domingo, 9 de noviembre de 2008

Un Hugo Chávez que manda a estudiar al ahora presidente electo de EEUU circula en internet, como para recordar quién es quién.




Esta semana, el presidente Hugo Chávez se anotó en la fila de los entusiastas “felicitadores” del recién electo Barack Obama, opotunismo que parece aprovechar la Cancillería venezolana para sugerir que ya está tramitando un encuentro del líder de la revolución bolivariana con el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Pero la vida da sorpresas, y ahora circula una respuesta que el presidente Chávez le diera a las palabras del entonces candidato demócrata, en julio de este año, cuando Obama se refirió a la política exterior de su gobierno. En una mezcla de trasnochado radicalismo y vulgaridad –había damas presentes en esa alocución presidencial– Hugo Chávez le dice ignorante al ahora presidente electo del "imperio".

TalCual
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/3757/1/




Contratulations, Gringos de M...


Yo no sé a ustedes, pero al suscrito las elecciones gringas lo que le produjeron es una cochina envidia.
Primero: ver a un negro en la Casa Blanca, a la que le esperaba un negro porvenir si ganaba el blanco, aunque –dice un periódico del imperio– que al votar por el negro, los americanos dieron en el blanco.
Segundo: ver al blanco llamar al negro "my President" y reconocer lo que esta elección significaba para las luchas de los afrodescendientes, para la idea americana de que todos pueden llegar en igualdad de condiciones y hasta darle el pésame por la muerte de su grand mother, en vez de mentársela, como nos resulta familiar en la política local. No se le ocurrió decir que el triunfo de Obama fue de m..., ni nada por el estilo.

Tercero: ver al negro decir que quiere ser el Presidente de todos los norteamericanos, incluidos, claro está, todos los que no votaron por él, a los que nunca mandó al carajo, ni a lavarse el paltó, ni a que se metieran su voto en el bolsillo. Tuvo, además, palabras generosas y respetuosas para su adversario: no lo llamó imbécil, ni desgraciado. Tampoco amenazó con meterlo preso tan pronto llegue a la que ahora tendremos que llamar Black and White House.

En fin, da envidia ver que la política puede ser el espacio del diálogo y el respeto, que aun quienes discrepan son capaces de reconocer que el adversario comparte el mismo amor por el país y que hay un enorme terreno para el acuerdo y la cooperación.

Por lo demás, conozco a alguien que se va quedando sin culpables a los que endosar sus fracasos y hasta él se ve obligado a felicitar a los que, tan sólo un par de meses atrás, eran unos gringos de m... Como dirían nuestros hermanos cubanos: que manera de comerla, caballero.

NOTA A WALESA:
Sé que tiene toda la pinta de una maniobra más del gobierno para silenciar una eventual crítica en un foro sobre la democracia. Pero doy fe de que la excusa que le dieron, señor Walesa, es absolutamente veraz. El gobierno venezolano no puede garantizar su seguridad, ni la de ningún ciudadano de este país. Al menos en su caso lo ha dicho con sinceridad. Así que, más bien, usted tuvo una suerte que no tenemos los que cada día salimos a la calle sin escoltas ni guardaespaldas, ni círculos de seguridad, porque lo que a nosotros nos ha caído encima es una extraordinaria mala Lech, Walesa.

TalCual
Humor en Serio por Laureano Márquez
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/3753/1/



Mesoneros espían a clientes y luego los "venden" al hampa

Polibaruta realiza un censo de empleados de locales situados en Las Mercedes


La pistola Walter PPK que portaba el homicida del capitán Carlos Alberto Borges, había sido robada a un comerciante que fue secuestrado en el mismo local donde falleció el aviador.

Ambas coincidencias obligan a los detectives de la División contra Homicidios a ampliar su radio de acción hacia los empleados de algunos exclusivos centros nocturnos situados en el este de la ciudad. Presumen que los mesoneros y parqueros de los establecimientos escudriñan a los clientes para luego informar a los delincuentes acerca de las prendas de valor y vehículos que conducen.

El pasado mes de septiembre fue secuestrado en la avenida Río de Janeiro un joven vendedor de autos quien había cenado acompañado de su novia. El agraviado fue despojado de su pistola, de su auto Mustang importado y luego lo dejaron libre para que buscara el dinero y así rescatar a su prometida. La dama tuvo que ser liberada en la urbanización Terrazas del Ávila antes de que se pagara el rescate debido al acoso de los detectives antisecuestro del Cicpc.

Frente a estas coincidencias el comisario Wilfredo Borras, director de la Policía del municipio Baruta giró instrucciones para realizar un censo detallado de todos los mesoneros y parqueros que laboran a lo largo de la avenida principal de Las Mercedes. Esperan con ello obtener valiosa información con la que alimentarán un banco de datos el cual podría ser de gran utilidad para la policía científica.

Los funcionarios de la División contra Homicidios presumen que los antisociales conocidos como los "roleros" son alertados por los empleados de los restaurantes y tascas sobre las potenciales víctimas.

Por ello los antisociales llegan de manera directa a los clientes y sin mayores dilaciones les exigen que les entreguen las prendas, tal como le sucedió al piloto de Pdvsa la noche del pasado martes. Trascendió que los mesoneros reciben un porcentaje de las ilícitas ganancias.

Gustavo Rodríguez
El Universal
http://www.eluniversal.com/2008/11/08/sucgc_art_mesoneros-espian-a-c_1137372.shtml



La verdadera revolución


Con esta elección, el antiamericanismo no desaparecerá pero tendrá dificultades.

Obama no es un ángel, ni el redentor de Estados Unidos que algunos aseguran.

Tampoco es la encarnación del resentimiento social y racial que, disfrazado de demócrata, llevará hasta el “Imperio” una revolución a-la-Chávez. Es importante que esto se entienda para que nadie se levante con un tremendo ratón después de pasada la fiesta.

Es cierto que Obama ha generado expectativas que podrían convertirse en su propio talón de Aquiles. Y es que si bien gran parte del mundo está dispuesto a darle tiempo, la crisis financiera en casa, la recesión mundial, Al Qaeda y Rusia son amenazas que no esperan. Tiene que hacer cambios importantes en un avión que vuela en plena tormenta. Por ello, en un tono más realista, me voy a concentrar en las aéreas donde se pueden esperar cambios en su presidencia.

Por primera vez desde la esclavitud hasta nuestros días, los norteamericanos tienen una oportunidad real de afrontar el tema racial sin los complejos de inferioridad o culpa macerados de parte y parte.

Tiene el mandato para hacerlo. Es cierto que Obama atrajo 95% de los votos de la población negra, pero esta minoría sólo representa 13% de la población norteamericana.

Triunfó también porque logró 66% del voto latino y 56% de los blancos. Es decir, una importante mayoría de todas las etnias y clases se conectó con su mensaje que tocó el nervio de la razón de ser de Estados Unidos: una alianza tras ideales mucho más grandes que la suma de sus partes. Por eso muchos vibraron con esperanza al escuchar su leitmotiv: “Estos no son los estados rojos, ni los estados azules, ni los estados negros, ni los blancos, estos son los Estados Unidos de América”. Sí, con este mantra, Obama tiene la oportunidad de golpear dos pájaros de un tiro: el racismo blanco y el tabú de la minoría negra que culpa a ese racismo de todos sus problemas.

Segundo, el resultado de estas elecciones refleja lo importante que es para el pueblo americano recobrar su prestigio y su liderazgo moral ante el mundo. Esa misión de hacer el bien que sentían perdida durante los ocho años de Bush, ahora podrán recuperarla.

Obama tiene una oportunidad real de hacerlo, y así los esperan entusiasmados 69% de los jóvenes que sufragaron por él al depositar sus votos por primera en la vida.

Por último, si bien en materia de política internacional no habrá cambios dramáticos, es innegable que se abrirán espacios para nuevas alianzas. Por ejemplo, Europa apoyará más cómodamente a un presidente como Obama para enfrentar a Al Qaeda o Rusia -país para el cual el triunfo de Obama es una puñalada a su discurso antiamericano- que como lo hubiera hecho con un McCain.

Estados Unidos ha vuelto a ser la promesa que era. La encarnación del sueño americano es hoy el negro, hijo de inmigrante criado en un hogar de clase media que llegó a Harvard y a la Casa Blanca. Ese es también el sueño de los marginados del mundo desde Afganistán hasta Nicaragua. Con esta elección, el antiamericanismo no desaparecerá pero tendrá dificultades para sobrevivir y, definitivamente, tendrá que cambiar su mensaje. Ojo con esto, presidente Chávez.

La noche de su triunfo, Obama se dirigió con respeto a casi la mitad del país que no votó por él. Afirmó que escuchaba su voz y les pidió que se incorporaran a la reconstrucción de la patria “bloque a bloque, ladrillo a ladrillo, mano encallecida sobre mano encallecida”.

Este puede ser el comienzo de una verdadera revolución.