sábado, 21 de febrero de 2009

Chávez admite que el ingreso por petróleo es la mitad de lo previsto


El crudo nacional perdió casi $2 en la semana y cayó a $33,93 el barril


El presidente Hugo Chávez reconoció ayer, por primera vez desde que estalló la crisis financiera internacional, que para Venezuela "es duro y difícil" el panorama económico actual debido al derrumbe del precio del petróleo, que ha mermado en cerca "de la mitad" los ingresos nacionales esperados este año.

"El precio del petróleo" venezolano "está muy bajo", alrededor de los 36 dólares, y "en nuestro presupuesto nacional está en 60 dólares" el barril, declaró Chávez en un acto en Falcón.

De hecho, el precio promedio de la cesta de crudos de Venezuela cerró la semana en 33,93 dólares por barril, perdiendo 1,99 dólares con respecto a la semana anterior.

El Ministerio de Energía y Petróleo informó que "el deterioro de la demanda petrolera principalmente en los países industrializados como consecuencia de un menor crecimiento económico global y el fortalecimiento del dólar frente al euro, estimularon una gran liquidación de contratos de crudos en los mercados a futuro de petróleo", según AFP.

El precio promedio del barril se colocó en 35,74 dólares para el mes de febrero y en 36,00 dólares en lo que va del año.

Chávez señaló que "está por la mitad el ingreso" nacional proveniente de las exportaciones de crudo y "eso para Venezuela es duro y difícil".

Hasta ahora el jefe del Estado había señalado que el país se encontraba blindado frente al impacto de la crisis mundial. No obstante, a cinco días de conocidos los resultados a su favor del referendo para la enmienda constitucional que permite que opte a la reelección indefinida, Chávez cambió su discurso.

"La crisis afecta a todo el mundo y a Venezuela también, por supuesto". Aunque aclaró que las misiones son sagradas. "Pero lo he dicho y lo voy a cumplir: ¡no le vamos a recortar el presupuesto al gasto social!".

En el presupuesto aprobado para 2009, de 77.895 millones de dólares, el precio del barril venezolano fue calculado en 60 dólares, muy por encima de los 36 dólares que promedia en lo que va de año. En 2008 promedió 86,81 dólares.

Además de mantener el gasto social, el Gobierno venezolano ha sostenido que no devaluará la moneda, bajo control cambiario desde febrero de 2003, ni aplicará nuevos impuestos, medidas que según analistas locales serían obligatorias para enfrentar el déficit fiscal.

En Nueva York, el crudo con vencimiento en marzo cayó 54 centavos de dólar a 38,94 dólares por barril.

Ahí viene la crisis Ayer los mercados sintieron nuevamente la sacudida causada por la crisis. La publicación de una nueva ola de malos datos económicos no deja vislumbrar la luz al final del túnel y despierta incertidumbre.

La Bolsa de Fráncfort retrocedió 4,76% y cayó a su menor nivel en puntos desde comienzos del año. París se hundió 4,25%, a su menor nivel en puntos desde abril de 2003, mientras Londres perdió 3,22% y Madrid 3,46%, dijo AFP.

En Nueva York el Dow Jones perdió 1,29% y el Nasdaq 0,03%

El declive de la demanda industrial golpeó al gigante de la minería Anglo American, que anunció una caída de 29% de las ganancias netas en 2008 y el despido de 19.000 empleados este año. La empresa opera minas de níquel en Venezuela.

Las cifras de la Eurozona son "nefastas, decepcionantes y preocupantes", indicó el economista jefe para Europa de IHS Global Insight en Londres, Howard Archer.


El Universal



La "Caracas socialista" lleva 10 años de promesas incumplidas

Rodríguez quiere construir viviendas en terrenos de estacionamientos


En 10 años de gobierno el presidente Hugo Chávez le ha prometido a los caraqueños 12 proyectos para convertir a Caracas en "ciudad socialista".

Sin embargo, esas promesas nunca se concretaron, en una ciudad que demanda mejores servicios públicos y resolver sus problemas. Así lo señala María Isabel Peña, directora del Instituto de Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela.

En el primer trimestre de 2007 Chávez anunció la aprobación de un proyecto del Instituto Metropolitano de Urbanismo para convertir los alrededores de La Hoyada en sede de la plaza de la Revolución, con terminales de autobuses, edificios de galerías, mercados y un túnel desde Parque Central hasta El Silencio.

La avenida Bolívar sería un gran bulevar que costaría 2 billones de bolívares viejos.

Peña señala que Caracas demanda mejor vialidad e iluminación y no obras que se convierten en "cuchillo para la garganta del Gobierno". La ciudad espera ser descongestionada con una vía perimetral, agrega.

Para solucionar las colas de la avenida Urdaneta el Instituto Metropolitano de Urbanismo, Taller Caracas, propuso al Presidente crear, frente a Miraflores, una plaza, con un túnel de 350 metros para enlazar la Urdaneta con la avenida Sucre, a un costo de BsF 55 millones. Ninguno de ellos se ejecutó.

"En vez de hacer esos proyectos se deben sumar parques en espacios como La Carlota, rescatar el del Este y hacer uno en el Oeste, de Catia a Tacagua, con 200 hectáreas", dijo Peña.

El modelo de avenida socialista en la Lecuna tampoco se concretó, como lo anunció Chávez el 18 de marzo de 2007, con la construcción de 10 edificios para 350 familias de San Agustín.

Además el 8 de enero de 2002 el Presidente dijo que se crearía la Universidad Popular Bolivariana de Venezuela, en la sede del palacio de Miraflores. En agosto el ministro de Educación Superior Héctor Navarro descartó la idea. También quedó en el olvido el parque temático en La Carlota con piscina de olas y una laguna artificial.

Otras ideas que no concretan en hechos son la rehabilitación del río Guaire, la culminación de la carretera Mamera-El Junquito y del edificio Incimar para buhoneros de Sabana Grande, junto a la rehabilitación de su bulevar; el estacionamiento Río Tuy y recuperar el parque Los Caobos.

Los ciudadanos esperan se concrete la nueva propuesta de disponer de BsF 1.000 millones para el "Plan Caracas Socialista", que rehabilitará urbanizaciones deterioradas. El alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez señaló que terrenos con cementerios de autobuses, adquiridos de forma irregular, serán rescatados para "construir las comunidades socialistas".

Jorge Hernández
El Universal