lunes, 5 de enero de 2009

El Ejército colombiano abatió en una zona rural del municipio de Ataco cinco rebeldes de las FARC entre los que se encontraba el jefe de finanzas

El Ejército colombiano abatió en una zona rural del municipio de Ataco (centro) a cinco rebeldes de las FARC entre los que se encontraba el jefe de finanzas de la guerrilla en el departamento de Tolima, informaron hoy fuentes militares.

El comandante encargado de la sexta brigada del Ejército, el coronel José Dumar Giraldo, señaló que en los enfrentamientos con la columna móvil “Héroes de Marquetalia” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) también fueron capturados dos guerrilleros.

Pablo Darío Malambo, alias “El Tigre” y jefe financiero de las FARC en esa región, murió en los choques junto a cuatro de sus escoltas.

El coronel Dumar dijo que los rebeldes fueron sorprendidos cuando se preparaban para poner en marcha un plan de atentados en la localidad de Ataco.

“El Tigre” estaba acusado de ordenar múltiples secuestros a comerciantes y campesinos de la zona, así como del asesinato del candidato a la alcaldía de Ataco Adolfo León Álvarez en octubre de 2007.

Vía Efe




Israel asedia Gaza y divide la Franja

  • Las tropas penetran hasta el antiguo asentamiento judío de Netzarim
  • El jefe del Estado Mayor israelí afirma que 'no queda mucho del poder de Hamas'
  • Más de 40 palestinos mueren en el segundo día de ofensiva terrestre
Soldados israelíes toman posiciones junto a una alambrada. (Foto: AFP)
Varios soldados israelíes avanzan hacia Gaza. (Foto: AFP)
Un soldado israelí es trasladado en camilla tras resultar herido durante la operación terrestre contra milicianos de Hamas en Gaza. (Foto: AFP)

Tanques israelíes disparan desde la frontera de Gaza. (Foto: AFP)


MADRID | GAZA.- Israel prosigue por segundo día con su ofensiva terrestre en territorio palestino. El Ejército ha cortado los principales accesos a la ciudad de Gaza y ha dividido la Franja por la mitad, en una línea imaginaria desde la valla fronteriza hasta el mar Mediterráneo.

Según los últimos balances, al menos 63 palestinos —22 de ellos civiles— han muerto este domingo. Por su parte, el Ejército israelí sólo ha confirmado una baja entre sus tropas, además de 32 heridos. Fuentes palestinas elevan así a más de 500 el número de fallecidos desde que comenzaron los ataques de la aviación israelí el 27 de diciembre.

La operación terrestre ha dejado aislada Gaza, la mayor localidad del territorio palestino, donde se estima que residen unas 500.000 personas y cuyas calles están desiertas. La táctica de dividir el territorio —de 40 kilómetros de largo por 15 de ancho y donde viven millón y medio de personas— tiene como finalidad cerrar las vías de comunicación y de aprovisionamiento de Hamas y otros grupos armados.

Bloqueo de accesos

Hacia el sur, los militares israelíes han llegado hasta el antiguo asentamiento judío de Netzarim, lo que les ha dado el control de Salaheddine Road, la principal vía de la zona, que también controlan por el norte. Desde este punto pueden vigilar los accesos por carretera hacia la costa.

Para ello, unos 150 tanques —según Sky News— y unidades de infantería se han atrincherado en una línea de unos tres kilómetros en Netzarim. Por el camino se han enfrentado a milicianos de Hamas, quienes han disparado obuses de mortero y han detonado bombas colocadas en el camino.

Así, la operación 'Plomo Sólido' sigue centrada en el norte de la Franja, donde se ubica la ciudad y desde donde disparan la mayor parte de los cohetes lanzados por Hamas hacia territorio israelí, alrededor de 30 en las últimas horas, informa Sal Emergui. En el sur las incursiones han sido menores, si bien sirven a Israel para controlar los túneles a Egipto por donde aseguran que llegan armas a Hamas.


Además, tanto la aviación como la marina apoyan la incursión de la infantería con ataques selectivos a combatientes y cuarteles de Hamas, entre ellos su base principal en la ciudad de Gaza. La organización palestina —que dice haber capturado a dos soldados, algo que Israel niega—, por su parte, ha respondido con bombas de mortero y granadas, además de pequeñas guerrillas, que evitan usar el teléfono móvil para no ser localizadas.

Por su parte, Hasan Yalaf, viceministro de Sanidad de Hamas y director general del Hospital de Shifa, afirma que gran número de los fallecidos desde el inicio de la invasión terrestre son civiles. "Israel dispara contra las casas y los mercados", dijo.

Yalaf denunció que la situación en este hospital es "dramática", ya que el centro médico lleva más de 48 horas sin suministro eléctrico y no se cuenta con medicinas ni personal para hacer frente a la emergencia. "Llevamos dos días funcionando con los generadores, que pueden parar en cualquier momento porque no tenemos reservas de combustible", alertó.

Israel no busca una nueva ocupación

"Israel no tiene ninguna intención de ocupar la Franja de Gaza", ha asegurado el portavoz gubernamental Ovid Yehezkel tras un Consejo de Ministros celebrado por la mañana. "El único fin de la operación es alcanzar los objetivos fijados por el Gobierno".

En cuanto a la posibilidad de una tregua, ha explicado que Israel sólo se lo plantearía si se cumplen todas sus exigencias y que sería posible un diálogo con países árabes moderados y la Autoridad Palestina.

"Israel no aceptará un acuerdo que no contemple el cese total del lanzamiento de cohetes, el fin del rearme de Hamas y una vida normal para los ciudadanos israelíes", ha insistido este portavoz gubernamental.

Ahora, Israel cree que Hamas quiere conseguir una tregua y no descarta volver a negociar con el presidente Abu Mazen. Por su parte, el jefe del Estado Mayor israelí, Gaby Ashkenazy, ha asegurado que "no queda mucho del poder de Hamas; la mayoría de los 400 muertos son miembros de Hamas", informa Sal Emergui.

El Mundo, España

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/04/internacional/1231077455.html