jueves, 30 de abril de 2009

"Tiempo de canallas"


El régimen no sólo ataca a individuos puntuales, también se burla del soberano en su conjunto

Tomo este título de la obra de Lillian Hellman a propósito de la "caza de brujas" que se llevó a cabo en Estados Unidos durante los años 50, contra todas aquellas personas que eran sospechosas de tener tendencias o alguna simpatía por el comunismo. Durante este período inquisitorial muchos ciudadanos sufrieron graves persecuciones basadas únicamente en precarias sospechas.

En el contexto venezolano actual ocurre una situación incluso peor que aquel episodio de la historia denominado "macartismo". En nuestro país todo aquel que disienta del régimen será inexorablemente perseguido o excluido de todas las maneras posibles, Nixon Moreno y Manuel Rosales son un ejemplo. El país debe tener conciencia del alcance de esta arremetida represiva. El sistema judicial se ha convertido en un instrumento de terror y trampas de todo tipo, expresadas en macabras sentencias como la de los policías de la Metropolitana. Los tribunales y la fiscalía son ejecutores de esta política abominable, pretendiendo darle "legalidad" a la injusticia.

El régimen no sólo ataca a individuos puntuales, también se burla del soberano en su conjunto, al desconocer sus decisiones colectivas. La creación de ese adefesio que pretende ignorar y sabotear al Alcalde Mayor legítimamente electo, es evidencia del cinismo con el cual manifiestan un profundo desprecio por la voluntad popular. Al parecer en ciertas regiones las elecciones del 23 de noviembre nunca existieron. Para brindarle "legitimidad" a este fraude recurren a la Asamblea Nacional, otro instrumento del terror, que rápidamente aprueba la herramienta "legal" para burlarse del pueblo.

Como si fuese poco, siguiendo un plan para la destrucción de la Fuerza Armada Nacional, se les ha otorgado un papel que dista mucho del que le corresponde. Hoy vemos a batallones enteros dedicados a la distribución de alimentos, construcción de viviendas, ocupación de plantas de alimentos, entre otros. Es oportuno preguntarse si les sobra tiempo para hacer respetar la Constitución.

El llamado es a tomar conciencia del peligro que corre la patria de Bolívar. Equivocados están quienes piensan que las posiciones adulantes y sumisas representan la salvación de la ola represiva. "Tiempo de canallas", no es sólo uno.


Ernesto Alvarenga
El Universal




Suspendidas las clases en el núcleo Mérida de la ULA




Caracas.- El rector de la Universidad de los Andes (ULA), Mario Bonucci, decidió suspender las clases en el Núcleo Mérida de esta casa de estudios, a partir de la tarde de hoy y hasta el próximo lunes 4 de mayo.

La medida se tomó por prevención luego de que este martes se suscitaran episodios de violencia en los cuales resultó gravemente herido el estudiante Yuban Antonio Ortega Urdaneta, durante la protesta que universitarios ejecutaban contra la directiva de esta institución y en reclamo de mejoras estudiantiles, informó ABN.

Bonucci basó su decisión en las atribuciones que le confiere el ordinal 12 del artículo 36 de la Ley de Universidades, el cual reza sobre la aplicación de decisiones de emergencia con la intención de propiciar un clima de orden y disciplina en predios universitarios.

Una nota emanada de la universidad indica que todavía persisten focos violentos en la zona de Campo de Oro (zona media) y en cercanías de las residencias Domingo Salazar (zona norte), lo cual refuerza la necesidad de suspensión de actividades.

El rector aclaró que "sólo las clases quedan afectadas por esta necesaria decisión, pero el resto de las actividades administrativas, de extensión e investigación se desarrollarán con normalidad".


El Universal