domingo, 4 de enero de 2009

"Sectores populares esperan realidades y no más ilusiones"



"Fue triste en el barrio de Petare, donde doy misa, escuchar al Presidente hablar de las piscinas y campos"


La de Arturo Peraza, abogado de la UCAB y doctor en Ciencias Políticas de la UCV, no es la visión del jurista ni la del académico de escritorio ni siquiera la del director de la revista SIC, (también lo es), sino la de un joven sacerdote jesuita que comparte su vida con los habitantes del barrio San Blas, de Petare. De allí, donde dice misa y está su gente, extrae experiencia, ejerce su ministerio y ejercita su músculo redentor.

-El referendo consultivo y la crisis económica lucen como los dos factores que van a determinar el rumbo del país en el año 2009. La pregunta sería ¿de qué forma actuarán sobre el entorno político, económico y social esas dos variables que en algún momento podrían cruzarse?

-El Presidente está haciendo un esfuerzo gigantesco para evitar que se crucen. De esa forma busca postergar la crisis política pero no el referendo.

-¿La crisis política o la económica?

-La crisis política también vendrá, inevitablemente, pero eso puede ser postergado durante largo tiempo. La esperanza es lo último que la gente está dispuesta a perder. El gobierno de Lusinchi distribuyó la crisis a lo largo de cinco años y para que la gente perdiera la esperanza tuvo que ocurrir el 27F. Pérez fue electo con el mayor número de votos absolutos hasta ese momento y tres meses después debió enfrentar esa terrible situación. Este país es difícil de predecir políticamente. El 27F no puede ser leído como el efecto coyuntural de un grupito que logró levantar una situación político-económica en un momento dado.

-Esa cita sobre el 27F es una manera de advertir que se están generando causas similares a las que lo produjeron en este momento.

-Más bien estoy tratando de decir que no será inmediato. Creo sí que puede ocurrir si el Gobierno no entiende qué es lo que la gente está buscando. Y hay ruido. Yo percibo ruido y molestia en las comunidades populares. Pero eso no es suficiente ni en este momento están dadas las condiciones para que se repita un 27F, aunque eso es difícil de predecir.

-¿Qué es lo que la gente quiere y cómo se lo puede dar el Gobierno en época de dificultades económicas si no se lo dio en la abundancia?

-A la gente le choca, en este momento, que le hayas puesto por delante una elección. La gente no está en eso, está agotada, votó en noviembre y hubo una mayoría importante a favor del Gobierno. Ganar el 82% de las alcaldías no es algo que se puede llamar derrota. Pero también hubo zonas donde la oposición se reposicionó porque la gente está buscando alternativas. Y fenómenos como el ocurrido en el municipio Sucre, por no mencionar la parroquia Petare, son una señal para el Gobierno. Fue triste, en el barrio de Petare donde doy misa, escuchar al Presidente hablar de las piscinas y campos de golf. Eso produjo comentarios bien duros por parte de la comunidad. Lamento que haya dicho esa barbaridad porque en los sectores populares tiene una alta estima. Pero si usted los golpea está perdiendo su afecto. Esa gente clama por seguridad y siente que tanto el Presidente como los demás funcionarios del Gobierno evaden el problema.

-Si la gente no está recibiendo lo que pide, si no todo lo contrario, ¿cómo puede reaccionar?

-Hay que ver cómo incide la campaña en la conducta de las personas, pero si hoy día invitas a la gente a votar, la gente no sale, está harta. Se abstendría. Y estoy hablando, fundamentalmente, de los sectores populares.

-¿A quién beneficiaría esa abstención?

-Podría beneficiar a la oposición. Fuertemente. Porque la oposición no está dispuesta a transigir en este tema, mientras el Presidente quiere venderle a los sectores que lo apoyan un referendo que la gente no acepta porque después de haberlo reelegido en el 2006 lo que está esperando son realidades y no más ilusiones. Es cierto que el Gobierno ha percibido esta situación y por eso trata de convencer a la gente de que la forma de mantener los logros que él les ha permitido disfrutar, debe apostar a la reelección indefinida. El problema es que hay dramas fundamentales que el Gobierno no ha atendido y la gente se molesta porque no siente que, por ejemplo, no le resuelve el problema de la basura.

-Si el presidente pierde el referéndum y al mismo tiempo se empiezan a sentir los efectos de la crisis económica, ¿no se vería afectada la gobernabilidad?

-No es igual febrero que diciembre. Esa pregunta se podría responder si pierde porque no veo fácil eso. Creo que existen condiciones para que el Presidente pueda ganar esta votación, pero no le resultará fácil. No estamos en el 2006. Es verdad que tiene un millón de votos más en alcaldías y gobernaciones, pero eso no se traduce, necesariamente, que la gente va a salir a votar en febrero.

-¿Qué razones tendría la gente que dejó de votar por Chávez el 2D para que lo haga en febrero o marzo de este año?

-La gente votó por el NO o se abstuvo por el tema de la propiedad privada y porque, no estando en la propuesta de reforma, la gente supuso que le iban a quitar la guardia y custodia de los niños. Eso ocurrió porque el Presidente dijo un discurso según el cual el Estado debía tener responsabilidades en la guardia y custodia. A la gente no le agrada lo de la reelección y el continuismo, pero si le garantizan las misiones puede considerar la situación de otra manera. Chávez ha dicho que la oposición está tratando de acabar con las misiones con el objetivo de hacer creer que si no está él, como Presidente, las garantías están en riesgo de desaparecer. Y si ese argumento es creído por la gente es factible que vote por la reelección. Todo depende de la estrategia comunicacional en ese sentido.

-Suponiendo que el Presidente ganara, ¿no radicalizaría el proceso?

-Radicalizará si gana con un porcentaje muy alto (60-40).

-¿De lo contrario no lo haría?

-De lo contrario mantendrá esta línea política y si pierde quizás intente radicalizar.

-¿Radicalizar significa sobrepasar la raya que sepa- ra la democracia de la dictadura?

-Quizás. En la concepción del chavismo más radical el país está en la disyuntiva entre la bondad y la más absoluta maldad. Y cuando usted se mueve en esos escenarios casi religiosos puede tener la sensación clara de pasar la raya . En la Rusia de 1919, cuando otro partido ganó, Lenin se vio en la necesidad de golpear la Duma para garanitzar el proceso.

-De acuerdo con esa tesis, ¿no sería preferible que Chávez ganara?

-Chávez debe ser enfrentado en su propio proyecto. El ha dado señales de que por lo menos respeta resultados. No diría que eso es la democracia, pero al menos, es un elemento de ella fundamental. Ahora, si los resultados se objetivan en una conducta democrática que significa tolerancia, respeto a las instituciones y pluralismo es otra cosa porque eso no está ocurriendo. El asalto a las gobernaciones y a las competencias que les ha quitado, incluyendo las alcaldías, es un irrespeto a la decisión popular. Eso es una reducción de la democracia, pero al menos eso existe.

-¿Existe porque Chávez lo permite o porque la presión democrática lo obliga a tolerarlo?

-Porque la presión popular lo obliga y porque los partidos de oposición han entrado por una senda del realismo político. En el 2004 pagamos el precio de que los partidos se montaran en un escenario no democrático, lo que dice Chávez es verdad y el costo político de todo eso (las mentiras que se dijeron, la no aceptación del triunfo) lo estamos pagando todavía.

-El discurso incluyente que utilizó la oposición para el 2D fue una de las causas del triunfo porque influyó en el ánimo de chavistas que votaron por el NO y en otros que se abstuvieron. ¿Sigue siendo efectiva esa estrategia?

-El principio de alternabilidad nos señala un camino que puede transitar la oposición. Se trata de darles la oportunidad a otros. No se trata de Chávez sí o Chávez no. Se trata de nuevas alternativas, refrescar el ambiente político, buscar nuevos rostros. Lamentablemente en América Latina no andamos en esa dirección, vamos en dirección opuesta, cuando se trata de generar el principio incluyente que le dé paso a nuevos liderazgos, a las generaciones de relevo y a los cambios políticos. Pero es muy difícil que esto ocurra si las mismas personas de siempre ocupan los mismos cargos y no dan paso a los nuevos liderazgos. Quien está en el poder puede obstruir el ascenso. El fracaso histórico en Venezuela ha sido el de no aceptar el principio de alternabilidad. El fracaso de los 40 años de democracia estriba en que los grupos políticos que fueron alternativa ante el gomecismo, 70 u 80 años después no daban paso&

-No le daban paso a otras organizaciones, ni les daban paso a las nuevas generaciones dentro de sus partidos.

-Tal cual. Y eso asfixió el proceso democrático La señal más grave fue la de Rafael Caldera, uno de los fundadores del proceso y quien lo enterró.

-¿No representa Chávez la exacerbación de esa anomalía histórica que èl repite para quedarse en el poder hasta que no pueda más?

-Chávez está reiterando algo que debía haber superado y que se prometió a sí mismo como un proceso de superación. Yo lo hubiera entendido a él y a lo que representa como un proceso de transición y él habría jugado un gran papel dándole paso a un nuevo modelo político que tendría que abrirse desde las bases, poniendo al pueblo como elemento fundamental y la pobreza como discurso sobre el cual debía montarse.

Roberto Giusti
EL UNIVERSAL

http://www.eluniversal.com/2009/01/04/pol_art_sectores-populares_1211754.shtml

Intensos combates en Gaza

Hamás asegura que secuestró a dos soldados y mató a otros nueve.- Israel lo niega.- Fuentes israelíes hablan de 30 de sus soldados heridos en los combates.- Olmert sostiene que la invasión de la franja era "una operación inevitable"




srael domina el espacio aéreo y el marítimo de Gaza al cien por cien. Y su superioridad por tierra es apabullante
Un helicóptero 'Apache' israelí lanza balizas sobre el norte de la franja de Gaza, en la continuación de los ataques aéreos que comenzaron el 27 de diciembre
Las tropas israelíes al momento de prepararse para incursionar en territorio israelí, en una de las ofensivas más mortíferas en los 60 años de conflicto palestino-israelí

Miles de reservistas desplegados en la frontera continúan los ataques incesantes de artillería pesada contra lo que las fuerzas israelíes consideran posiciones de Hamás


Los intensos combates que comenzaron anoche en Gaza han continuado esta mañana en la franja, que según fuentes militares israelíes ha sido dividida en dos por sus fuerzas terrestres. Testigos afirman que ya se están produciendo enfrentamientos a las afueras de la ciudad de Gaza, donde varios proyectiles de artillería han impactado en el área comercial y han causado la muerte a al menos cinco personas y heridas a varias decenas, informan fuentes médicas palestinas.

Portavoces militares israelíes citados por el diario Haaretz han dicho que 30 soldados de sus fuerzas resultaron heridos en los combates, dos de ellos de gravedad. Hasta el momento, la invasión terrestre ha dejado a docenas de milicianos de Hamás muertos. El movimiento islámico, por su parte, asegura haber capturado a dos soldados israelíes y haber matado a otros nueve en el transcurso de los enfrentamientos de las últimas horas. Israel se ha apresurado a desmentir la captura de sus militares y asegura que "no tiene constancia del secuestro de ningún soldado".

Desde que comenzó la invasión por tierra en el octavo día de operaciones militares contra la franja, han muerto más de 20 palestinos, muchos de ellos civiles, que se suman a los más de medio millar de personas que han perdido la vida desde que comenzó la ofensiva el 27 de diciembre.

Un comunicado de la Embajada de Israel en España informa que la invasión terrestre es la segunda fase de la que han bautizado como operación Plomo sólido "que tendrá un duro coste humano para Israel pero que pretende no dar ni una oportunidad más a Hamás para que siga bombardeando territorio israelí".

"Operación inevitable"

El jefe del Gobierno israelí, Ehud Olmert, se ha dirigido esta mañana, antes de reunirse con el Consejo de Ministros, a las madres de los soldados israelíes y ha remarcado que la invasión de la franja de Gaza era "una operación inevitable". Olmert ha asegurado que "he pensado mucho en vosotras desde que comenzó la operación y más desde que se tomó la decisión de una incursión terrestre. Esta mañana, puedo miraros a cada una de vosotras a los ojos y deciros que el Gobierno lo hizo todo antes de decidir lanzar una operación".

Por su parte, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak insistió anoche a Hamás en que la operación "no será fácil ni breve". "No estamos hambrientos de guerra, pero no toleraremos una situación en la que nuestras ciudades son objetivo constante de Hamás", añadió en declaraciones a Reuters.

"El precio de esta incursión va a ser muy caro", replicó un portavoz del grupo islámico que tiene el poder en Gaza, que prometió convertir la franja palestina "en un cementerio para el enemigo sionista".

Según fuentes israelíes citadas por la agencia Reuters, unos 25 cohetes han impactado en Israel hoy, y uno de ellos cayó en una vivienda en Sderot, causando heridas a una mujer.

En la ONU y a pesar de los llamamientos internacionales para que cese la violencia en la zona, la oposición de Estados Unidos ha impedido esta madrugada que los quince miembros del Consejo de Seguridad hayan sido capaces de consensuar una declaración en la que se pidiera el alto el fuego inmediato.

Una ofensiva sin fecha de finalización

La operación terrestre comenzó ayer por la tarde después de ocho días de intensos bombardeos aéreos. Caía la noche y la embestida de las fuerzas armadas israelíes por tierra, mar y aire, atronó en la franja palestina. Buques de la Marina, cazabombarderos y helicópteros castigaron también el territorio palestino para despejar a sangre y fuego el camino a una invasión que pasadas las ocho de la tarde se materializó en un violento asalto terrestre. Los carros de combate israelíes atravesaron el muro de hormigón por el norte de Gaza. Comenzó así el cuerpo a cuerpo.

Israel domina el espacio aéreo y el marítimo de Gaza al cien por cien. Y su superioridad por tierra es apabullante. Se enfrentan la tecnología más sofisticada contra la determinación total de las milicias islamistas. Aunque a ciencia cierta, nadie sabe el arsenal que ha podido acumular Hamás en año y medio de control absoluto de Gaza, informa desde Jerusalén Juan Miguel Muñoz.

El País, España
http://www.elpais.com/articulo/internacional/Intensos/combates/Gaza/elpepuint/20090104elpepuint_3/Tes