló que tienen previstas nuevas ac­tividades, como la presentación de un proyecto para di­fun­dir el análisis sobre las causas de la violencia en la so­cie­dad venezolana, con el apoyo de la Universidad Me­tro­po­litana y la Universidad Monteávila, y un curso de catorce a dieciocho fines de semana, con líderes de los barrios po­pu­lares, principalmente del municipio Sucre. “Es un pro­yec­to grande, muy importante, planificado para finales de abril y en el que durante varios meses trabajaremos con­jun­ta­mente con los estudiantes y los líderes populares”, ex­pre­só Sonntag.

Una anécdota

Como anécdota, Sonntag comenta que Germán Carrera Damas preguntó por qué el Observatorio no llevaba el nombre de un pensador latinoamericano. “Yo lo desafié e hicimos una apuesta: él debía conseguir en cuarenta y ocho horas el nombre de un pensador o pensadora con iguales condiciones e ideas a las de Hannah Arendt. A los tres días me llamó diciéndome que obviamente no existía nadie similar en América Latina”.

La experiencia marca una pauta

Heinz Sonntag nació en Alemania, pero se nacio­na­lizó venezolano hace ya años. Estudió So­cio­lo­gía, Historia Contemporánea y Filosofía en las uni­versidades de Münster y Bochum, en la Re­pú­bli­ca Federal de Alemania y Viena, Austria, en las que obtuvo la distinción Summa Cum Laude en So­ciología y un doctorado Magna Cum Laude, res­pectivamente.

Desde 1968 vive en Venezuela. En 1974 pre­sen­tó y ganó un concurso para una cátedra de Es­tu­­dios Latinoamericanos, de la Facultad de Cien­cias Económicas y Sociales de la UCV, donde fue miem­bro del personal docente y se convirtió en Pro­fesor Titular Emérito a finales del año 2000.

Fue coordinador de investigaciones del Cen­des entre 1980 y 1983, luego director por los si­guien­tes tres años y nuevamente en el año 1993, año en el que fue electo también presidente del Co­mité Ejecutivo de la Asociación Latinoamericana de So­cio­logía.

Fue miembro de la Comisión Presidencial para la Re­for­ma de Estado entre 1994 y febrero de 1999. En junio del 2006 fue electo secretario adjunto y en septiembre del 2007 secretario general de la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia, Asovac, hasta finales de abril del 2008.

Es cofundador y director general del Observatorio Ha­nnah Arendt, una organización no gubernamental aus­pi­cia­da por la UCV, UCAB y USB. Es autor o coautor de vein­tiún libros y de aproximadamente setenta artículos y en­sa­yos en diferentes idiomas.


http://www.nmidigital.com/secciones.php?id=3&top_id=6068&s=99