miércoles, 11 de febrero de 2009

Movimiento estudiantil sigue activo por el NO en semana final de campaña



El estudiante, Juan Pablo López, presidente adjunto de la FCU de la UCV, señaló que los estudiantes seguirán su protesta pacifica contra la enmienda con actividades toda la semana y con un cierre de campaña que incluye una marcha desde Catia a Petare el día viernes. Se movilizarán el resto de la semana en contra de la enmienda.

>> MARCHAS de cierre de campaña en todos los Estados (Ver aquí)

“El movimiento sigue activo esta semana, hoy martes vamos a estar en la Plaza Brión, vamos hacer una movilización con el secreto del voto, vamos a tener a estudiantes con espejos para que la gente vea que el único que sabe por quien votó es el del reflejo del espejo, porque el voto es secreto” dijo a Unión Radio.

“El miércoles vamos hacer un Metrazo, tomar los metros y zonas populares con el mensaje de porque NO, de que el NO representa futuro y esperanza y que el domingo debemos salir a votar”.

“El jueves en la Av. Victoria vamos a juramentar el Comando Táctico Universitario, jóvenes de los cinco municipios, mas de catorce mil, esperamos puedan estar todos”.

Respecto a la marcha del día viernes, dijo que en la movilización planeada para el día viernes 13, habían solicitado los días 11, 12 y 13 para la Bolívar y se les negó. “Como parece que tienen miedo que le llenemos la Bolívar, le vamos a llenar Caracas de punta a punta, nos reuniremos en la Plaza Sucre y vamos a llegar a la redoma de Petare el viernes”.

López manifestó que los jóvenes del movimiento acompañarán los cierres regionales, “porque el viernes es el cierre de campaña, y como no nos dieron el permiso para celebrar el día de la juventud el 12, vamos hacerlo el 13”.

“Queremos dar un mensaje que el NO representa el futuro y la esperanza, la patria es primero”.

Unión Radio
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/4493/1/






Crece tensión por actos violentos cerca de referendo


El país afronta los últimos cuatro días de campaña para el referendo agravada por acciones de violencia que toman como blanco a unos y otros y que profundizan la tensión previa a la votación.

Los opositores acusan a seguidores del presidente, Hugo Chávez, por acciones de violencia y, a la inversa, el gobierno responsabiliza a manifestantes de la oposición por varios ataques, contexto en el cual las autoridades advirtieron hoy que impedirán "la anarquía".

La confrontación política es siempre áspera en Venezuela, con discursos y acciones que amenazan con desembocar en violencia generalizada y evocan a menudo el riesgo de golpe de estado.

El vicepresidente, Ramón Carrizalez, reclamó hoy un desagravio al gobierno por haber sido acusado por un ataque a la sinagoga principal de Caracas, una acción por la cual está responsabilizado ahora un agente de policía metropolitana, que no depende del gobierno federal sino de un alcadel opositor, y que para más trabajó como escolta de un rabino.

La oposición hizo un acto gigantesco el sábado en la capital del país y, en su cierre, varios dirigentes acusaron por la violencia al gobierno y dijeron que en el país hay "presos políticos".

Uno de esos dirigentes, el alcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma, dijo que la oposición no pide a los militares un golpe de estado como el cometido en 2002 contra Chávez, pero sí que impidan "un golpe contra la Constitución" que a su juicio se comete con el proyecto de reelección continuada para todos los cargos de votación popular.

El oficialismo recibe acusaciones múltiples por varios ataques violentos y por el accionar de una agrupación llamada La Piedrita, que se autodefine revolucionaria y chavista y a cuyo máximo dirigente, Valentín Santana, se le atribuyó haber declarado que el grupo se propone matar al empresario Marcel Granier, uno de los opositores más acérrimos del gobierno.

El sábado Chávez informó que pidió a la fiscalía general que capture y procese a Santana, y dijo que el gobierno no permitirá que nadie que se defina oficialista cometa acciones violentas como las que su gobierno le atribuye a los "opositores fascistas".

La oposición culpa al oficialismo por el ataque a la sinagoga, por otro a la Nunciatura Apostólica, cometido el domingo, día en que también estalló un explosivo en inmediaciones de una sede de Acción Democrática, uno de los partidos tradicionales del país y adversario de Chávez.

A su vez, las autoridades afirman que grupos opositores cometen violencia en la vía pública y causaron semanas atrás un incendio en el parque nacional El Avila, que rodea a la Capital.

"Hay una serie de actos de violencia en distintos puntos del estado" declaró hoy el vicepresidente Carrizalez refiriéndose a Táchira, donde hubo ataques a la sede de una filial de la empresa petrolera estatal que comercializa alimentos a costo bajo.

A su vez, el jefe de la policía del estado Barinas, Juan Rivas Rojas, declaró hoy que "fuerzas de choque" de la oposición hirieron a dos policías.

Cadena Global/ANSA