martes, 26 de agosto de 2008

Nacionalización de gasolineras puede aumentar el precio del producto y causar desabastecimiento


Expertos declararon que el Presidente optaría por cubrir el endeudamiento del Estado con el costo de la gasolina. Creen que la medida aleja a los venezolanos de su petróleo.



Expertos petroleros cuestionaron la medida de nacionalización de gasolineras, contemplada en la ley orgánica del ordenamiento del mercado interno de los combustibles que la Asamblea Nacional espera aprobar en primera discusión el próximo miércoles. Para el ex presidente de Petróleos de Venezuela y otrora ministro de Energía y Minas, Humberto Calderón Berti, los efectos de una posible expropiación de las gasolineras y empresas de transporte de gasolina se verían a los pocos meses de hacerse efectiva la medida.

En declaraciones a El-Nacional.com consideró que el Gobierno "pretende continuar la cadena de nacionalizaciones con un enorme riesgo para los consumidores, y es que el servicio se va a deteriorar de manera alarmante".

Señaló que la red de distribución del combustible es una cuestión "compleja" que durante muchos años ha estado en manos del sector privado.

"Al momento de la nacionalización, se excluyó al Estado de la distribución para asegurar la participación del sector privado en general, aunque habría algunas que eran propiedad estatal. Pasando todo el sistema a pertenecer al Estado, lo que se puede avisorar es un deterioro notable de la calidad, sin que haya ningún beneficio. Esa es una actividad bastante marginal desde el punto de vista económico, habida cuenta de las severas restricciones de los precios de los combustibles", sostuvo.

Cree que lo primero que se verá son desabastecimientos de gasolina en las estaciones de servicio, a los pocos meses de establecida la medida. "El gobierno no tiene la capacidad de mantener una red logística tan compleja", dijo. "[El deterioro de los servicios seguirá], porque esas estaciones de servicio no tienen dolientes."

Calderón Berti pone como ejemplo lo que ha sucedido desde que se nacionalizaron algunas empresas como Sidor, Cantv y la Electricidad de Caracas. Considera que los precios de la gasolina no bajarán. "La gasolina cuesta aquí tres centavos de dólar por litro, cuando en otras partes del mundo está entre noventa centavos y un dólar por litro", indica. Por el contrario, es posible que una de las consecuencias de la expropiación de las gasolineras puede ser el aumento del precio del producto.

"A pesar de los cuantiosos ingresos de importaciones petroleras, sabemos que Petróleos de Venezuela se ha endedudado con casi 20.000 millones de dólares, y el Gobierno, a pesar de los recursos, también está endeudándose. Por los compromisos internos que tiene, y los compromisos de regaladera del exterior, el Gobierno podría aumentar el precio de la gasolina para poder cubrir esas faltas", advirtió.

Por su parte, el ex presidente de Petróleos de Venezuela, Guaicaipuro Lameda, considera que la decisión de estatizar las estaciones de servicio y compañías de transporte de combustible, constituyen "la continuación de una serie de medidas de naturaleza económica que ha venido tomando el gobierno del presidente Chávez en una orientación de corte socialista", propuesta rechazada el pasado 02 de diciembre en la reforma constitucional.

Lameda indicó que lo sorprendente no es la expropiación como tal de un sector más de la economía nacional, sino la "pasividad de la sociedad civil a ver sólo con asombro la cantidad de decisiones que se han venido tomando, sin mostrar reacción alguna ante la situación".

Para Lameda, la discusión debe centrarse en torno a un proyecto de país "que fue revocado por la mayoría de la ciudadanía, frente a la imposición que quiere hacer el gobierno desconociendo esa voluntad (...) Toda la sociedad que se manifestó en esas elecciones está en pleno derecho y deber de hacer valer su palabra manifestada constitucionalmente por la vía electoral".

Lejos del oro negro

El también ex directivo de Pdvsa, Alberto Quirós Corradi, opinó que con la estatización los venezolanos estarán más lejos de la principal industria del país.

"Desde hace mucho tiempo un grupo importante de analistas petroleros venezolanos hemos venido insistiendo en la necesidad de que los ciudadanos estén más cerca de la propiedad del petróleo y de toda la actividad petrolera, y que el Estado no puede ser el único actor (...) una de las pocas actividades petroleras donde los ciudadanos tenían el derecho de participar, que era la distribución y venta de la gasolina en el mercado interno, ahora lo van a estatizar también. Es volver a una situación que se le impuso al país hace varios años, cuando se nacionalizó el mercado interno."

Quirós Corradi insiste en que el Estado ha demostrado ser mal administrador, dada la ya mencionada experiencia en Sidor, Cantv y la Electricidad. También recalcó que se verá mal servicio en las gasolineras, fallas en la distribución y disponibilidad de la gasolina y en la planificación de la distribución. "Esta es una cuenta regresiva que no puede ser buena para los ciudadanos", afirmó.

El Nacional
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/3101/1/