miércoles, 1 de octubre de 2008

Ex funcionaria argentina y Kauffman testificarán en "caso del maletín"


Los cuatro implicados en el caso del maletín venezolano ante el juez William C. Turnoff, al fondo, en un tribunal federal de Miami. De izquierda a derecha, Moisés Maionica, Franklin Durán, Carlos Kauffman, estos tres de Venezuela, y Rodolfo Wanseele, de Uruguay.


Miami.- María de Luján Telpuk, ex funcionaria argentina de Aduanas, y el empresario venezolano Carlos Kauffmann tienen previsto testificar esta semana en el juicio por derivaciones del "caso del maletín" que se reanuda mañana en un tribunal de Estados Unidos.

Telpuk, de 27 años, descubrió los 800.000 dólares que llevaba el venezolano-estadounidense Guido Alejandro Antonini Wilson en un maletín que no había declarado a su llegada a Buenos Aires el 4 de agosto de 2007 y que le fue confiscado, recordó Efe.

La ex agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria argentina fue citada por el equipo de abogados del empresario venezolano Franklin Durán, uno de los acusados de conspirar y actuar en Estados Unidos como agente del gobierno venezolano para ocultar el origen y destino del dinero incautado.

El dinero presuntamente procedía de la estatal Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA) y estaba destinado a la campaña de la actual presidenta de Argentina, Cristina Fernández, según testigos de la Fiscalía Federal de Estados Unidos.

En Argentina, Telpuk declaró ante un juez que investiga el caso que consideraba "imposible" que hubiera pasado inadvertida por la Aduana el mismo 4 de agosto otra maleta con 4,2 millones de dólares, como dijo Antonini en el juicio que se lleva a cabo en Miami, apunta Efe.

También ratificó que el empresario venezolano-estadounidense afirmó al ser descubierto que el maletín con los 800.000 dólares le pertenecía, algo que Antonini ha afirmado en el juicio que tuvo que decir por presiones, pese a que se limitó a llevarlo por caballerosidad y sin saber que contenía.

El caso catapultó a la fama a Telpuk en Argentina al convertirse en una "conejita" de la revista "Playboy". Ahora es suplente de un espectáculo de televisión en Buenos Aires.

El fiscal federal Thomas Mulvihill por su parte llamará al estrado al socio de Durán, Carlos Kauffmann.

Kauffmann, de 36 años, es otro de los cinco acusados en el caso y se declaró culpable de los mismos cargos que afronta Durán tras alcanzar un acuerdo con la Fiscalía Federal para recibir una sentencia menos severa.

Durán, el único de los acusados que se ha declarado inocente, y Kauffmann son socios desde la década de los años noventa en diversos negocios y son propietarios de la petroquímica venezolana Venoco.

Mulvihill presentó una moción para que la jueza Joan Lenard permita exhibir varios casos de corrupción en Venezuela en los que supuestamente participaron Durán y Kauffmann, sobornando a funcionarios y pagando comisiones a cambio de jugosos contratos.

Su objetivo es demostrar la "mala conducta" de Durán, a quien su abogado Edward Shohat ha presentado como un empresario preocupado por ayudar a su amigo Antonini, destaca Efe.

Otro de los posibles testigos de la Fiscalía Federal es un agente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), pero aún no se ha revelado qué papel desempeñó en el caso.

El Universal
http://www.eluniversal.com/2008/09/30/caval_ava_ex-funcionaria-argen_30A2031163.shtml



Chávez, el plan "B"



En Venezuela mucha gente tiene un plan B. Generalmente, dicho plan se reduce a buscar una salida por el aeropuerto de Maiquetía, es decir, a irse del país. Chávez, como buen venezolano, también tiene un plan B, por si le falla el plan A. Este último, consiste en permanecer en el poder a como dé lugar, por cualquier medio, sin importar cómo. Repasando un poco en la memoria de estos últimos 10 años, observamos que el plan A tiene tres fases, la primera cambiar o sustituir la Constitución que lo llevó a la presidencia; la segunda, ganar las elecciones dentro del nuevo marco legal y la tercera prolongarse o perpetuarse en el poder. Las dos primeras fases ya se cumplieron; una, con la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente de 1998 que sustituyó la Constitución de 1961 y la otra con la victoria electoral de agosto del año 2000 contra Arias Cárdenas, quien ahora todos entendemos mejor. Lo demás, ganar la Asamblea Nacional y otra presidencia en diciembre del 2006, fueron acciones de mantenimiento dentro de la segunda fase.
Es necesario aclarar que dicho plan A, era prácticamente imposible de ejecutar con la Constitución de 1961, que no contemplaba la reelección inmediata para un segundo periodo presidencial. Por esta razón, Chávez decidió hacer las transformaciones rápidamente, al inicio de su mandato, cuando su fuerza política estaba intacta, e incluso, buena parte de la oposición apoyaba la iniciativa de una Constituyente. De ese modo, Chávez cambió 5 años de mandato presidencial para los que fue electo, por la posibilidad cierta de detentar el poder por 12 años con la nueva Constitución Bolivariana de 1999. Si a eso le añadimos los 2 años transcurridos antes de comenzar su primer periodo presidencial en 2001, que legalmente hablando son imposibles de justificar, pues no se adecuan totalmente ni a la Constitución del 61 ni a la del 99, tendríamos que son 14 años los que estaría Chávez en el poder como resultado de la puesta en marcha de las dos fases mencionadas.

Nos encontramos ahora, en la tercera fase, la de alargar la estadía en el poder más allá de lo establecido. Para ello se había intentado la reforma constitucional rechazada por el voto popular el 2/12/07, que le permitiría a Chávez gobernar hasta el infinito. Pero quedan 4 años de mandato y la Constitución se quedó corta, convirtiéndose en una calle ciega. Aquí es donde entra el plan B. Las alternativas a considerar son varias. Una podría ser la de propiciar otra reforma constitucional, pero esta vez recortando el actual mandato o estableciendo un periodo nuevo, y al que podría optar Chávez, al no poderse considerar como una reelección. Estamos seguros que nuestro Máximo Tribunal así lo interpretaría. Otra posibilidad, podría ser la de reformar el sistema presidencial por uno semipresidencial o semiparlamentario, parecido al de Francia o Rusia en la actualidad, y manteniéndose Chávez en el poder bajo otra figura, presidente o primer ministro, dependiendo de lo que le convenga más. Y una tercera a considerar, última diría yo, podría ser la de hacer la entrega de la presidencia, dentro de la actual Constitución, a un presidente chavista. Para esto, claro está, se requiere un delfín de muchísima confianza, que no es fácil de encontrar. Con esta opción, Chávez pudiera, incluso, ser nombrado vicepresidente, pues no hay nada que lo prohíba actualmente. Hasta pudiera hacerse un pequeño ajuste constitucional, para que el vicepresidente tenga más fuerza y no pueda ser cambiado una vez nombrado. Alzarse con el coroto, aunque siempre es factible, formaría parte de otro escenario, y de otro plan.

Ahora bien, para que cualquier plan B tenga éxito, el gobierno necesita ganar las elecciones próximas de gobernadores y alcaldes, y después las de diputados. Somos los votantes, sin embargo, quienes tenemos la última palabra.

José Luis Mendez
El Universal
http://www.eluniversal.com/2008/09/30/opi_art_chavez,-el-plan-b_30A2027643.shtml




Congresistas de EEUU piden a Chávez fortalecer DDHH y pluralismo político



Washington.- Un grupo de 41 legisladores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha pedido al presidente venezolano, Hugo Chávez, que fortalezca los derechos humanos y el pluralismo político en su país, a raíz de la expulsión de dos activistas de la organización Human Rights Watch (HRW).

En una carta enviada a Chávez, hecha pública hoy, los legisladores, tanto demócratas como republicanos, condenaron enérgicamente la expulsión del director ejecutivo para América de HRW, José Miguel Vivanco, y del subdirector de esa ONG, Daniel Wilkinson, el pasado día 18, tras presentar un informe crítico del Gobierno de Caracas, informó Efe.

"Reiteramos con firmeza que informar sobre derechos humanos no debe nunca ser visto como una violación de la soberanía o un acto de subversión", indicaron los legisladores en la misiva que enviaron a Chávez el pasado 26 de septiembre.

Para los legisladores, la expulsión de Vivanco y Wilkinson irónicamente deja de manifiesto las "preocupaciones, críticas y conclusiones" del extenso informe de HRW.

En ese análisis, la organización defensora de los derechos humanos destacó que en 10 años de gestión, el "presunto compromiso" democrático de Chávez es "contradictorio con el desprecio" a las "garantías institucionales y derechos fundamentales" que le achacó.

El Gobierno de Venezuela no ha vacilado en denunciar el "trabajo político" que presuntamente realizan algunas organizaciones no gubernamentales en ese país.

Pero los legisladores, encabezados por los presidentes de los comités de Derechos Humanos y de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja, instaron a Chávez a que acoja las recomendaciones del informe de HRW.

"Le urgimos que aproveche esta oportunidad y acoja las recomendaciones del informe de Human Rights Watch y fortalezca la promoción de los derechos humanos, las instituciones democráticas y el pluralismo político en Venezuela", indicaron en la carta.

También pidieron que evalúe la decisión de expulsar a Vivanco y Wilkinson y "reafirme la voluntad de Venezuela de debatir diversos puntos de vista al permitir que el personal de Human Rights Watch realice su investigación y entre a su país sin impedimentos".

"Hasta entonces, sólo nos toca condenar esta expulsión injustificada de dos defensores de los derechos humanos que gozan de respeto internacional", puntualizaron.

El Universal
http://www.eluniversal.com/2008/09/30/pol_ava_congresistas-de-eeuu_30A2031645.shtml