viernes, 22 de agosto de 2008

Bolivia: Medidas de la "media luna" contra Morales perdieron intensidad


Sólo en Santa Cruz, Beni y Pando se efectuaron bloqueos en algunos puntos de rutas troncales que comunican esos Departamentos con el centro y el occidente del país.

Los opositores regionales al Presidente de Bolivia, Evo Morales, continuaron ayer las protestas contra el recorte de sus rentas petroleras, aunque con menor intensidad que en días pasados, con un bloqueo de carreteras que sólo secundaron tres Departamentos.


Tras la huelga celebrada el martes en las regiones de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca, todas controladas por la oposición, los dirigentes autonomistas de estos Departamentos convocaron para ayer un bloqueo nacional de carreteras de 24 horas con el propósito de "aislar" a la parte occidental del país.

Sin embargo, sólo en Santa Cruz, Beni y Pando se efectuaron cortes en algunos puntos de rutas troncales que comunican estos Departamentos con el centro y el occidente. Estos bloqueos, que fueron más intensos en las carreteras que unen Santa Cruz con la región de Cochabamba, provocaron retenciones sobre todo de camiones y la suspensión de viajes de autobuses hacia el oriente de Bolivia, informaron fuentes oficiales. Además, grupos de jóvenes autonomistas de Beni bloquearon el principal mercado de Trinidad, la capital departamental, para impedir la salida de productos cárnicos hacia la ciudad de La Paz, según reportes de diversos medios locales. A diferencia de las protestas de jornadas pasadas, ayer no se registraron choques violentos.

Los Prefectos y los dirigentes cívicos de Santa Cruz, Beni, Pando y Chuquisaca han emprendido un plan de protestas contra Morales, para exigir la devolución de una parte del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) que el Gobierno recortó a las regiones a primeros de año para sufragar una ayuda a los ancianos. Estos Prefectos acusan a Morales de querer debilitar económicamente a sus departamentos y de tratar de impedir la aplicación de los estatutos de autonomía aprobados en Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, que el Gobierno considera "ilegales y separatistas".

En Chuquisaca (sur) no se efectuaron bloqueos de carreteras por parte de los grupos opositores a Morales para evitar conflictos con la Federación de Campesinos de este Departamento. Los campesinos decidieron a su vez, paradójicamente, cortar algunas vías hacia las regiones de Potosí y Cochabamba en rechazo a las acciones de los autonomistas. En la también sureña Tarija tampoco se secundaron los cortes, si bien sus autoridades cívicas se reunieron para decidir nuevas acciones contra el Gobierno, sin descartar la toma de instalaciones petroleras para que "no salga el gas para nadie", según dijo un dirigente opositor.

Ante el bloqueo de carreteras anunciado, el Ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, afirmó que el Gobierno no intervendrá para no caer en las "provocaciones" de los opositores, principalmente en las del Prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, y del Presidente cívico de este departamento, Branko Marinkovic. Quintana acusó a estos dirigentes de pretender únicamente "sembrar violencia", al denunciar que hay "indicios del empleo de francotiradores y de grupos armados, de gente pagada dispuesta a matar, que preparan emboscadas a las fuerzas públicas si deciden intervenir". Bolivia continúa inmersa en una enconada confrontación política a pesar del referendo sobre mandatos celebrado el pasado 10 de agosto, que ratificó al Presidente Morales pero también a sus principales rivales autonomistas.

La crisis boliviana está precisamente marcada por la pugna entre el proyecto constitucional que propone Morales y el proceso autonomista iniciado en varias regiones al margen de las autoridades nacionales. Tras la consulta del 10 de agosto, Morales y los Prefectos opositores de Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca, además de representantes de Santa Cruz, lograron reunirse en La Paz para intentar la apertura de una mesa de diálogo, que fracasó por las diferencias en torno a la devolución del IDH.

Prensaescrita.com, Bolivia
http://www.prensaescrita.com/diarios.php?codigo=BOL&pagina=http://www.jornadanet.com


Santa Cruz, Beni y Pando, menos Tarija y Chuquisaca, bloquearon las vías interdepartamentales, cumpliendo la convocatoria del Conalde.


Cívicos y organizaciones ganaderas del Beni amenazan con dejar de enviar carne de res al occidente del país de forma indefinida.

Amenazan con suspender envío de carne a La Paz


• Conalde determinó interrumpir el suministro de alimentos a mercados del occidente.
• Autoridades del Gobierno no descartan ordenar la importación de este producto.

Tras el bloqueo de carreteras en Santa Cruz, Beni y Pando, el Consejo Nacional Democrático (Conalde) anuncia la radicalización de sus medidas, exigiendo la reposición de recorte del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH); entretanto, los cívicos y organizaciones ganaderas del Beni amenazaron con suspender el envío de carne de res hacia el mercado paceño.

El senador y también ganadero beniano Wálter Guiteras (Podemos) confirmó que entre las estrategias del Conalde “está no enviar alimentos destinados al consumo” en los mercados del occidente como medida de protesta.

Ante esta situación, el Gobierno, a través de la ministra de Desarrollo Rural y Agropecuario, Susana Rivero, advirtió que importará carne de res si los empresarios ganaderos cumplen su amenaza de desabastecer del alimento a las ciudades del occidente del país.

Enlace Relacionado

Bloqueo de vías tuvo éxito relativo en tres departamentos


El Diario.net, Bolivi
http://www.eldiario.net/



Dirigentes de departamentos opositores en Bolivia decidieron suspender el envío de carne de res a las regiones dominadas por el presidente Evo Morales



Dirigentes de departamentos opositores en Bolivia decidieron suspender el envío de carne de res a las regiones dominadas por el presidente Evo Morales, como un elemento más de protesta contra el mandatario dentro de la abierta guerra política entre el gobierno central y cinco regiones.

Con la suspensión de los envíos, iniciada el miércoles, se reclama que se devuelva a los departamentos 166 millones de dólares anuales de un impuesto del gas (IDH) que el gobierno les retiró a finales de 2007.

Ernesto Sattori, presidente de la Federación de Ganaderos de los departamentos de Beni y Pando, dijo este jueves que “la decisión es no enviar carne a La Paz y (su vecina) El Alto porque apoyamos la demanda regional para que se devuelvan los recursos del IDH”.

“A partir de hoy se suspendería el envío de carne a La Paz, Oruro y Potosí. Es una medida indefinida”, dijo el miércoles el presidente del Comité Cívico del departamento del Beni, Alberto Melgar, citado este jueves por el diario La Razón.

Beni y Pando, regiones ganaderas por excelencia, son dos de los cinco departamentos que resisten al presidente Morales. Los otros son Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca.

Entre todos impulsan la formación de gobiernos autónomos, tachados de secesionistas por el oficialismo.

La decisión de no enviar carne podría convertirse en la primera medida de bloqueo económico de los departamentos llaneros, que son los grandes productores agropecuarios del país, contra la región andina que políticamente es el soporte del presidente Evo Morales.


“Entre las estrategias de Beni, Pando y Santa Cruz está no enviar alimentos destinados al consumo. Entre esas decisiones está el producto carne”, dijo el congresista opositor Walter Guiteras, un empresario ganadero de la región de Beni. “Va a haber otras medidas a partir de mañana, pero guerra anunciada no mata a nadie”, dijo Luis Núñez, dirigente cívico del poderoso departamento de Santa Cruz, mientras que Jhon Cava, opositor de Sucre, dijo que habrá “más medidas de presión” para que se restituya el IDH.

El Gobierno calificó de “chantaje político” está decisión. “Estamos listos para hacer una intervención, sea con carne boliviana o sea de afuera”, anunció la ministra de Desarrollo Rural y Agropecuario, Susana Rivero.

El ministro de economía, Luis Arce, dijo por su parte que “hay sectores productores que no actúan con racionalidad económica, sino política. Hasta ahora son amenazas y esperamos que no se consoliden. Vamos a evaluar y luego veremos qué medidas tomamos”, dijo.

El congresista oficialista Gustavo Torrico criticó duramente la medida de las regiones opositoras. “Si ellos no abastecen al mercado nacional y no pueden abastecer las exportaciones, les deseamos felices sueños al lado de sus vacas”, ironizó, en declaración publicada por el diario La Razón. “Si quieren que no nos vendan; se puede importar carne de Argentina, Uruguay o Perú”, agregó.

La suspensión de envíos de carne vacuna se convierte en un capítulo más de la disputa entre el gobierno de Morales y cinco departamentos opositores, que no logran acuerdos para terminar con una grave crisis política que tiene al país dividido en dos.

Mientras el presidente, con base en su enorme popularidad en la zona andina, quiere imponer una Constitución estatista e indigenista que la oposición rechaza por ilegítima. Las regiones llaneras y amazónicas, por su lado, claman por modelos autonómicos que el gobierno califica de secesionistas.

Un referendo revocatorio, el pasado 10 de agosto, ratificó la popularidad del presidente Morales… pero igualmente dio solidez al mandato e los prefectos opositores.

Bolivia: regiones suspenden envíos de carne para protestar contra Morales


LA PAZ (AFP)
http://www.noticias24.com/actualidad/?p=16860