miércoles, 7 de enero de 2009

Los combates vuelven a la franja de Gaza tras tres horas de alto el fuego

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, llega en helicóptero al sur de Israel, cerca de la frontera con Gaza.



Se concentran en los alrededores de la ciudad de Gaza.- Israel ha anunciado que detendrá los ataques sobre la Franja durante tres horas al día para que llegue la ayuda humanitaria.- Hamas se ha comprometido a no lanzar cohetes en ese periodo



Los combates entre las fuerzas israelíes y los combatientes palestinos se han reanudado esta tarde en Gaza tras la tregua de tres horas anunciada esta mañana por Israel para permitir la entrada de ayuda humanitaria que alivie el sufrimiento del millón y medio de habitantes de la franja. Se trata de un parón diario en los ataques, que será secundado también por Hamás en el lanzamiento de cohetes hacia Israel, entre las 11.00 GMT (13.00 locales) y las 14.00. Para las organizaciones humanitarias y para la población de Gaza, no es suficiente.

En cuanto han expirado las tres horas, se han reanudado los combates en los alrededores de la ciudad de Gaza, así como los bombardeos israelíes. La aviación israelí ha bombardeado varios túneles en la región de Rafah, en el sur de la franja, y han disparado contra viviendas en Yabalia, en el norte, según testigos en Gaza capital.

Por su parte, las Brigadas de Ezedín Al Kasam, brazo armado de Hamás, han disparado al menos dos cohetes contra la ciudad de Beersheva, al sur de Israel, sin causar víctimas, según el ejército israelí. Alrededor de 15 de estos cohetes han caído hoy sobre territorio israelí.

Algunos habitantes han informado que han oído tiroteos durante la tregua, pero en general, durante las tres horas que ha durado el alto el fuego cientos de personas han tomado las calles para aprovisionarse de productos básicos y visitar a familiares. "Carne y leche, ¿qué más podemos esperar en tres horas?, se preguntaba Ahmed Abu Kamel, un palestino padre de seis hijos ante la agencia Reuters. "Queremos que todo esto acabe". Al acabar la tregua, los palestinos se han vuelto a refugiar en sus casas.

Tregua diaria

Tras 12 días de ofensiva sobre Gaza, la tregua de tres horas ha traído algo de calma a Gaza y, sobre todo, ayuda humanitaria. Será una situación que se repetirá cada día, según ha anunciado Israel. Tel Aviv ha anunciado primero que detendrá las operaciones militares para que la ayuda pueda circular sin peligro por el corredor humanitario que ha sido establecido. Horas después, Hamás también se comprometía a no lanzar cohetes hacia Israel.

"A partir de hoy, el Ejército se contendrá de disparar en la ciudad de Gaza por un periodo de tres horas con el fin de permitir un 'receso humanitario' para la población en la zona de operaciones", dice un comunicado del Ministerio israelí de Defensa. Durante las tres horas de calma, explica el Ministerio, "los palestinos podrán adquirir bienes básicos, llenar sus almacenes y buscar ayuda de varias organizaciones internacionales que operan en la Franja de Gaza". Además, con esta medida se permitirá que entren en la franja "camiones con medicinas, suministros médicos y alimentos básicos" a través del paso de Kerem Shalom, así como combustible.

El País, España

http://www.elpais.com/articulo/internacional/combates/vuelven/franja/Gaza/horas/alto/fuego/elpepuint/20090107elpepuint_2/Tes





La guerra del gas corta totalmente el suministro desde Rusia a Europa a través de Ucrania

La UE lanza un ultimátum a ambos países para que reanuden las exportaciones mientras la situación es especialmente grave en Bulgaria.- Rumania declara el estado de emergencia con reservas para 100 días

La guerra del gas que enfrenta a Rusia y Ucrania ha pasado esta noche a un nuevo estadio tras el corte total del suministro hacia Europa a través de territorio ucranio mientras los protagonistas del conflicto se acusan mutuamente de haber cerrado el grifo. Hasta el momento, 16 países europeos -11 de ellos de la UE- se han visto afectados por la reducción de las exportaciones de este carburante en plena ola de frío y la situación es especialmente grave en Bulgaria, que depende de las importaciones desde Rusia en más de un 90%. Los domicilios de dos ciudades del este de ese país, Varna y Dobrich, ya no tienen combustible para poner la calefacción y la temperatura baja de los cero grados. Su vecina Rumania ha declarado el estado de emergencia y ha afirmado que tiene recursos suficientes de gas para 100 días.

"A las 07.44 (hora peninsular) se suspendió totalmente el suministro de gas a través de la última estación de bombeo hacia Ucrania, Sudzha", ha asegurado a la prensa el portavoz de la compañía ucrania Naftogaz, Valentín Zemliaski, y al no recibir carburante de Rusia, la compañía ucraniana a su vez se ve "obligada a cortar por completo los suministros de gas a Europa", ha puntualizado. Un extremo que niega el gigante ruso Gazprom, que acusa a su vez a Ucrania de haber cortado "el último gasoducto por el que el gas ruso se suministraba a Europa", ha asegurado su vicepresidente, Alexandr Medvédev.

Además, también han entrado en el cruce de acusaciones los Gobiernos de ambos estados. "Considero necesario que antes de que concluyan las negociaciones sobre el suministro de gas ruso a Ucrania y su tránsito hacia los consumidores europeos en 2009, se restablezca la distribución diaria operativo de carburante hasta los Estados de Europa en los volúmenes y destinos que se aplicaban el 31 de diciembre de 2008", ha afirmado hoy el presidente ucranio, Víctor Yúschenko, en su mensaje a su colega ruso, Dimitri Medvédev y al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durâo Barroso.

Desde Bruselas, eEl presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha considerado hoy "inaceptable" que Rusia y Ucrania utilicen el suministro de gas como "rehén" en sus negociaciones bilaterales y ha exigido a ambos países su restablcimiento "inmediato". En la misma línea, la presidencia de turno checa ha emplazado a ambos a que reanuden mañana mismo los suministros, ya que en caso contrario ha advertido de que se tomarán "medidas más severas". Hasta ese momento, los estados miembros ya están tomando medidas de urgencia de forma unilateral en el ámbito nacional para controlar las reservas de combustible en previsión de que el conflicto se prolongue.

Compromisos previos

En este punto, la Comisión considera la situación "inaceptable" y recuerda que las autoridades de Moscú y Kiev se habían comprometido a que las tensiones bilaterales no acabasen perjudicando al bombeo de gas hacia la UE, que ayer envió una misión especial encabezada por la presidencia de turno de la República Checa a Kiev y baraja enviar observadores a la región.

En la lista de afectados, además de Bulgaria y Rumania, se encuentran Hungría, Eslovenia, Austria, Polonia, Grecia, Alemania, Francia e Italia, al igual que otros estados no comunitarios como Serbia o Macedonia. Países como España, Irlanda y el Reino Unido figuran entre los menos expuestos a la crisis ya que no importan gas de Rusia.

Los problemas de suministro que afronta Europa empezaron la semana pasada, cuando Rusia y Ucrania abrieron otra guerra del gas (hubo un enfrentamiento similar en 2006). El 1 de enero Gazprom paralizó el envío de gas que vende a Ucrania por el impago de una deuda millonaria y la falta de acuerdo en el precio del combustible para 2009. El lunes, Moscú denunció a Kiev por el supuesto robo del gas que envía Gazprom a la UE a través de su vecino ex soviético y ordenó recortar también esos envíos para castigar al país. Rusia envía el 80% del gas que vende a la UE a través de Ucrania, lo que equivale a unos 300 millones de metros cúbicos.

El País, España

http://www.elpais.com/articulo/internacional/guerra/gas/corta/totalmente/suministro/Rusia/Europa/traves/Ucrania/elpepuint/20090107elpepuint_6/Tes