jueves, 6 de noviembre de 2008

Gobierno pagó millones en pesquisa a traficante, según funcionario


Agentes de la DEA custodian al sirio Monzer al-Kassar, acusado de asociación delictiva para proporcionar ayuda y pertrechos a las FARC. Según la fiscalía federal, los insurgentes colombianos pretendían matar a estadounidenses con esas armas.


Un funcionario declaró el miércoles que el gobierno pagó millones de dólares a cuatro confidentes para investigar y detener a dos acusados de vender armas a las FARC con el fin de atacar a estadounidenses.

El agente especial de la DEA, John Archer, ofreció detalles de la investigación, que duró varios años, al inicio del juicio a Monzer al-Kassar, un sirio que vivía en España y que es juzgado en una corte federal de Manhattan.

Al-Kassar es acusado de asociación delictuosa para proporcionar ayuda y pertrechos a la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Según la fiscalía federal, los insurgentes colombianos pretendían matar a estadounidenses con esas armas.

El segundo acusado, Luis Felipe Moreno Godoy, vivía en España con al-Kassar. Archer explicó al jurado que se reunió varias veces con confidentes a los que llamó en público Carlos y Luis, para organizar reuniones con al-Kassar. Los confidentes se hacían pasar por delincuentes interesados en vender armas a las FARC.

"El plan era identificar a socios de al-Kassar e informar a al-Kassar a través de reuniones con sus socios para proponerles actividades delictivas", dijo Archer.

Al inicio del juicio, el fiscal Brendon McGuirie acusó a al-Kassar y a Godoy de querer vender armas a insurgentes colombianos "para ganar millones de dólares". El abogado de los acusados, Ira Sorkin, dijo que al-Kassar tenía un negocio de venta de armas perfectamente legal. Agregó que su cliente contactó a la policía española para denunciar a los confidentes y para intentar descubrir quienes eran realmente.

"Nadie discute que matar a estadounidenses es algo despreciable pero este caso no trata de eso", dijo Sorkin. "Mis clientes no forman parte de conspiración alguna. De hecho, se esforzaron por denunciar esto a las autoridades".

La fiscalía dijo al jurado que al-Kassar y los otro acusado se mostraron ávidos por vender cañones antiaéreos, lanzagranadas y otras armas al grupo.

De ser declarados culpables podrían ser condenados a cadena perpetua.

Archer dijo que el gobierno aprobó una partida de 300.000 dólares para el transporte de las armas desde Bulgaria a Colombia. Los pagos se hicieron a través de transferencia bancaria desde cuentas en Nueva York a diversas entidades de Europa y finalmente a España. El funcionario dijo que después de los arrestos de al-Kassar y Godoy en junio del 2007, se inspeccionó la casa de al-Kassar en Marbella.

En algunas de las 30 ó 40 habitaciones de la mansión se encontraron documentos con listas que enumeraban fusiles, granadas, ametralladoras y cohetes antiaéreos, dijo el agente especial. En algunas de las listas el precio del armamento llegaba a los seis millones de euros.

En la casa también se encontró información que hacía referencia a los organismos Armas-Trans, con sede en la capital búlgara de Sofía, y ROM ARMA, con sede en Rumania.

Más adelante se celebrará un juicio de un tercer acusado llamado Tarek Musa al-Ghazi, que recientemente sufrió un ataque cardíaco y necesita ser operado.

El encausamiento dice que al-Kassar ofreció además armas y pertrechos militares a grupos violentos de Nicaragua, Brasil, Bosnia, Croacia, Somalia, Irán e Irak.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/186/story/316227.html


Latinoamérica lejos de seguir ejemplo de Obama


Si hubieran tenido la oportunidad de votar en Estados Unidos, los latinoamericanos habrían apoyado ampliamente al demócrata Barack Obama, pero ¿estarán los países de la región listos para elegir un presidente negro?

Desde países con grandes poblaciones negras, como Brasil, hasta aquellos donde prácticamente no existen, como Argentina, el cuadro regional refleja una participación totalmente marginal de los habitantes de origen africano en la vida política nacional.

En ese contexto, la elección de un negro, como ocurrió en Estados Unidos, es algo, por el momento, muy remoto. Pero en algunos países de la región han sido electos presidentes de origen indígena como Evo Morales en Bolivia o descendiente de japoneses como Alberto Fujimori en Perú.

Analistas políticos y activistas de la región coinciden en que el racismo en las sociedades latinoamericanas atenta contra el ascenso de los negros en las instancias de toma de decisiones, aunque para algunos, el ejemplo de EEUU podría propiciar un cambio de actitud.

"Aquí se creó una contradicción que nos lleva a todos al diván: un país donde los negros representan 13 por ciento [Estados Unidos] está confirmando a un negro para presidente, y en un país como Brasil donde representan 50 por ciento están ausentes de los espacios políticos del país'', lamentó el abogado y sociólogo José Vicente, rector de la Universidad Ciudadana Zumbi dos Palmares.

Vicente, quien dirige una universidad creada para dar mayor acceso a los negros a la educación superior, recordó que de los 81 senadores brasileños sólo uno es negro, y sólo 12 de los 513 diputados son de origen africano.

"Es una situación de tierra arrasada'', comentó. En Brasil solamente dos ministros son negros, el de Deportes y otro de Igualdad Racial.

Estudios oficiales indican que los brasileños de origen africano tienen salarios inferiores a los blancos y su nivel de escolaridad es inferior al promedio nacional.

En el resto de la región se perciben situaciones similares con un agravante: muchas de las personas de piel oscura no se consideran negros.

Llama la atención el caso de República Dominicana, donde el presidente recientemente reelecto, Leonel Fernández, es de tez oscura, pero en su país se le considera mestizo. Los negros, en la visión dominicana, son los haitianos.

En Colombia, donde la población negra es de entre 10 y 18 por ciento, sólo hay un negro en el gabinete: la ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno, mientras el oficial del ejército Luis Alberto Moore hizo historia en el 2006 al convertirse en el primer general negro de Colombia.

"¿Por qué en América Latina no hay presidentes negros? Porque hay racismo, un mulato siempre será considerado por encima de un negro, y quizá ni siquiera se reconoce como negro'', explicó la antropóloga Claudia Mosquera, del Grupo de Estudios Afrocolombianos de la Universidad Nacional.

Un caso similar se da en Panamá, donde 14 por ciento de sus 3 millones de habitantes son negros, pero no ha habido un gobernante de origen africano, lo que el director del Centro de Estudios Latinoamericanos Marco Gandásegui atribuye al racismo abierto en las instituciones. ‘‘Tenemos una cultura multiétnica que está dominada por la noción de que los blancos son superiores'', señaló.

En Ecuador, el cargo más alto ocupado por un negro fue cuando el poeta Antonio Preciado asumió el Ministerio de Cultura por unos meses en el 2007, aún cuando más de 10 por ciento de la población es negra, según la Asociación para la Integración de la Raza Negra en Ecuador.

No obstante, algunos analistas creen que la elección de Obama podría convertirse en un aliciente para el cambio en la región.

Para Mosquera, la elección de Obama es una muestra de lo que puede suceder cuando un país se moviliza contra el racismo. Vicente aseguró que le elección de Obama "puede ayudar a galvanizar el sentimiento nacional y, dentro de ese deseo de cambiar, de progresar, de repente un negro puede llegar a ser gobernador o incluso presidente'', afirmó.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/196/story/316719.html

Esposas de candidatos denuncian agresión en Nicaragua


Las esposas de dos candidatos opositores denunciaron el miércoles que supuestos simpatizantes sandinistas las atacaron a pedradas durante una manifestación partidaria y ambas dijeron que sufrieron heridas en el rostro.

Las denunciantes fueron Elisa McGregor, esposa de Eduardo Montealegre, candidato a alcalde de Managua por la Alianza Liberal Constitucionalista (PLC), y Regina Rodríguez, esposa del candidato a vicealcalde por el mismo partido, Enrique Quiñónez.

Señalaron que el hecho ocurrió la noche del martes cuando una caravana de vehículos, encabezados por los candidatos, recorría barrios orientales de la ciudad como parte de la campaña electoral para los comicios del próximo domingo.

Unos 3.8 millones de votantes deberán elegir alcaldes, vicealcaldes y concejales en 146 municipios del país.

Montealegre dijo que los agentes policiales que estaban supuestos a resguardar la caravana la detuvieron exactamente en un lugar donde se encontraba el grupo de simpatizantes sandinistas que los atacó. La señora McGregor dijo a los periodistas que "tratan de amedrentarnos''.

Quinónez señaló que la policía vio que los simpatizantes sandinistas estaban preparados para lanzarles piedras y no actuó preventivamente. Una vocera policial, comisionada Vilma Reyes, dijo que varias personas fueron arrestadas por el hecho.

La alianza PLC informó que durante la campaña electoral sus simpatizantes han sido agredidos en al menos 30 ocasiones por agitadores sandinistas. La semana pasada dos militantes liberales fueron apuñalados por supuestos sandinistas en una rotonda de esta capital.

El candidato a alcalde de esta capital por la alianza Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), es el ex tricampeón mundial de boxeo, Alexis Argüello.

Ademas de las alianza FSLN y PLC, en los comicios participan Alternativa por el Cambio (AC), Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), el Partido Resistencia Nicaragüense (PRN), y los partidos Movimiento de Unidad Costeña (PAMUC) y Yapti Tasba Masraka Nanih Asla Takanka (Yatama) de la región caribeña sur.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/noticias/america_latina/story/316639.html