lunes, 13 de octubre de 2008

Desespero en Europa ante la crisis de los mercados


La canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Nicolas Sarkozy y el premier británico Gordon Brown.



Líderes británicos y europeos tomaron decisiones sin precedentes el domingo por la tarde para tratar de detener la galopante crisis financiera, anunciando medidas para adquirir una participación importante en los bancos y garantizar los préstamos interbancarios.

Los miembros de la Unión Europea anunciaron planes de garantizar los préstamos entre los bancos por un máximo de cinco años. Asimismo, planean permitir a los países miembro que compren valores adquiridos por valor de miles de millones de dólares a instituciones financieras en problemas.

Los líderes de las naciones europeas presentaron su plan como una "caja de herramientas'' a la que cada país daría el uso que mejor le convenga. Se espera que Francia, Alemania e Italia adopten formalmente el plan hoy por la mañana.

"Estamos en una crisis mundial y, en lugar de separar a Europa, en realidad nos ha unido más que antes'', declaró Sarkozy. "No es una tarea fácil''.

El presidente francés dijo que en Francia es necesario aprobar leyes para implementar el plan y que espera poner en vigor los cambios este fin de semana.

Lo mismo que en Estados Unidos, el rescate de los bancos no es una idea particularmente popular y Sarkozy se hizo eco de las declaraciones en semanas recientes por el presidente Bush y otros.

"No estamos regalando nada a los bancos'', dijo Sarkozy. "Estamos ayudando a los bancos a operar porque nuestra economía depende de eso''.

La medida representa una decisión audaz en un momento en que los mercados comienzan una nueva jornada después de lo que en muchos países fue la peor semana bursátil desde la Gran Depresión.

La apresurada medida de emergencia es también la primera medida fuerte y coordinada de este tipo desde que adoptaron una moneda común, el euro, que ahora se usa en 15 países.

El primer ministro británico Gordon Brown, quien fue ministro de Finanzas, informó a sus homólogos europeos que en por la mañana el estado británico adquirirá importantes participaciones en por lo menos cuatro bancos, según The Times of London. La idea es evitar quiebras y aumentar la confianza en un sector bancario cada vez más frágil con la inyección de $55,000 millones o más en las instituciones abrumadas.

Después de reunirse con Sarkozy, Brown expresó su confianza en que los mercados financieros reaccionen positivamente a los planes.

Según el Times of London, el gobierno británico planea convertirse en el principal accionista del Royal Bank of Scotland (RBS) y del Halifax Bank of Scotland. El gobierno británico tomaría posiciones más modestas en Lloyds y Barclay's, dos de los bancos ingleses más prestigiosos.

Brown dio la noticia a sus colegas en una cumbre de emergencia en París de los miembros de la Unión Europea, que no consiguió llegar a un consenso hace una semana, provocando el pánico en todo el continente, y que el domingo se esforzó por lograr un acuerdo tentativo sobre un plan francés y otro alemán para garantizar los préstamos interbancarios durante cinco años.

Esta medida se propone descongelar los mercados del crédito, que se han paralizado a medida que los bancos conservan el poco capital que tienen y se niegan a prestarse unos a otros, o incluso a grandes empresas. El Banco Central Europeo y la Reserva Federal de Estados Unidos han trabajado arduamente durante los últimos meses para ofrecer a los bancos préstamos a corto plazo con el objeto de prevenir la paralización total de los préstamos interbancarios. Pero estos esfuerzos han tenido un éxito limitado pues los bancos siguen prestándose unos a otros solamente con intereses muy altos, lo que significa que no tienen confianza.

El método de los europeos y los británicos difiere considerablemente del polémico paquete de rescate de $700,000 millones aprobado el mes pasado con grandes dificultades por el Congreso. Este plan, propuesto por el secretario del Tesoro Henry Paulson, tenía por fin fondos de los contribuyentes para comprar valores abrumados a instituciones bancarias para ayudarlas a mejorar su cuenta de resultados. La mayoría de los valores serían bonos hipotecarios, que son la raíz de la crisis financiera.

Aunque el plan de Paulson se llama Programa de Alivio de Valores Abrumados (TARP), Paulson declaró el viernes que estaba estudiando seguir el ejemplo de Gran Bretaña e inyectar dinero a los bancos en problemas.

Paulson y sus colegas no han dicho prácticamente nada sobre cómo se implementará. El funcionario del Tesoro recientemente designado para dirigir el rescate de los bancos, Neel Kashkari, se pronunciará hoy públicamente por primera vez sobre el asunto.

Entre las interrogantes está cómo el Tesoro puede tomar posiciones en bancos estadounidenses. Un rumor persistente es que el primero en la fila será Morgan Stanley, que asesoró al Tesoro hasta fines de la semana pasada, cuando fue víctima de la falta confianza y sus acciones bajaron 60 por ciento.

Morgan Stanley, junto a Goldman Sachs, son los únicos bancos de inversiones que quedan en pie tras un verano turbulento y cambiaron el mes pasado su estatus a compañías tenedoras de bancos. Esto los sujeta a las mismas normas que rigen los bancos comerciales y, presumiblemente, los hace elegibles para recibir transfusiones de fondos del gobierno para prevenir su quiebra.

En una señal del carácter global del problema, el gobierno de Noruega anunció el domingo que prestará $55,000 millones a los bancos comerciales noruegos y recibirá como garantía valores hipotecarios abrumados por períodos máximos de tres años. El gobierno emitirá bonos para cubrir el costo de los préstamos a los bancos. Lo mismo que en el resto de Europa y en Estados Unidos, en Noruega hubo un fuerte aumento en el precio de la vivienda y ahora sufre de una dolorosa corrección.

Por su parte, el presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, anunció el domingo que la institución estudia la posibilidad de crear un fondo para recapitalizar a bancos en dificultades en los países en desarrollo, informó el domingo la Agence France Presse.

"La Corporación Financiera Internacional (IFC por sus siglas en inglés, dependiente del BM) explora la posibilidad de un fondo para ayudar a recapitalizar bancos en países en desarrollo'', expresó Zoellick en rueda de prensa.

Consultado por periodistas sobre las características de ese fondo, Zoellick no dio mayores detalles sobre el funcionamiento que tendría la iniciativa.

Pero sostuvo que el objetivo es "anticiparse'' al contagio que pueda llegar en las próximas semanas, mediante un fondo que no beneficie "necesariamente a los grandes bancos de los países en desarrollo, sino a los pequeños y medianos que puedan tener dificultades''.

Fuentes del BM consultadas por la AFP para conocer detalles del proyecto, indicaron que aún está en elaboración.

La IFC es una filial del BM encargada de las operaciones con el sector privado.

La posibilidad de crear este fondo también fue planteada en el marco de una reunión del Comité de Desarrollo del BM y el FMI el domingo, según reza un comunicado emitido al término del encuentro.

"Urgimos a la IFC a explorar opciones para ayudar a recapitalizar bancos en países en desarrollo adversamente afectados por la crisis global de liquidez, incluyendo la posibilidad de un fondo'', indicó la nota.

Igualmente, este comité estimó que el Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo (BIRD), que forma parte del BM "tiene la capacidad financiera para confortablemente duplicar sus préstamos anuales para los países en desarrollo'' si hay mayor demanda.

El BIRD prestó $13,500 millones el año pasado, de los cuales 40 por ciento fueron destinados a países de América Latina.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/301660.html





El gobernador del estado de Zulia, Venezuela, y líder opositor Manuel Rosales.


Chávez acusa a Rosales de enviar hombres a asesinarlo


Tres personas fueron detenidas durante un acto del presidente venezolano, Hugo Chávez, por tener una actitud "sospechosa'' y acercarse demasiado a él, anunció el domingo el propio mandatario, quien los acusó de haber sido enviados por un líder opositor.

"Fueron capturados tres elementos que andaban con camisa roja (color usado por los adeptos del presidente), muy cerca de donde yo estaba, con actitud sospechosa (...) Andaban buscando cómo llegar a la tarima donde yo estaba hablando (..) Para tomar fotos no se requiere llegar tan cerca'', dijo Chávez en un acto público en Maracaibo (noroeste).

Según el presidente, estos tres detenidos, que ya están en Caracas, fueron enviados por un hombre que pertenece al comando de campaña de Manuel Rosales, gobernador del rico estado Zulia, cuya capital es Maracaibo.

"Rosalito te metiste conmigo, compadre. Tú quieres que a mí me maten, yo no quiero que a tí te pase nada. Yo respeto la vida de hasta una serpiente, una cucaracha, una alimaña (...) No te tengo miedo, aquí me tienes, en el corazón de Maracaibo. ¡Bandido, desgraciado, cobarde!'', clamó Chávez.

Rosales, del partido Un Nuevo Tiempo (UNT), fue candidato a las presidenciales de 2006 y después de dos mandatos como gobernador, se presenta a la alcaldía de Maracaibo en las elecciones regionales del 23 de noviembre.

"Tú me andas espiando, vigilando, conspirando contra mí. Vamos a ver, Manuel Rosales, quien dura más en el mapa político venezolano: te voy a barrer del mapa politico'', agregó Chávez.

En las últimas semanas, el gobierno venezolano ha denunciado un plan de golpe de Estado y magnicidio orquestrado por militares, con la complicidad de sectores opositores y de los dueños de ciertos medios de comunicación privados.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/noticias/america_latina/story/301510.html