sábado, 1 de noviembre de 2008

Más 20 millones de estadounidenses ya votaron para las presidenciales


Washington.- Más de veinte millones de estadounidenses, en su mayoría demócratas, ya participaron anticipadamente de las elecciones presidenciales, según los datos suministrados el viernes por la universidad George Mason en Fairfax, Virginia (este).

En total, unos 130 millones de votantes deberán sufragar en esta elección del 4 de noviembre, para la cual se espera una participación récord, publicó AFP.

Según datos incompletos recopilados por el profesor de ciencia política Michael McDonald, quien dirige el estudio universitario, 20.267.110 ciudadanos ya habían votado el viernes por la mañana.

En Florida, eran 3,3 millones, y en California, 2,9 millones.

En los estados donde los datos estaban disponibles, McDonald tomó en cuenta las afiliaciones políticas de los votantes.

Los ciudadanos tienen la posibilidad de inscribirse como demócratas, republicanos o independientes en varios estados y, con base en estos datos, parecería que los votantes registrados como demócratas han sido hasta ahora más numerosos en presentarse a las urnas en varios estados indecisos, como Iowa, Carolina del Norte, Florida, Colorado, Nuevo México y Nevada.

Estos seis estados habían sido ganados por el actual presidente, George W. Bush, y hoy son codiciados por Barack Obama.

En Florida, votó un 45% de demócratas y un 38,2% de republicanos.

David Plouffe, director de campaña de Barack Obama, estimó el viernes una ventaja de 200.000 electores en este estado del sudeste, que había sido crucial para la elección de George W. Bush en 2000 y 2004.

Pero los republicanos niegan esta ventaja, afirmando que no todos los demócratas de Florida votarían por Obama.

El sufragio por adelantado está permitido en decenas de estados y se extiende durante dos semanas antes del 4 de noviembre, con la finalidad de evitar una gran afluencia de votantes el día del escrutinio.

El Universal
http://internacional.eluniversal.com/2008/10/31/veeuu_ava_mas-20-millones-de-e_31A2105345.shtml



McCain promete superar la ventaja de Obama


Washington.- Cuando faltan cuatro días para las elecciones presidenciales el republicano John McCain intensificaba su mensaje en Ohio, en un intento por superar la ventaja de su rival demócrata Barack Obama, a quien acusó de promover políticas económicas demasiado izquierdistas para los estadounidenses.

La economía era el tema dominante de los electores después que informes del gobierno señalaron el jueves que la producción y el gasto del consumidor decrecieron, borrando toda duda de que Estados Unidos atravesaba por una recesión, reseñó AP.

Obama ha obtenido gran ventaja en las encuestas al vincular permanentemente a su rival con el impopular presidente George W. Bush, su correligionario a quien se le culpa por la crisis financiera. Pero el candidato republicano afirma que ha logrado superar esa comparación y que pronto igualará a su rival en las encuestas.

En una entrevista por el canal de televisión de ABC, McCain acusó a Obama de querer aumentar los impuestos. Obama dijo que si gana la presidencia no habrá aumento de impuestos para el 95% de la población y que habrá reducciones de impuestos para clase media, aunque se opone a las reducciones fiscales otorgadas por Bush a las clases más acaudaladas.

McCain recorría Ohio por segundo día en su autobús de campaña "Straight Talk Express'', uno de los estados que debe ganar en las elecciones de la próxima semana. Hará paradas en Hanoverton y luego en Columbus donde hará campaña con el gobernador de California Arnold Schwarzenegger.

El sábado, McCain se presentará en el programa cómico "Saturday Night Live'', de la cadena NBC. El candidato republicano se ha presentado en otras dos oportunidades en el programa de sátira política. En el 2002 fue anfitrión del programa y en mayo de este año, cuando acababa de ganar la candidatura republicana.

Obama pasará el viernes por estados de la región centro occidental, con una breve escala en Chicago para ver a sus hijas, antes de regresar a Des Moines, Iowa, el estado donde venció a Hillary Rodham Clinton en su primera prueba electoral del año antes de ganar la candidatura demócrata.

La más reciente encuesta nacional realizada por CBS-NY Times daba una ventaja del 52% a Obama contra 39% para McCain.

McCain afirma que le es familiar perder en las encuestas y que ya ha superado márgenes adversos en el pasado. Pasó gran parte del jueves en el pueblo Defiance, en Ohio.

"Los expertos nos han descartado, tal como lo han hecho muchas veces en el pasado'', destacó. "Tenemos unos cuantos puntos de desventaja, pero los superaremos'', agregó.

La nueve encuesta reflejaba un aumento en la incomodidad sobre Sarah Palin, la gobernadora conservadora de Alaska que es la candidata vicepresidencial de McCain. El porcentaje de personas que piensa que Palin no está preparada para ser vicepresidente subió del 50% al 59% en el último mes.

El Universal
http://internacional.eluniversal.com/2008/10/31/veeuu_ava_mccain-promete-super_31A2105017.shtml



Todo por el Zulia


Chávez está promoviendo a Rosales como un referente alternativo

Lo que aparentemente está ocurriendo en el Zulia es que las incursiones del presidente Chávez en la campaña local está generando resultados adversos a la causa del oficialismo en ese estado. Más allá de la agresividad y las amenazas con la que Chávez ha hecho sus ataques, su intervención tiene varias lecturas.

Siendo un asunto local, Chávez lo convierte en un tema nacional del que se ha ocupado toda la prensa del país. Esto si bien polariza el debate, que es lo que Chávez ha intentado en los estados donde se siente perdido, en el caso del Zulia los resultados pueden ser totalmente inversos.

Si bien se trata de dos candidatos locales, Pablo Pérez, medianamente conocido en el resto del país y Manuel Rosales quién hoy es un candidato a una alcaldía, el enfrentamiento los coloca como una referencia nacional al enfrentarse con el Presidente.

Diera la impresión que el presidente Chávez se ha propuesto tomar el Zulia como un emblema y para ello está utilizando todo el poder de la Presidencia, incluyendo el peso que tiene sobre los poderes públicos.

Pero si bien las amenazas contra Rosales, a quien ha colocado como su principal enemigo, pudieran traducirse en una inhabilitación o en ponerlo preso, esta conducta presidencial, lo que ha hecho es promover a Pablo Pérez, y especialmente a Manuel Rosales como referentes nacionales, para un proyecto alternativo al chavismo.

El presidente Chávez siempre ha sido agresivo con sus contrincantes o con figuras que pueden ser presidenciables. Por eso inhabilitaron a Enrique Mendoza, lo hicieron con Leopoldo López y amenazan con un juicio a Carriles Radonsky, quien si logra derrotar a Diosdado Cabello, también podría ser un referente político importante.

Pero la situación actual es totalmente diferente a la que se enfrentó Chávez en el 2004 y en el 2006, cuando las encuestas le favorecían. Siendo hoy una elección local donde lo que se evalúa es la gestión de alcaldes y gobernadores, Chávez arrastra una pérdida de confianza en su gestión como gobernante que difícilmente puede compensar con su popularidad y con la agresividad con la que hace campaña.

Es difícil determinar para la fecha de hoy cómo quedará repartido el país después del 23 de noviembre. Pero lo que si es seguro es que habrá tres sectores bien definidos: el chavismo disidente (democrático), el chavismo duro (radical) y la oposición democrática, donde el chavismo duro será minoría y tendrá que negociar con los otros dos sectores para seguir gobernando.

Ese país que surgirá después del 23 de noviembre, tendrá un contrapeso organizado y legítimo, como nunca lo ha tenido el gobierno de Chávez en 10 años de gestión.

Francisco Olivares
El Universal
http://internacional.eluniversal.com/2008/11/01/opi_art_todo-por-el-zulia_1110600.shtml







Las amenazas, la religión y el temido "efecto Bradley"


Esta semana arrestaron en Tennessee a dos jóvenes nazis que pretendían robar una tienda de armas, asesinar a estudiantes afroamericanos en un instituto y atentar contra Barack Obama vestidos de esmoquin blanco con sombreros de copa. Es la última de las más de 500 amenazas investigadas contra el candidato demócrata, aunque según el servicio secreto "sólo un puñado" han sido creíbles.

Cuando Obama anunció su candidatura a la Casa Blanca en febrero de 2007, el país de Martin Luther King asistió al primer momento histórico de los muchos que le ha regalado este político negro. Aquel día algunos pensaron que su simple presencia en la carrera despertaría los demonios que han acechado históricamente a EEUU. El Congreso accedió a prestarle agentes del servicio secreto antes que a cualquier otro candidato presidencial (en mayo del año pasado, faltando ocho meses para las primarias) mientras él mismo tranquilizaba a sus seguidores con frases como "tengo la mejor protección del mundo, así que dejad de preocuparos".

Y aunque la escenografía ha funcionado a la perfección, con discursos como el de Denver ante 80.000 personas, la seguridad fue clave desde el minuto uno en la campaña demócrata, preocupados porque algún loco con pistola pudiera volar por los aires las esperanzas del candidato de padre negro y madre blanca. Los republicanos resucitaron el fantasma hace unas semanas, cuando una mujer lo llamó "árabe" en un mitin de John McCain. El aspirante republicano pidió respeto, afirmando que su rival "es un decente padre de familia" (como si los árabes no lo fueran), sin siquiera explicar la diferencia entre árabe y musulmán o el hecho de que Obama no profesa la misma religión que su progenitor, a quien apenas conoció.

Por ahí vino también la decisión de Colin Powell de apoyar a Obama. El ex secretario de Estado se convenció al ver la tumba de un soldado americano en la revista New Yorker. Lo contó cuando anunció su apuesta. "En la foto, la madre abraza la lápida de su hijo, donde no hay una cruz cristiana o una estrella de David, sino una luna creciente y una estrella de la fe islámica. Se llamaba Kareem Rashad Sultan Khan, nació en Nueva Jersey, tenía 14 años cuando ocurrieron los atentados del 11-S, esperó a cumplir 18 para alistarse y dio su vida por este país". Powell insistió: "En mi partido hay gente que dice ¿sabes que Obama es musulmán? Lo cierto es que no lo es. Pero ¿y si lo fuera? ¿Es que hay algo malo en ser musulmán?".

Obama ha pasado ya por todas las fases. Desde las primeras preguntas sobre si es demasiado negro para los blancos o demasiado blanco para los negros, hasta las cuestiones sobre religión y patriotismo. Quedan seis días para el 4 de noviembre y el gran interrogante se centra en las encuestas que lo dan ganador. ¿Mienten los estadounidenses sobre la raza? ¿Harán lo que dicen o cambiarán de opinión en el momento de depositar su voto?

Si finalmente pierde, las proyecciones volverían a jugarle una mala pasada a un candidato negro, como cuando en 1982 se inauguró el "efecto Bradley" (Tom Bradley, alcalde de Los Ángeles, perdió aquel año la gobernación de California porque los votantes, que lo apoyaban en las encuestas, no lo votaron el día de las elecciones).

El declive de la violencia ha hecho mucho por frenar la animosidad racial (12,1% de la población estadounidense es negra) y los analistas creen que la raza no será tan importante en este 2008. "El tema dominante es la economía", aseguran. Aun así hay datos demoledores: según la Universidad de Stanford, 58% de los demócratas blancos piensa votar a Obama, pero un tercio de ellos cita algún adjetivo negativo -violentos, irresponsables o perezosos- para describir a sus compatriotas de color.


CALLE 14
Por Noelia Sastre
http://blogs.eluniversal.com/2008/10/29/calle_blog_las-amenazas,-la-rel_29A2099611.shtml