viernes, 3 de octubre de 2008

Sarah Palin y Joe Biden se enfrascan en un animado duelo


Republican vice presidential candidate Alaska Gov. Sarah Palin smiles while listening to a question during a vice presidential debate at Washington University in St. Louis, Mo., Thursday, Oct. 2, 2008. (AP Photo/Ron Edmonds)

Democratic vice presidential candidate Sen. Joe Biden, D-Del., speaks during a vice presidential debate at Washington University in St. Louis, Mo., Thursday, Oct. 2, 2008. (AP Photo/Jeff Roberson)

Republican vice presidential candidate Alaska Gov. Sarah Palin speaks during a vice presidential debate at Washington University in St. Louis, Mo., Thursday, Oct. 2, 2008. (AP Photo/J. Scott Applewhite)

Democratic vice presidential candidate Sen. Joe Biden, D-Del., left, and Republican vice presidential candidate Alaska Gov. Sarah Palin face off during a vice presidential debate at Washington University in St. Louis, Mo., Thursday, Oct. 2, 2008. (AP Photo/Ron Edmonds)

Republican Sarah Palin (R) greets Democrat Joseph Biden (L) on stage for their vice presidential debate October 2, 2008 at Washington University in St. Louis, Missouri. PAUL J. RICHARDS / AFP/Getty Images

Republican Sarah Palin arrives on stage for her vice presidential debate with Democrat Joseph Biden October 2, 2008 at Washington University in St. Louis, Missouri. PAUL J. RICHARDS / AFP/Getty Images

Republican vice presidential candidate Alaska Gov. Sarah Palin blows a kiss as she steps on stage before the vice presidential debate at Washington University in St. Louis, Mo., Thursday, Oct. 2, 2008. (AP Photo/Ron Edmonds)



La tarea de Joe Biden era atacar. La de Sarah Palin era atacar, conectarse y mantener su guión populista.

Aunque ambos candidatos a la vicepresidencia tuvieron éxito el jueves en el único debate que tendrán en la campaña, para Palin había mucho más en juego, pero los criterios eran mucho menos estrictos. De modo que, en la competencia de expectativas bajas, ella fue la que ganó.

La gobernadora de Alaska, ahora en su primer término, por lo menos superó las respuestas vagas y sin sentido de sus entrevistas anteriores con Katie Couric y Charlie Gibson, y las caricaturas de Saturday Night Live y ese tipo de programas.

Ya con sus primeras palabras y aparentemente llena de confianza, Palin intentó desde el primer momento establecer contacto con votantes cuya confianza en ella estaba menguando. Llenó su discurso de frases muy folclóricas, tales como "Dios los bendiga'', y "así se habla''. ¿Y quién necesita encuestas, insinuó ella, cuando hay juegos de fútbol a los que asisten los padres.

"Apuesto a que van a detectar algún miedo en las voces de los padres'', dijo Palin.

Defendió al candidato republicano John McCain de la letanía de críticas, y reprendió a Biden por su historial en el Congreso y el del candidato demócrata Barack Obama.

Pero su comparecencia no fue perfecta.

Algunas veces, Palin pareció titubear en temas menos familiares. Cuando el debate no iba siquiera por la mitad, le preguntaron algo sobre hipotecas de alto riesgo, pero ella volvió al tema de la energía, con el que obviamente se sentía más cómoda, y se sabía sus líneas. Parecía algo sin sentido.

"Yo quiero hablar de nuevo sobre mi historial de energía versus el plan suyo de energía'', dijo ella. "Creo que es importante regresar a aquel plan energético por el que se votó en el 2005. Cuando hablamos de energía, hay que tener en cuenta la necesidad de hacer todo lo posible para que este país pueda ser independiente en el campo energético''.

Ella se refirió dos veces al general al mando de las tropas de EEUU en Afganistán como ‘‘general McClellan''.

En realidad, el nombre del general es David McKiernan y, como dijo Biden, él hizo un llamado esta semana a Estados Unidos y sus aliados a enviar más tropas "tan pronto como sea posible'' a Afganistán y advirtió que la guerra en ese lugar podría empeorar antes de resolverse.

Palin mostró una destreza peculiar para no contestar preguntas, y se limitó a comentarios breves y ligeros, mirando sus notas con frecuencia. Ella criticó a Biden y a Obama con una sonrisa y su acento de Alaska.

La cabeza de Palin se movió continuamente de mirar sus notas a encarar a Biden cuando ella desenterró, y enumeró, sus diferencias con Obama en cuanto a la guerra de Irak.

Biden se mostró crítico desde el principio, acusando al presidente Bush de haber supervisado ‘‘las peores medidas económicas que hemos visto nunca''. Considerado a menudo como indisciplinado, Biden se mantuvo fiel a la plataforma democrática.

Biden criticó a McCain por sus declaraciones contradictorias sobre temas económicos. "Eso no convierte a John McCain en una mala persona, pero sí nos da una idea de que está desconectado''.

También acusó Palin de distorsionar el historial de Obama, y dijo: "Vamos a decir de una vez quién ha tenido razón y quién no'' en cuanto a Irak.

"John McCain ha estado completamente equivocado todo el tiempo'', dijo Biden antes de mostrarse populista. "Como diría mi madre, yo lo quiero, pero él ha estado completamente equivocado''.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/295866.html




Biden y Palin chocan por Irak, la economía y la crisis energética



La republicana Sarah Palin acusó el jueves a Barack Obama de votar contra el financiamiento para los soldados en combate, y criticó al demócrata Joe Biden por apoyarlo "especialmente con su hijo en la Guardia Nacional'' y en camino a Irak.

"John McCain votó también en contra de darles fondos a los soldados'', replicó Biden, y luego agregó que el candidato presidencial republicano había estado "totalmente equivocado en los asuntos fundamentales relacionados con la manera de conducir la guerra''.

Biden insistió en sus fuertes críticas a McCain por su posición sobre la guerra en Irak, calificándolo de "francotirador solitario'' por su negativa a aceptar un cronograma para la retirada de las tropas de EEUU.

Pero Palin contraatacó afirmando que un cronograma de retirada equivalía a "una bandera blanca de rendición en Irak'' en un momento en que la victoria estaba "a la vista''.

También dijo Palin que Biden había apoyado en el pasado el punto de vista de McCain sobre la guerra y recordó que una vez dijo sobre Obama que no estaba listo para ser comandante en jefe.

Biden no respondió a la mención de Palin sobre su hijo Beau, secretario de Justicia de Delaware, quien hoy viajará a Irak con su unidad de la Guardia Nacional.

Palin tiene un hijo en territorio iraquí con la Guardia Nacional de Alaska, pero no lo mencionó.

El enfrentamiento sobre Irak fue el más personal, y el más duro, entre los candidatos a la vicepresidencia en su debate de 90 minutos en la Universidad de Washington.

También chocaron en materia de energía, la economía, el calentamiento global y otros temas en su único debate, a menos de un mes de las elecciones y con McCain tratando de recuperar el terreno perdido ante Obama, candidato presidencial demócrata.

Funcionarios republicanos reconocieron previamente que el candidato republicano renunció a seguir con su campaña en el importante estado de Michigan, por considerar que no lo ganará. Ese estado votó a favor de los demócratas en los comicios presidenciales de hace cuatro años, pero McCain invirtió millones de dólares en tratar de vencer allí.

Previamente, Palin dijo que McCain haría a un lado "el partidismo'' para ayudar a solucionar la crisis económica, mientras que Biden replicó que Wall Street se desbocó durante ocho años de gobierno republicano.

Palin, gobernadora de Alaska, dijo que McCain hizo sonar la alarma desde hace años en torno a Fannie Mae y Freddie Mac, dos gigantescas hipotecarias que actualmente se encuentran en graves problemas, pero otros legisladores habían ignorado sus advertencias.

Biden vio las cosas en forma distinta, y dijo que las primeras palabras de McCain después de que la crisis estallara fueron: "Los indicadores fundamentales de la economía están sólidos''.

Los hombres que buscan la presidencia del país, Obama y McCain, observaban el diálogo por televisión desde suites de hotel en otras ciudades donde se encuentran como parte de sus campañas.

Obama y McCain sostuvieron un debate la semana pasada, y volverán a hacerlo en dos ocasiones más, el próximo martes y posteriormente el 15 de octubre.

Después de eso sólo faltarán tres semanas para el día de las elecciones, en una contienda que últimamente se ha inclinado ligeramente en favor de Obama, según indican las últimas encuestas, en momentos en que la crisis económica está bajo los reflectores en la campaña.

Palin, que ha sido gobernadora de su estado durante menos de dos años, se encontraba bajo intensa presión para demostrar que conoce bien los temas a tratar. Las encuestas muestran que el público se muestra cada vez más escéptico de que ella se encuentre lista para ocupar un puesto tan importante.

Sin embargo, en los primeros momentos del debate mostró su sonrisa y animosidad características.

"Acudan un sábado a un partido infantil de fútbol y hablen con cualquier padre que esté a un costado de la cancha, y les apuesto que van a escuchar en su voz que tiene miedo'', respondió Palin cuando le preguntaron en torno a la crisis económica. Como acostumbra en la campaña, utilizó términos más coloquiales, como betcha, en lugar de bet you (‘‘les apuesto'') y gonna en vez de going to (‘‘voy a'').

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/295833.html




Senadora del PP acusa a Chávez de enviar cocaína a España y a Zapatero de "callar"



La senadora del Partido Popular María Teresa Cobaleda afirmó hoy que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, "está mandando indiscriminadamente cocaína a nuestro país". También reprochó al jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, que "calle" ante esta práctica de su "muy amigo" Chávez. Durante la Comisión Mixta para el 'Estudio del Problema de la droga' del Senado, en la que compareció esta tarde el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, la senadora 'popular' criticó que el mandatario venezolano "haga la vista gorda" cuando se envían "tantas y tantas" toneladas de cocaína a España.

Cobaleda argumentó que el 80 por ciento de la "ingente" cantidad de cocaína que llega a nuestro país procede de Venezuela. "Ese país gobernado por un aliado de Zapatero que es Hugo Chávez", apostilló.

Tras ello, la senadora 'popular' señaló que Chávez es el responsable de "dominar" las entradas y salidas de droga que se producen en las fronteras de su país, y sentenció: "Desde luego, buenos aliados tenemos cuando se pretende extorsionar a las empresas españolas asentadas en Venezuela y, sin embargo, hacen la vista gorda para mandar tantas y tantas toneladas de cocaína que llegan a nuestras fronteras y recorren todo nuestro territorio".

En cualquier caso, expresó su "sorpresa" por el hecho de que Zapatero "se ha callado y no ha dicho nada a su amigo Chávez" ante esta "grave" situación, y en este sentido vio lógico que el gobernante español se hubiera mostrado contrario al mandatario venezolano, que "está mandando indiscriminadamente cocaína a nuestro país".

Dicho esto, afirmó que los servicios antidroga europeos ya han mostrado sus quejas ante la falta de esfuerzo por parte de las autoridades venezolanas en la lucha contra el tráfico de este tipo de estupefacientes, y agregó que también el propio Gobierno de Estados Unidos las han criticado por "haber incumplido su compromiso internacional" en la erradicación de este tipo de delitos.

"Con estas grandes cantidades de cocaína que llegan a España, no es difícil que nos coloquemos a la cabeza de Europa de todo el narcotráfico", valoró la dirigente 'popular', para advertir que esta sustancia recorre con frecuencia "calles, oficinas, institutos, discotecas y bares", como, dijo, expone la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción.

Europa Press