viernes, 10 de abril de 2009

Venezuela Libre, CARIHMANIA , El Republicano Digital , Lucha por la Democracia , De Este Lado de la Trinchera , El Opositor, Bajo la Luz del día




Alexis Marrero, de Alexis Marrero en política, Magda Mascioli, de Libertad, Preciado Tesoro, Inés de Cuevas, de INES DE CUEVAS. Espacio de opinión e información, y Esveritate, de La verdad de la política (España), nos conceden el "Premio 11 de Abril". Muchas gracias por la distinción.

Este premio fue creado por Alexis Marrero, quien escribe al respecto:


" El premio 11 de abril se otorga como un símbolo de lucha, como un recordatorio a lo que podemos pasar si nos quedamos pasivos frete a la barbarie, este premio llenó el corazón de los que día a día hacemos lo imposible por no guardar silencio frente a la injusticia."

http://alexismarrero.blogspot.com/2009/04/premio-11-de-abril-un-homenaje-los-que.html

Las reglas de del mimo son las siguientes:

a) T odo el que la reciba directamente o por medio de otro premiado debe realizar un enlace a este post.

b) Debe premiar a 15 blog que conserven las características de lucha indicadas

c) Coloque visiblemente o en su vitrina virtual el logo del premio

d) El premio puede ser otorgado a blogs venezolanos o extranjeros.

Mis premiados este año son:


Venezuela Libre
CARIHMANIA (Vzla.)
Venezuela en Libertad
Birmania Free (USA)
DAZIBAO-Ñ-. (España)
De Este Lado de la Trinchera (Chile)
Blog da Suzy
El Cachorro Criollo (Vzla.)
El Republicano Digital (España)
Lucha por la Democracia (Venezuela)
Libertad Ecuador (Ecuador)
El Opositor (Chile)
Bajo la Luz del día (Vzla.)
Soberanía (Vzla.)
Movimiento Argenlibre (Argentina)




11 DE ABRIL. PROHIBIDO OLVIDAR













El perpetuo 11 de abril


Los comisarios son sólo chivos expiatorios de una verdad política

Desde el 4-F de 1992, y muy particularmente desde diciembre de 1998, Hugo Chávez, el mismo que acusa a todos los demás de golpistas, ha dado cientos, o quizás miles, de golpes de Estado.

El despido de 18 mil trabajadores de Pdvsa, las elecciones parlamentarias de 2005 o aquel infamante "uh, ah, Chávez no se va" en el inicio de las sesiones del Tribunal Supremo en 2006, son sólo muestras de cómo el Estado de Derecho, en Venezuela, es papel mojado, y mucho más desde hace dos semanas, cuando, en una arremetida sin precedentes, aprobó dos leyes que revierten la descentralización, expropia empresas sin fórmula conocida de pago y acosa a figuras de la oposición en tribunales absolutamente sumisos, del mismo modo como condenó a los comisarios Vivas, Forero y Simonovis, y a seis policías metropolitanos, por el caso del 11 de abril de 2002, en una sentencia que ha provocado el repudio del país.

Como en 2002 y 2007, el Gobierno vuelve a equivocar lo que significan los resultados electorales. Ganó, por insistencia y estrecho margen, un referendo en el que sólo se le permitía relanzarse a ser electo en 2012, no imponer el socialismo a troche y moche. Erra el cálculo, además, ante la perspectiva de una crisis económica sin precedentes, o quizás sólo huye hacia adelante, como lo hizo en 2002 y en 2007.

Hasta ahora, el cálculo le ha resultado. Cuenta cada vez con poderes más complacientes y con los resortes mejor manejados. Luego del 11 de abril, una sentencia del TSJ afirmó que no hubo un golpe de Estado: los comisarios, entonces, son sólo chivos expiatorios de la verdad política, que sustituye a la verdad verdadera, lo que vimos todos ese día, y a la verdad procesal. No sólo están frescas aún las imágenes de los pistoleros de puente Llaguno disparando, sino que una jueza puede condenar a 30 años a tres personas sin ni siquiera tener evidencias.

Los victimarios de hoy parecen tener seguro que jamás estarán en el lugar de las víctimas, que las tornas jamás se voltearán. Y el Presidente, el que dirige todo este circo, podrá imponer su versión del 11 de abril sólo cuando explique a todos los venezolanos por qué, mientras las balas silbaban a dos cuadras del palacio presidencial, él ofrecía una cadena nacional de televisión en la que no se daba por enterado de nada, aunque tenía tres radios a un costado de su escritorio.

Pedro García Otero
El Universal

2 comentarios:

Frank A. Caner dijo...

Gracias por apoyar la causa de Birmania,recibo el premio con orgullo,el que dedicare a la lucha de Aung San Suu Kyi,un día triste para Venezuela,pero la esperanza se niega a morir y mientras existan defensores de derechos humanos,habrá una luz en el camino para que los crímenes no se olviden y tengan la justicia que merecen.

Un abrazo solidario.

Juan dijo...

Muchas gracias Pandora por el premio. Es decorazonador ver cómo la libertad de los venezolanos está siendo socabada por un vulgar golpista que lleva a la nación al abismo.
Un abrazo