domingo, 17 de agosto de 2008

Bolivia: La policía pierde el control de Santa Cruz en un día violento


PALO CONTRA GAS • Los discapacitados y los policías se enfrentan cerca del Comando.



Los discapacitados, junto a los unionistas, se enfrentaron a los uniformados. El Gobierno denuncia que los líderes cruceños alistan una escalada de violencia a partir de estos hechos.


Luego de varias horas de enfrentamientos derivados de la intervención a la movilización de los discapacitados, la Policía perdió ayer el control en Santa Cruz y motivó que el prefecto, Rubén Costas, llame para hoy a una concentración a fin de que “cesen los atropellos al pueblo cruceño”.

Los enfrentamientos se iniciaron luego de que la fuerza del orden, en la madrugada de ayer, desalojara a los discapacitados de los predios de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), donde mantenían una huelga desde hace varios días exigiendo un bono anual de 3.000 bolivianos.

Los discapacitados, acompañados por sus familiares y miembros del grupo Acción Joven, llegaron hasta un módulo policial del segundo anillo para exigir que se les devuelva las pertenencias que se les habían arrebatado en el desalojo. Golpearon a un uniformado y quemaron una motocicleta de la institución.

Posteriormente, munidos de palos y otros objetos, se trasladaron al Comando de la Policía y a las 12.30 intentaron entrar exigiendo una reunión con el comandante Wilge Obleas. Los uniformados usaron gases lacrimógenos para dispersarlos, lo que desató un enfrentamiento.

Varios de ellos fueron afectados por los gases y otros cayeron en sus sillas de ruedas. Sus familiares, el grupo Acción Joven y los vecinos se enfrentaron a los efectivos del orden. La gente que observaba estos hechos gritaba: “¡Que vengan a ayudarlos los unionistas!, ¿dónde están?”.

Los legisladores Katia Romero, Wilfredo Áñez y la presidenta de la Asociación de Municipios de Santa Cruz, Elba Pinke, estuvieron en los incidentes. Los unionistas llegaron y los enfrentamientos se agudizaron.

Desde dos frentes se atacó a los policías con el objetivo de tomar el Comando, y éstos respondieron con agentes químicos y el uso de la fuerza en su intento por dispersar a los movilizados, quienes lanzaban piedras, golpes de palo, llantas encendidas con fuego y bombas molotov.

Cerca de las 14.00, la Policía logró que los movilizados retrocedan varias cuadras, pero sin que ello disminuya la tensión.

Aproximadamente a las 15.30 llegaron hasta el lugar el cívico Branko Marinkovic y el secretario general de la Prefectura, Roly Aguilera, y lograron reunirse con el coronel Obleas, quien tras el encuentro se dirigió a los medios y pidió disculpas. “Pido disculpas a toda la población cruceña”, dijo.

Pero los conflictos persistieron y se tornaron más violentos. Entonces Costas, junto a legisladores, empresarios y dirigentes sociales, decidió ir a la Policía. “(Costas) vino a frenar la represión, en estos momentos va a tomar el control de la Policía. Recibimos la Policía en nombre de la autonomía”, anunció el presidente del Comité pro Santa Cruz, Branko Marinkovic.

Mientras, en La Paz, el viceministro de Gobierno, Rubén Gamarra, denunciaba que identificaron un plan para generar violencia en Santa Cruz y que se reforzaría la seguridad policial.

A los pocos minutos, el vicepresidente Álvaro García lamentó lo sucedido y dijo que fue consecuencia de “una acción desesperada de los que fueron derrotados por la democracia (en el referéndum revocatorio)”.

Cerca de las 20.15 concluyó la reunión entre Costas y Obleas. El Prefecto dijo que debía recibir el mando de la Policía, pero que “por instrucciones de La Paz (Obleas) decidió no entregarnos (el mando)” y convocó a la ciudadanía a una concentración “para que cesen los atropellos hacia el pueblo cruceño”.

Mientras, desde el Palacio, en una conferencia de prensa pasadas las 20.30, el ministro de Gobierno, Alfredo Rada, lamentaba lo sucedido y alertaba que esto era parte “de un plan, una escalada de actos violentos” que se podría repetir en el paro del martes por la restitución del IDH.

Respecto a la versión de que el comandante de Santa Cruz iba a entregar el mando a Costas, recordó que “la Policía es una entidad que tiene un mando único nacional, conformado por seis generales de la República”.

Mientras tanto, el defensor del Pueblo, Waldo Albarracín, lamentó los hechos de violencia y condenó que intereses políticos distorsionen una “legítima demanda” de los discapacitados.

El Gobierno denunció que la oposición política regional tiene un plan para promover el enfrentamiento a partir de la próxima semana, mientras el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, acusó al Ejecutivo de ser el único interesado en generar violencia, incluso con la posibilidad de una militarización.

´Lo que ha ocurrido en Santa Cruz es el inicio de lo que parece ser un plan, una escalada de actos violentos, que ya lo han anunciado algunos dirigentes cívicos para el martes (29) de la próxima semana convocando a un paro, y dijeron que lo harán respetar por la fuerza de la violencia´, señaló anoche el ministro de Gobierno, Alfredo Rada.

Poco antes advirtieron exactamente lo mismo el vicepresidente Álvaro García Linera y el viceministro de Régimen Interior, Rubén Gamarra.

Desde Santa Cruz, Costas dijo que los oficialistas son los interesados en generar violencia y aseguró que no la permitirán. ´No permitiremos la militarización, ni caeremos en las provocaciones de los masistas, que una vez más quieren causar luto en nuestro pueblo´, indicó.

ANTECEDENTES

Movilización • Los discapacitados se movilizan desde hace 27 días a nivel nacional. En Santa Cruz ocuparon las inmediaciones de la refinería de Palmasola, en demanda de un bono anual de 3.000 bolivianos.

Legislativo • El Congreso debe aprobar una ley para crear un fondo que dé viabilidad al bono. Se acordó que los recursos provendrán del financiamiento que reciben los partidos políticos.

Situación • El gobierno de Evo Morales denuncia móviles políticos en este conflicto, ya que sostiene que la decisión sobre el bono se encuentra en manos del Congreso, que se reunirá este martes para analizar el tema.

Coyuntura • La movilización se da en momentos en los que las cinco regiones de oposición al Gobierno deciden encaminar medidas de presión y Santa Cruz aplicar sus autonomías.

La Razón, Bolivia

http://www.la-razon.com/versiones/20080816_006366/nota_249_653100.htm


Discapacitados dicen
que se radicalizarán


PROTESTAS • En La Paz, además, bloquearán vías desde el lunes. En Cochabamba, los movilizados dicen que se cortarán las extremidades.

Los discapacitados de La Paz, Cochabamba, Tarija, Pando y Potosí amenazaron ayer con tomar el Congreso Nacional, bloquear caminos, crucificarse e incluso inmolarse si es que los parlamentarios no aprueban el proyecto de ley que les confiere un bono solidario de Bs 3.000.

Según el presidente de la Federación Departamental de Personas con Discapacidad de La Paz, Teclo Gonzales, los discapacitados de las ciudades de La Paz y El Alto y de las provincias bloquearán el lunes las carreteras.

El miércoles, según aseguró Gonzales, las medidas serán más radicales pues se anuncia la toma del Congreso Nacional.

“El lunes hay una movilización desde El Alto. Veremos con las provincias del departamento para bloquear las carreteras principales, y planeamos tomar el Congreso este miércoles. Vamos a esperar a que sesionen los parlamentarios, luego ya veremos qué hacemos”, manifestó Gonzales en un contacto telefónico.

En Cochabamba, según la ejecutiva de la Federación Departamental de Personas con Discapacidad, Olga Coca, se prevé este lunes marchas de protesta por diferentes puntos de la urbe valluna. Ayer, entretanto, una decena de discapacitados del Valle Alto arribó a la ciudad para apoyar la medida. A ellos se sumará otro grupo, según anunció Coca. “Otras personas más se plegarán a nuestra petición y con eso seremos muchos más”.

Según el ex dirigente de los discapacitados de Cochabamba, David Calle —quien hace dos días renunció al cargo—, los protestantes no descartan inmolarse y amenazan con amputarse las extremidades.

“Renuncié porque no puedo permitir que mis compañeros se amputen las manos y los pies. Ellos han amenazado con eso, pero yo continuaré con la vigilia y trataré de evitarlo”, aseguró.

Las escenas de violencia vividas ayer en Santa Cruz, cuando los efectivos policiales se enfrentaron con discapacitados y los desalojaron de la sede de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), impulsó a los movilizados en Tarija a amenazar con enfrentarse con dinamita a las fuerzas del orden, en caso de ser atacados.

El dirigente del sector, Bruno Ríos, precisó que “mantuvimos un respeto a las instituciones y no buscamos enfrentarnos con la Policía, pero lo sucedido en Santa Cruz nos obliga a salir a las calles y hacernos escuchar”.

En Cobija, donde los discapacitados llevan 24 días de protesta, se anunció que se procederá a la toma de más instituciones estatales, al margen de la oficina de Impuestos Internos donde ya se instalaron hace tres semanas.

Jesús Moreno, representante de los discapacitados de este departamento oriental, afirmó que “las 35 personas que estamos aquí no descartamos el tomar otras instituciones y seguiremos firmes presionando hasta que se apruebe la ley que nos dotará de un bono anual de Bs 3.000”.

Por su parte, el presidente de la Federación de Personas con Discapacidad de Potosí, Marco Antonio Astoraique, repudió lo ocurrido en Santa Cruz y adelantó que continuarán la vigilia en la puerta de la Prefectura potosina.

Astoraique demandó a los sectores sociales de este departamento sumarse a esta medida de presión. En ese sentido, los estudiantes de la Universidad Autónoma Tomás Frías podrían apoyar a los discapacitados.

La Razón, Bolivia
http://www.la-razon.com/versiones/20080816_006366/nota_249_653108.htm



El enfrentamiento provocó al menos 21 heridos leves

EFECTOS • La mayoría de los discapacitados se intoxicó con gases; un policía se hirió el pie.


La jornada de conflicto en Santa Cruz, entre la Policía y los discapacitados, apoyados por sus familiares y la población cruceña, además de los jóvenes unionistas, dejó al menos 21 heridos leves y seis detenidos, que luego fueron liberados.

Al menos 20 discapacitados llegaron con contusiones y también afectados por los gases lacrimógenos, informó el doctor Osman Cortez, jefe de Emergencias del hospital San Juan de Dios de la ciudad de Santa Cruz.

“Llegaron varios en el transcurso de la tarde; hay varios, unos 20, pero nadie está herido de gravedad”, explicó el galeno.

Según Cortez, los heridos llegaron en su mayoría afectados por los gases lacrimógenos y casi todos se movilizaban en silla de ruedas. Hasta las 20.00 horas de ayer seguía atendiendo a los heridos por el conflicto.

Mientras que un policía herido en el pie por el estallido de un petardo fue trasladado hasta la clínica Cardenal Maurer, informaron en ese centro médico.

De este conflicto también resultaron seis personas detenidas, las cuales fueron llevadas al Comando Departamental, pero luego las liberaron, según reportó la red de televisión ATB.

Los gases lacrimógenos que empleó la Policía para dispersar a los protestantes fueron los que más daños provocaron. Los afectados no sólo fueron los discapacitados, sino también el resto de las personas que se sumó a la protesta y los periodistas que se encontraban en el lugar cubriendo el enfrentamiento.

Las personas con discapacidad manifestaron ayer que están dispuestas a enfrentarse con los policías y advirtieron que no dudarán en utilizar dinamita para ello, si es preciso.

La violencia comenzó la madrugada de ayer, cuando la Policía desalojó a los minusválidos que mantenían un ayuno voluntario. Más tarde, sus familiares protestaron delante de un módulo policial para que sus pertenencias les sean devueltas. A este grupo se unieron de a poco decenas de personas, entre ellas los jóvenes unionistas.

La batalla campal empezó cerca de las 10.00 y se prolongó hasta las 18.00 aproximadamente.

Los discapacitados demandan el pago de un bono anual por valor de tres mil bolivianos.

SALDO DEL CHOQUE

Heridos • Las personas afectadas son al menos 21, ninguna de gravedad (golpes e intoxicación con gas). Se atendió a 20 discapacitados y a un policía.

Detenidos • De acuerdo con un reporte de la red televisiva ATB, durante el enfrentamiento se detuvo a seis personas, pero luego fueron liberadas.+

La Razón, Bolivia

http://www.la-razon.com/versiones/20080816_006366/nota_249_653107.htm