martes, 25 de noviembre de 2008

Piden doce años de cárcel para Alex del Nogal en Italia


El fiscal del juicio en Palermo, en la isla de Sicilia, contra Alex Del Nogal por el delito de narcotráfico entre Europa y Venezuela pidió doce años de cárcel para el empresario venezolano.

El representante de la acusación Marcello Viola sostiene que Del Nogal era el centro de la operación de tráfico de estupefacientes y que se ocupaba del transporte al sur de Italia de la cocaína producida en Latinoamérica, para que después fuera distribuida por la mafia local.

Durante el juicio, el ex miembro la Sacra Corona Unida (la mafia de la región de Puglia y ahora colaborador de la justicia Massimo Lo Vreglio), aseguró que el empresario tenía relación con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.
Los abogados de Del Nogal han negado siempre esta hipótesis e incluso pidieron al Tribunal, sin conseguirlo, que Chávez acudiese al proceso como testigo.

Alex Del Nogal fue detenido el pasado 29 de enero en Trapani (isla de Sicilia) por un presunto delito de narcotráfico entre Colombia, Argentina, Venezuela y varias regiones del sur de Italia, entre ellas Sicilia y Puglia.

El empresario ya había sido arrestado en septiembre del pasado año cuando intentaba entrar en Italia, después de que la policía dictara una orden de busca y captura en su contra por narcotráfico.

Fue juzgado el 25 de enero, pero la jueza encargada del caso lo excarceló ese mismo día por un vicio de forma en el proceso.

Cuatro días más tarde fue de nuevo detenido ante el peligro de fuga y desde entonces se encuentra encarcelado.

Cadena Global/EFE




Eduardo Semtei: ¡Te lo dije Chávez! Era Vielma Mora

El presidente es un tozudo. No hace caso para nada. Piensa que todo lo sabe, que todo lo ve, que todo lo adivina. Pues no, amigo Chávez, no es así. En estas elecciones fallaste el tiro.

La magia se está evaporando. La varita que usabas para hacer "caballeros y candidatos" está un poco mohosa. Y es que escogiste unos aspirantes que de verdaíta eran mochos y cojitrancos. Pero ninguno de ellos tan triste como el Jesse, un fracasado a lo largo y ancho de la patria. Y el otro, Diosdado, igualmente patético. Qué par de fulanos. Pero al Presidente le gusta que lo alaben, que le masajeen el ego y este par, en esa actividad, es insuperable. Yo hablé de una corrección estadística. Dije a lo largo y ancho de la patria, que el 45% que tenía la oposición se reflejaría en estas elecciones. Lo anticipé en varios artículos en El Mundo, y efectivamente la oposición ganó en seis estados que representan el 45% de la población. Ningún otro analista dio estos porcentajes. Y díganme de las encuestas.

Estoy revisando a Ivad (Instituto Venezolano de Análisis de Datos), a Merentes, a Luis Vicente León, a Consultores 21 y qué pelón se echaron. Le daban a Ledezma a lo sumo 25%. Qué pena con el vecino. Qué vergüenza. ¿Dónde irán a meter la cabeza? También escribí sobre los encuestadores.

No pegaron prácticamente una. Bueno, acertaron todos en cuanto al Jesse, el peorcito. Y he titulado este artículo con el nombre de Vielma Mora, porque justamente, me parecía que era el mejor candidato para la Alcaldía Mayor. Los dos principales y más exitosos gerentes públicos del gobierno, Vielma Mora y el general Antonio Rivero, fueron execrados. Tirados a un lado, por obra, gracia y maniobra de Diosdado Cabello. Era tan lógico que Vielma fuera candidato a la Mayor y Antonio Rivero a la gobernación de Miranda, pero no fue así, las zancadillas de Cabello se llevaron en los cachos a estos dos gerentes, a Juan Barreto, a Freddy Bernal, a Ameliach. Era tan lógico que Francisco Ameliach o Saúl Ortega fueran candidatos a la gobernación de Carabobo, pero no, Chávez, aconsejado por el mismísimo Diosdado otra vez, decidió impulsar a otro. Ese es el gran derrotado. No se conoce ni de Jesse ni de Diosdado ningún artículo periodístico, ninguna idea brillante, ninguna propuesta interesante. Son totalmente nulos. Estoy seguro de que con la gigantesca derrota que cargan sobre sus hombros tardarán siglos en recuperarse. No era posible que los menos capacitados tuvieran tanto poder. 13 ministros, 11 gobernadores, 96 diputados, 16 magistrados del TSJ, el Poder Ciudadano y 34 generales, conformaban el círculo íntimo de estos ligaditos. Estoy seguro de que Chávez estará considerando los nombres de Rivero y de Vielma Mora, tanto en el área política como en la gubernamental.

No más improvisados, no más inútiles. En la oposición también hay responsables.

Rojas Suárez en Bolívar es reo culpable, junto con el MAS y Primero Justicia, de que Velásquez no ganara. Claudio Fermín es culpable por haber mantenido una candidatura que para nada servía. Y Rafael Simón Jiménez conspiró para que ganara Adán Chávez en Barinas. Esos tres personajes deben ser señalados e identificados como agentes encubiertos. Como mercenarios de la política nacional. Finalmente, debo reconocer que el Presidente se llevó el 55% de la votación. Ese porcentaje luce atractivo para que comenzando 2009 el Psuv recoja las firmas para que Chávez presente una propuesta (por iniciativa popular) de modificación constitucional. La propuesta que le quita el sueño. La reelección indefinida de la presidencia. No se sorprendan. La decisión ya está tomada. Y ahora está libre de dos supuestos aspirantes a sucederlo: Diosdado y Aristóbulo. La cosa no le salió tan mal al Presidente. Por eso nadie lo vio triste ni preocupado.

El Mundo




Rafael del Naranco: Hugo: otra oportunidad perdida


Parece imposible que el Presidente cambie sus altanerías. Él lo ha dicho: "Quien desee hablar en cadena que gane la presidencia".

Y así anoche volvió por sus fueros atando al espectro comunicacional sus peroratas repetitivas, encalladas en una sola idea cuyo leit motiv es el golpe de Estado de aquel abril lamentable y sin razón de ser, camino que él abrió años antes con una intentona sangrienta. Es decir, Chávez no puede escapar de la historia que persigue a cuenta de una obsesión rayana en la paranoia.

El resultado de las elecciones del domingo lo ha descompuesto e intenta esquivar, sin conseguirlo, el zurriagazo recibido. Otros varapalos vendrán más contundentes, al ser las urnas la guillotina de los que se creen ungidos y se olvidan de poner los pies sobre el polvo.

Decíamos ayer que al ser el Jefe del Estado un showman excepcional, necesita el aplauso y el contacto con el espectador; si no lo tiene, la existencia se le hace insostenible. Necesita parlar encarnizadamente cual si esa tarea marcada en sus genes fuera la excelsa misión de su vida. Otros anhelan ser místicos o estrellas refulgentes en mundanas sociedades.

Si el Presidente fuera un estadista y dejara de lado al político del montón para pasar al labrantío de los estadistas, la cadena de ayer debiera haber sido de reflexión y análisis sobre los resultados de las elecciones al amparo del nefasto resultado en Caracas y Los Teques. "Marciano", el columnista del diario "Vea" -el co- mandante sabe, como medio país, quién está tras de ese nombre sideral-, ha hurgado en la derrota de su gente con una profundidad diáfana: "No se puede ocultar que muchos de los alcaldes cuyo ejercicio cesará, no lograron una gestión exitosa. Las numerosas críticas formuladas a su administración, están relacionadas con el manejo de la basura, el mantenimiento de las calles y aceras, la seguridad y la policía municipal... En ciertos casos se criticó el nepotismo, el uso de poder para emplear a familiares del alcalde...Pasadas las elecciones, será necesario revisar el proceso de la elección de los candidatos en el seno del partido. El Psuv no puede hacer el papel de PRI mexicano. No es posible admitir procedimientos reñidos con la ética socialista".

Los que en un tiempo se llenaron de esperanza bajo la égida de Hugo, saben bien de lo que "Marciano" departe, al haber ido cada uno de ellos de la ilusión al desengaño.

Otra oportunidad perdida. Esa reflexión debería haberla hecho ayer Chávez ante el país.

El Mundo