lunes, 12 de enero de 2009

Después del boom el país queda a las puertas de otro ajuste


Por ahora en la región ha prevalecido una política contracíclica

El 18 de julio de 2008, el Gobierno venezolano tuvo motivos para celebrar. La cesta de crudos del país alcanzaba ese día la cumbre de 126,46 dólares el barril y con la chequera rebosante la autopista lucía pavimentada para mantener el modelo de importaciones crecientes, aumento del gasto y anclaje del tipo de cambio, sobre todo, en medio de una estrategia electoral que desde ya planeaba la enmienda para la reelección indefinida del Presidente.

Pero el huracán financiero internacional hizo lo que para muchos lucía imposible: derretir los precios del petróleo, al punto, que al cierre de la semana pasada, el crudo venezolano aterrizó en 37,62 dólares el barril, una magnitud que se ubica muy por debajo del valor de 60 dólares previsto en el presupuesto aprobado para este año.

El crudo provee 93 de cada 100 dólares que ingresan al país, de tal forma que, además de problemas para cubrir el gasto previsto en el presupuesto, el panorama no está despejado en lo que respecta a las importaciones.

Asumiendo que el petróleo se ubique este año en un promedio de 40 dólares, con exportaciones de 2,2 millones de barriles diarios el país recibiría 32 mil 120 millones de dólares, una cantidad que no cubre las importaciones, de hecho, en 2008 las compras al exterior suman 47 mil 601 millones de dólares.

Atrás ha quedado el boom petrolero. El economista y profesor del IESA, Miguel Ángel Santos, explica que si se toma el ingreso por exportaciones petroleras, se corrige por la inflación y se divide por habitante, el resultado de 2008 es 440 dólares, una magnitud que sólo resulta inferior en 12% a la cúspide histórica de 502 dólares alcanzada en 1974.

Tradicionalmente, en escenarios de declive del precio del petróleo y un gasto elevado, los gobiernos venezolanos -Luis Herrera Campíns; Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera en sus segundos mandatos-, han recurrido a la devaluación para contener el incremento de las importaciones y cuadrar las cuentas, obteniendo más bolívares por cada petrodólar, pero al costo de acelerar la inflación.

Otra posibilidad es restringir la cantidad de divisas que otorga al tipo de cambio oficial a través de Cadivi, pero entonces aumentaría la cantidad de productos que se importan a través del mercado paralelo (divulgar su cotización es prohibido por ley) y, nuevamente, el resultado sería mayor inflación.

Jaime Lusinchi optó por colocar un tipo de cambio dual, donde los bienes básicos se importaban con un dólar más barato que otro tipo de productos pero, sobre todo, mantuvo el ritmo de las importaciones utilizando las reservas internacionales.

Al concluir su mandato, prácticamente el país no tenía divisas y entonces ya no hubo escapatoria para el ajuste.

Por ahora la administración de Hugo Chávez se ha limitado a reducir a la mitad el cupo de divisas para viajes, a la vez que el ministro de Información Jesse Chacón, afirmó que existen ahorros suficientes para evitar cualquier ajuste, aun si el petróleo llegase a cero dólares.

La opacidad en las cuentas públicas impide conocer a cuánto ascienden los recursos que tiene el Gobierno depositados en una serie de fondos, que permitirían instrumentar una política contracíclica, es decir, que evite que la economía pierda fuerza en medio de la caída del ingreso petrolero y la sequía en el financiamiento internacional debido a la crisis financiera iniciada en Estados Unidos.

El Grupo Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), que timonea en Venezuela al Banco Provincial y controla entidades financieras clave en la región, afirma en un análisis reciente que "Chile y Perú son los dos países mejor posicionados para sacar partido de la situación y compensar la desaceleración de la demanda externa, la reticencia de los bancos a prestar dinero internamente y el menor gasto por parte de los consumidores y las empresas".

Agrega que "en los últimos años, Argentina y Venezuela han llevado la política fiscal al límite. Estas economías llevan varios años creciendo por encima de su potencial y los estrangulamientos y las presiones inflacionistas han ido en aumento. La drástica caída de los ingresos fiscales procedentes de las exportaciones es un elemento adicional para prever una desaceleración para 2009".

México, Chile, Perú, Colombia y Brasil ya han anunciado planes contracíclicos.


Víctor Salmerón
El Universal
http://www.eluniversal.com/2009/01/12/eco_art_despues-del-boom-el_1219189.shtml



El crudo vuelve a desplomarse y cae a 38,35 dólares en Nueva York


Los precios del petróleo estaban claramente a la baja el lunes en la apertura del mercado neoyorquino, debido a la preocupación de los inversionistas por el estado de la demanda.

Hacia las 14H05 GMT, en el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de WTI (West Texas Intermediate, el “light sweet crude” negociado en Estados Unidos) para entrega en febrero se negociaba a 38,35 dólares, una caída de 2,48 dólares con relación al cierre del viernes.

El mercado espera una solución inminente al conflicto por el gas que opone a Rusia y Ucrania, indicó Phil Flynn, de Alaron Trading.

Rusia prometió restablecer las entregas de gas ruso a Europa a través de Ucrania el martes a las 08H00 GMT, indicó a la AFP un portavoz de la presidencia checa de la UE.

Tal Cual
http://www.talcualdigital.com/Avances/Viewer.aspx?id=16173&secid=3





Miedo a la abstención


Chávez pidió a alcaldes y gobernadores motivar el voto peseuvista, así como enfrentar la "campaña de mentiras". Recordó que 3 millones de sus seguidores no sufragaron por la reforma

El presidente Hugo Chávez contó ayer que había pasado varios días sacando cuentas. En sus cálculos comprobó que cerca de tres millones de los electores que impulsaron su reelección en 2006, no acompañaron su propuesta de reforma constitucional al año siguiente: "¿Quién explica eso? Da dolor haber perdido".

Con ese lamento pidió a sus militantes acompañarlo en la consulta sobre la enmienda, porque "los que no vayan a votar le están diciéndole adiós a Chávez. Téngalo en cuenta".

El mandatario predijo ayer en su programa dominical que la mayor abstención del 15 de febrero ­fecha en la que dijo probablemente se realizará el referendo sobre la enmienda­ se producirá en estados hoy gobernados por la oposición.

Pidió entonces a los gobernadores de Apure, Barinas, Guárico y Portuguesa lograr una victoria al menos de 80 puntos. "Hay que sacar desde el fondo de la sabana hasta el último voto por el Sí. Los llaneros pueden salvar la patria".

Las primeras tres horas de su transmisión desde el estado Portuguesa, en donde inauguró la primera fase del complejo agroindustrial Vuelvan Caras, las dedicó a explicar las ventajas de su propuesta. "En la oposición están locos porque yo desaparezca para dividirnos. Esa sería la muerte de la esperanza del pueblo, no por mí, si por mí fuera yo les diría que voten No".

A los peseuvistas les advirtió que "no hay mucho tiempo para convencer a los que están contra nosotros", por lo que pidió enfocarse en coordinar la estructura de campaña "para que no se quede ninguno de nosotros sin ir a votar".

Chávez dijo ­mirando desde muy cerca a la cámara­ a los opositores que "ustedes quieren que yo me vaya, por eso no me voy". Advirtió que estaba listo para "acompañarlos 20 años" si debiese hacerlo.

Chávez defendió su decisión de ampliar la enmienda para todos los cargos de elección popular, pues admitió que había sectores oficialistas que no compartían su medida. "Es necesario que nosotros consolidemos verdaderos liderazgos regionales comprometidos, por supuesto, con el gobierno nacional".

A los gobernadores y alcaldes les pidió que acudieran a las emisoras de radio y televisión para que "contraataquen" la campaña mediática opositora: "Hay que exigirles que les den espacios, en los programas de la mañana, del mediodía, de la noche".

EN CADENA
El jefe de Estado pidió a su equipo de producción convocar una trasmisión en cadena radiotelevisiva, para transmitir un video difundido por Ávila TV donde se registra el ingreso al país de dirigentes opositores en conjunto con el director de Globovisión.

Denunció que este grupo asistió a un encuentro con "expertos de Washington" en Puerto Rico para coordinar la campaña contra el Sí.

"Yo los emplazo ante el país para que digan qué estaban haciendo", espetó y advirtió a la "Embajada gringa" que estaban investigando cuál era su participación en esta actividad. El jefe de Estado explicó entonces que "votar por el Sí no es sólo por Chávez, sino votar por Argentina... por la patria grande".

Chávez dijo que el año que viene se cumplía la mitad de su mandato, por lo que la oposición podría convocar a un referendo revocatorio. "Ganando el referendo ahora en febrero estaríamos neutralizando de una vez esa amenaza. Estaríamos neutralizando la posibilidad de un golpe de Estado". Justificó que este proceso comicial "despeja" el horizonte político.

Por: Juan Pablo Arocha
Tal Cual
http://www.talcualdigital.com/Avances/Viewer.aspx?id=16158&secid=28




Derrota indetenible

Debido al fracaso de la gestión de Chávez, después de 10 años de gobierno, la próxima derrota es indetenible y sólo le quedará la alternativa de aceptarla o llevar a una crisis más profunda

La aparentemente habilidosa propuesta del Presidente de la República de extender la elección por tiempo indefinido a gobernadores, alcaldes y legisladores, no sólo es una manipulación política para entusiasmar a sus seguidores que actualmente ocupan esos cargos, sino también el reconocimiento de su pérdida de prestigio entre la mayoría de los electores, que según algunas encuestas le aseguran una tercera derrota en el próximo referendo.

De allí que la violación de la Constitución Bolivariana que se hizo aprobar en 1999, no tenga límites en la mente del Comandante Chávez, quien procede no apegado al derecho sino al poder que cree concentrar en su persona por el solo hecho de haber ordenado su sanción, para modificarla de acuerdo a sus intereses del momento. Así ha venido procediendo en todas las elecciones que ha convocado para tratar de legitimar su mandato en el tiempo; siempre encuentra o le buscan una manera legal o ilegal de adecuar la legislación venezolana a sus intereses de Presidente casi providencial, escogido para gobernar hasta que crea que ha superado todos los males heredados de una historia de antipatriotas o antibolivarianos.

Pero después de 10 años de gobierno, administrando la hacienda pública más cuantiosa de esa misma historia, aunque no se le haya agotado su capacidad de maniobra, el fracaso de su gestión frente a la corrupción administrativa, la inseguridad de las personas y los bienes, la vivienda, la salud y la educación, sumado al despilfarro de parte de esos dineros de todos los venezolanos, tratando de arreglarles los problemas a otros países, hace que las mayorías que creyeron en sus promesas le hayan dado la espalda, y por los indicadores conocidos todo indica que será de una manera definitiva.

La próxima derrota es indetenible y sólo le quedará la alternativa de aceptarla o llevar a una crisis más profunda, en la creencia de que saldrá triunfador por el respaldo militar que ha demostrado poseer hasta ahora, tal como lo tenían los generales Marcos Pérez Jiménez y Augusto Pinochet al momento de desconocer los resultados del plebiscito convocado, por el primero, o tratar de desconocerlo, el segundo.

Y no sólo es el caso de los generales Pérez Jiménez y Augusto Pinochet lo que debe servirle de espejo al Comandante Chávez, sino también, y posiblemente más importante, la reacción de algunos sus partidarios en funciones de gobierno electos popularmente, que tanto por razones constitucionales, como por ser o creerse legítimos aspirantes a sucederlo como candidato presidencial en el 2012, ya no le obedecen ciegamente, después del rotundo fracaso de la administración central, personalista y militarista que impuso desde el comienzo de su gobierno.

En las circunstancias deplorables a las que ha llegado el país como consecuencia de un régimen mesiánico, cuyo comandante se considera omnipotente, pero incapaz de cumplir sus promesas de combatir la corrupción y recoger los niños de la calle, le corresponde a la alternativa democrática lograr la unidad de la mayoría de los venezolanos y preservar la democracia.

Por: Juan Páez Ávila
Tal Cual
http://www.talcualdigital.com/Avances/Viewer.aspx?id=16164&secid=44