viernes, 24 de abril de 2009

Un tibetano dice que el gobierno chino le torturó 'como si fuera un animal'


El tibetano Takna Jigme Sangpo, a su llegada a la Audiencia Nacional. | Efe




Un tibetano que ha estado encarcelado durante 37 años ha relatado este viernes al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que investiga a siete responsables del Gobierno chino por los disturbios registrados en el Tíbet en marzo de 2008, que fue torturado como si fuera un animal.

"No nos trataban como a seres humanos, sino como a animales", ha manifestado a los periodistas Takna Jigme Zangpo, que, a la salida del juzgado, ha explicado que todavía tiene cicatrices por todo el cuerpo.

Pese a las torturas de las que fue víctima durante su estancia en tres prisiones, Jigme Zangpo siguió con su lucha en la cárcel y con el apoyo a la causa tibetana, ha recordado.

"Casi murió en el intento, pero no podía reprimir su espíritu", ha explicado una de las abogadas británicas que lleva su caso desde hace años, Kate Saunders.

Jigme Zangpo, que abandonó la cárcel el 31 de marzo de 2002 tras cumplir la sentencia más larga impuesta a un tibetano —según ha dicho— y que ahora reside en Suiza, se ha mostrado muy satisfecho de poder contar su historia ante un tribunal.

"Hoy en día los derechos humanos existen. Hay justicia y libertad de expresión", ha apuntado.

Saunders ha explicado que la noticia de que el caso de Jigme Zangpo se esté investigando en España dará esperanza a los tibetanos, además de probar que la causa tibetana es un caso internacional pese a que el gobierno chino sostenga que se trata de un "asunto interno".

Jigme Zangpo, que también ha prestado declaración ante el juez Ismael Moreno, que investiga desde 2006 el supuesto genocidio perpetrado por el Gobierno chino en el Tíbet durante las décadas de los 80 y los 90, era profesor de primaria y fue encarcelado en 1965, tras ser acusado de "contaminar" a los alumnos con ideas revolucionarias.

La Audiencia Nacional se declaró competente el 10 de enero de 2006 para investigar el genocidio denunciado ante la imposibilidad de que pudiera ser investigado por tribunales chinos o por el Tribunal Penal Internacional.

Pedraz continuará con las testificales el próximo lunes, cuando está previsto que comparezca el disidente Wei Jingsheng.


El Mundo, España

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/04/24/internacional/1240577110.html