sábado, 18 de abril de 2009

Ledezma denuncia acoso mientras gobierno dice que es un show





El alcalde mayor de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, denunció hoy "acoso y persecución" al encarar a un grupo de policías en una calle capitalina junto con transeúntes que salieron en su defensa.


Mientras el Gobierno lo acusó de querer montar un show.

"Ustedes deben explicarme por qué me siguen, por qué me acosan, por qué me están hostigando; yo tengo derecho al libre tránsito", increpó el alcalde a varios policías en imágenes difundidas por Globovisión, muchas de ellas captadas por teléfonos móviles personales.

El incidente registrado hacia el mediodía, que no pasó a mayores, se produjo poco después de que Ledezma, junto con otros opositores al presidente Hugo Chávez, acudiera a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) a solicitar la convocatoria a un referendo.

Ledezma quiere un referendo para que sean los electores de Caracas quienes se pronuncien sobre una merma de sus competencias y atribuciones derivada de una reciente ley, que faculta al Ejecutivo a nombrar a una autoridad capitalina que administrará fondos que competían a la alcaldía mayor.

"Nosotros desmentimos cualquier agresión", declaró poco después a la emisora estatal VTV el ministro venezolano del Interior, Tareck El Aissami, quien acusó a Ledezma de "querer montar un show" y fabricar escenarios de conflictividad política e incluso de violencia.

"Olvídese de que aquí nuevamente usted va a arrastrar al país a escenarios de violencia del pasado donde usted fue protagonista", dijo el ministro.

Durante la entrega de la solicitud al CNE, Ledezma y otros opositores "intentaron agredir a funcionarios" policiales, añadió El Aissami.

Sin embargo, descartó que el incidente posterior haya sido una secuela de eso, pero no explicó a qué obedecía la presencia policial tras el vehículo del alcalde.

Las acciones de Ledezma son las de toda una oposición "desesperada" en busca de "minimizar el éxito obtenido por el Gobierno en la recién finalizada Cumbre de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA)", añadió el ministro.

Alertó, no obstante, de que la oposición a Chávez pretende "generar un ambiente desestabilizador, crear con sus actitudes un clima violento", pero el Gobierno actuará ante ello "con serenidad".


Cadena Global/EFE