lunes, 5 de enero de 2009

Alcaldía Mayor compró mansión sin justificar su utilidad social




Los pisos de la vivienda son de mármol (Asdrúbal Hernández Lara)

La vivienda de 6.137 metros cuadrados cuenta con pisos de mármol y 18 habitaciones con baños y espacios grandes para colocar vestimenta y zapatos (Asdrúbal Hernández Lara)

5.738 millones de bolívares viejos gastó Juan Barreto en un terreno de 21.213 m2


Durante la gestión del alcalde Juan Barreto en la Alcaldía Metropolitana fueron transferidos los hospitales, la Policía Metropolitana (PM) y las escuelas que dependían de la institución por no poder mantenerlas. Todo indicaba que el presupuesto no alcanzaba en el organismo público para mantener la salud, educación y seguridad en Caracas.

Las apreciaciones forman parte del análisis que realizó el alcalde metropolitano Antonio Ledezma en su visita a una mansión que compró Barreto el 7 de diciembre de 2006 en un terreno de 21.213 metros cuadrados ubicado en las cercanías de la Universidad Santa María, en Filas de Mariches.

5.738 millones de bolívares viejos gastó la Alcaldía Mayor, en manos de Barreto, en la compra del 83,33% de los derechos de propiedad sobre la mansión Los Borges, ubicada en el sector La Florencia del municipio Sucre del Estado Miranda.

Una casa de 6.137 metros cuadrados que perteneció a la familia Borges Villegas desde enero de 1958. Su propietario fue el finado René Borges Villegas.

"Lamento que haya dinero para estas inversiones y no para cambiar cauchos a las ambulancias de los Bomberos Metropolitanos, para comprarle bujías a un camión de rescate, ni dinero para la Maternidad Concepción Palacios", dijo Ledezma.

El alcalde mayor agregó que tampoco se invirtió el presupuesto en los niños que no pueden ser atendidos en el hospital Pérez de León, porque no hay pediatras ni anestesiólogos para hacer operaciones. "Pero la Alcaldía Metropolitana se da el lujo de comprar esta mansión con piscina y piso de mármol", dijo.

Ledezma afirmó que no sabe si allí iba a fijar residencia el alcalde Juan Barreto. "Esta no va a ser mi residencia, pero aquí todo indica que se estaba pensando en que sería usada como algún hospedaje".

La residencia, construida por el ingeniero Luis Borges de Villegas, y diseñada por el arquitecto Athos Albertoni, ex decano de la Escuela de Arquitectura de Florencia, Italia, cuenta con tres habitaciones principales, cuatro cuartos familiares y once habitaciones de servicio. Todos estos espacios están acondicionados con baños de lujo con techos de cristal con peces negros y grandes clósets para colocar vestimenta y zapatos.

Se unen a las comodidades una barbería, un estacionamiento para unos 20 vehículos, una peluquería, un gimnasio, una fuente de agua, ascensor para la comida, tres balcones, una piscina con bar, sauna y un espacio para practicar boxeo. En los jardines hay tres ovejas.

En materia de seguridad la casa tiene tres pasadizos secretos, una caja fuerte, dos casetas de seguridad, y un búnker aislado que integra un cuarto y un baño secreto, desde allí hay una salida de escape hacia el exterior.

El 29 de diciembre de 2008 el consultor jurídico de la Alcaldía Metropolitana, Carlos Guevara y otras autoridades tomaron posesión de la casa. "Aquí estaba un hijo de la familia Borges y diez personas del oficialismo".

El lugar ahora está custodiado por funcionarios de la Policía de Sucre, a la espera de que Alcaldía Mayor decida su uso. "La compra de la casa no tuvo un proyecto que justificara su utilidad social", dijo Ledezma.

Jorge Hernández
EL UNIVERSAL

http://www.eluniversal.com/2009/01/05/ccs_art_alcaldia-mayor-compr_1212308.shtml



La casa de los excesos

La cocina. Tres hornos, dos fregaderos, una nevera gigante y hasta una parrillera (una de las tres que hay en la casa) tiene la cocina principal. Las últimas personas en vivir allí se encargaron de no dejar ni siquiera un plato o una taza en ningún gabinete: sólo en el fregadero quedaron algunos sucios vasos de plástico.

La habitación familiar. En el clóset de una de las habitaciones familiares de la mansión reposan centenares de camisas "rojitas" con logos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y consignas que afirman que "Juan Barreto habla con hechos". La misma historia se repite en otros dos cuartos con alfombras viejas de donde sale mal olor.

El búnker. Perfectamente camufladas con la pared, en la casa se encontraron dos entradas secretas que conducen a una especie de búnker y que sólo se pueden abrir desde dentro. Una vez allí, y luego de bajar cuatro pisos de una escalera empinadísima, se llega a lo más bajo de la mansión, en donde había un cuarto y un baño. El escondite perfecto.

El Universal
http://www.eluniversal.com/2009/01/05/ccs_apo_la-casa-de-los-exces_1212310.shtml



El antisionismo chavista

Para el chavismo, el Estado de Israel no es solamente una parte fundamental de lo que ellos denominan el imperio, actuando como guardianes de los intereses norteamericanos en el Medio Oriente, sino que sus más influyentes nacionales manejan una importante parte del sistema financiero mundial que a su vez, controlan lo que Aran Aharoniam, uno de los fundadores de Telesur, denomina, Latifundios mediáticos, o sea, los grandes conglomerados internacionales de medios de comunicación al servicio del imperio.
Esta conocida matriz informativa antisionista que fue creada durante el nazismo, se ha alimentado durante la Guerra Fría y posteriormente durante los conflictos armados de los países árabes y de las guerras de Irak e Irán de un peligroso cariz ideológico, y ha desembocado, de nuevo, en la peligrosa idea que alienta algunos fundamentalistas islámicos y persas, y ahora latinoamericanos, de querer borrar al Estado de Israel del mapa del mundo. No es extraño que los nuevos socios del gobierno socialista bolivariano, sean en una gran parte enemigos jurados de los judíos y que Chávez sea pieza fundamental en el peligroso juego político del Medio Oriente, que bajo la excusa de que Venezuela sostiene relaciones como miembro de la OPEP, trata de pasar inadvertido y haciendo todo tipo de maromas mientras mete sus manos en un conflicto que se las puede quemar, tomando partido en la demencial apuesta de un nuevo exterminio de una parte del pueblo de Abraham.

El juego político latinoamericano, lamentablemente, viene liderado por una izquierda racista e intolerante, y ante lo que ellos consideran el establishment, o la derecha, o los pitiyanquis, como les dice Chávez a todo aquel que no se pliegue a sus designios de dominio total sobre el continente, la única respuesta posible es violencia. En esta tormenta izquierdista radical, se han colado los grupos extremistas del Medio Oriente, que reciben financiamiento, santuario y apoyo en varios países de Suramérica, terroristas que no han dudado en atentar en contra de la comunidad judía, como fue el caso de las bombas en contra del edificio de la Mutual Israelita en Argentina, en Buenos Aires el 18 de julio del 94 donde murieron 85 personas, apenas dos años del atentado en contra de su embajada en ese país donde murieron otras 25 personas, ambos incidentes aún sin culpables pero con fuertes indicios que apuntan al gobierno de Irán.

Ahora le toca el turno a Venezuela, desde hace ya una década se han venido conformando redes de soporte para los grupos fundamentalistas enemigos de Israel, el gobierno chavista aparece involucrado cada vez más en asistencia y apoyo logístico a la carrera armamentista y nuclear del Medio Oriente, principalmente con sus socios, Irán y Siria, en lo interno, se ha sentido la escalada de agresiones en contra de los intereses y ciudadanos judíos, la expropiación del Centro Comercial Sambil en La Candelaria, es el último intento del Gobierno por hacerle daño a los inversionistas de origen semita, esto aunado a anteriores muestras de desprecio por la comunidad venezolano-israelí como el allanamiento de la hebraica y la constante referencia a la causa palestina como símbolo de la opresión del Estado de Israel, van constituyendo un peligroso precedente de racismo y odio hacia un pueblo hermano y con tanta tradición en nuestro país. A este escenario hay que aunarle la participación de personajes claves, con vínculos de sangre y cultura con el fundamentalismo islámico, en puestos de poder, que tienen que ver con la seguridad del Estado, y con regiones donde se favorece el establecimiento de bases, inversiones y movilización de grupos enemigos de Israel. Todas las condiciones están dadas para que se produzca una situación indeseable que pudiera poner en picota las relaciones entre Venezuela e Israel, es por ello que alerto a los ciudadanos venezolanos conscientes y respetuosos de la paz, la no intervención y la hermandad entre las naciones, sobre lo peligroso de los pasos que ha venido dando el gobierno chavista en la toma de posiciones extremas que lo vinculan a conflictos en los que no debemos involucrarnos ni debemos tomar partido, al contrario, deberíamos ayudar a buscar soluciones y a desactivar la confrontación. Nuestro país tiene y vive demasiados problemas propios para estar buscando lo que no se nos ha perdido fuera de nuestras fronteras, las prioridades del Gobierno tienen al venezolano en último lugar, lo cual no es justo y hace inviable la paz y el progreso de Venezuela. No podemos estar en silencio ante la expropiación del Sambil, no solo es un atentado más en contra de la propiedad privada, una muestra de la arrogancia de un régimen que viola la Constitución cuando le da la gana, se trata también de un intento de arrastrar al país completo a un conflicto sin sentido.


Saúl Godoy Gómez
El Universal
http://www.eluniversal.com/2009/01/05/opi_art_el-antisionismo-chav_05A2182167.shtml