miércoles, 29 de octubre de 2008

Acosta Carlez negoció con Chávez traspaso de votos a cambio de un Ministerio


Luego de que el actual gobernador de Carabobo, Luis Felipe Acosta Carlez, denunciara una presunta alianza de Proyecto Venezuela y el Partido Socialista Unido de Venezuela en ese estado, la tolda del sol calificó como “una trampa caza bobos” esas declaraciones y afirmó tener conocimiento de una negociación con el Presidente Hugo Chávez de traspaso de votos al candidato del PSUV por parte del actual gobernador, a cambio de un ministerio.

Karelis Lizarraga, diputada al consejo legislativo de Carabobo, dijo que han tenido conocimiento de diferentes reuniones entre Acosta Carlez y el presidente Chávez. La última, el pasado 18 de octubre, en la que presuntamente el gobernador habría pedido un ministerio a cambio de endosarle los votos al candidato del PSUV.

“Todo esto demuestra que lo que dicen nuestro candidato (Henrique Salas Feo) es una realidad, son dos caras de la misma moneda”, refiriéndose a Acosta Carlez y al candidato oficialista, por lo que hizo un llamado al colectivo carabobeño a no dejarse engañar.

www.globovision.com


Los lujos de Pdvsa

El 10 de enero de este año, Petróleos de Venezuela (Pdvsa) otorgó, sin licitación, a la empresa Gestión Estratégica Logística Servicios, CA (Gelsca) un contrato por 11.318.724 bolívares fuertes. El motivo del contrato es la construcción de un "campamento" para el alojamiento temporal de unos 30 mil trabajadores en el estado Sucre que incluye artículos de línea blanca como aire acondicionado, televisores de pantalla plana, lavadoras, secadoras y neveras de dos puertas, entre otros, algunos con aparentes sobreprecio.

Según se expresa en varios documentos que llegaron a esta redacción se trata de los trabajadores de la División EYP Costa Afuera de Sucre quienes deben trasladarse, en el periodo 20082009, hasta poblaciones de Guaca y Macarapana ubicadas en el municipio Bermúdez para efectuar trabajos de exploración y explotación de gas. El proyecto estuvo a cargo de los directivos de la empresa Alejandro Granados, Asdrúbal Chávez, Eulogio Del Pino, Iván Orellana y Dester Rodríguez y fue aprobado por el presidente de la empresa Rafael Ramírez.

En el "acto motivado" de la empresa firmado en Cumaná el 17 de diciembre de 2007 se explica que Pdvsa decidió escoger la modalidad de "adjudicación directa" con base en la Reforma Parcial de la Ley de Licitaciones de diciembre de 2001 en la que se indica que se puede evitar la licitación, si la máxima autoridad del organismo justifica su procedencia. El contrato fue adjudicado con contrato número 46000024102 de la empresa y el representante de Gelsca fue su presidente Smelly Small Nava.

Los contratistas debían construir una estructura tipo hotel de 32.000 Kms2, trasladando el material de Maracaibo (donde está radicada Gelsca) a Sucre en un periodo de apenas 120 días. Entre lo que parecen ser irregularidades, según la persona que entregó la documentación, se encuentra que la empresa se dedica al suministro de material petrolero y no a la construcción y que en el presupuesto elaborado se cargan precios "excesivos", además de cobrar 15% por "administració n" y por "utilidad" en cada uno de los productos.

TA ' BARATO , DAME DOS
El denunciante asegura que la exorbitante cantidad de artículos electrodomésticos que son presupuestados por la contratista presentan sobreprecios. En las 38 partidas de la obra realizado por Gelsca destaca la adquisición para el campamento temporal de 32 mil televisores pantalla plana de 20" (7.764 Bs.F. por unidad), 32 mil aires acondicionados portátiles de 12 mil BTU (5.415 Bs.F.), 32.000 Dvd's (511 Bs.F.), dos mil juegos de comedor a (71.514 Bs.F.), dos mil lavadoras, secadoras y neveras (a 9.808, 8.071 y 15.365 bolívares fuertes respectivamente) y 35 mil papeleras "Maplast" (245 Bs.F.).

Luego de realizar un presupuesto con tres empresas mayorista dedicadas a la venta de electrodomésticos, se pudo comprobar que artículos como los aires acondicionados (2.000 Bs.F.), los televisores de pantalla plana (5.500 Bs.F.) y las papeleras (60 Bs.F.) parecen presentar un sobreprecio, mientras que el resto de los artículos coinciden con las
marcas más costosas de los distribuidores, en gran parte por el cobro de 15% de la empresa por "administració n" y otro 15% por "utilidad".

Los reproductores de Dvd promedian un precio de 450 Bs.F., las neveras en dos puertas no superan los 10 mil Bs.F. (el precio de éstas es inflado por los porcentajes ya mencionados) , mientras que las lavadoras y secadoras rondan los ocho mil Bs.F.

Otro punto que es resaltado por el denunciante es el supuesto sobreprecio en los costos de traslado. De acuerdo con el presupuesto se construirán un total de 8 mil módulos de 4 m2 cada uno y el transporte de cada módulo desde Maracaibo hasta Carúpano presenta un costo de 67.163 Bs.F.

TalCual
Carlos Crespo







Presos policías de Lara responsables de masacre


Los efectivos de la Policía de Lara fueron puestos a la orden de la Fiscalía por el caso de la Masacre de Chabasquén, en Portuguesa.

Siete funcionarios de la Policía de fueron puestos a la orden del Ministerio Público por su presunta participación en la denominada Masacre de Chabasquén, informó el ministro de Interior, Tareck El Aissami. El Aissami indicó que todos los funcionarios de la comisaría, ubicada en la zona limítrofe entre Portuguesa y Lara, fueron removidos de sus cargos, hasta tanto culminen las investigaciones correspondientes, a fin de determinar su responsabilidad, o no, en este hecho.

La masacre se llevó a cabo en la madrugada del pasado jueves 23 de octubre, en las inmediaciones de la quebrada Agua Clara, un balneario situado en Chabasquén, municipio Unda del estado Portuguesa, limítrofe con el municipio Morán del estado Lara.

En esta zona fueron localizados, maniatados, los cadáveres de seis personas, presentando heridas de bala a quemarropa en la cabeza y en otras partes del cuerpo; entre las víctimas se encuentran cinco adolescentes, entre ellos dos muchachas; y un adulto.

ABN


"Revolución" a 60 dólares




Las olas de la crisis financiera mundial ya están llegando a nuestras costas. Chávez, asegurando que la "revolución" ha "desenganchado" a nuestro país del capitalismo, afirma que nuestra economía está "blindada". No hay tal. El "gancho" que nos une a ese mercado es el del petróleo y sus precios, y de ése estamos colgando. Más recientemente, quizás sintiendo que el piso se le mueve, comenzó a silbar en la oscuridad, para espantar el miedo: "Aún a siete dólares -dijo– la revolución saldrá fortalecida". Paja.

El problema es que cayó a 60 dólares y a ese precio ya las papas comienzan a ponerse duras. Para empezar, el presupuesto 2009 estima ingresos petroleros con base en un precio de 60 dólares. Si el precio se estabilizara en ese nivel, no habría ingresos extraordinarios ni "súbitos" contra los cuales girar créditos adicionales ni plata para Fonden. Por supuesto, el gobierno tiene cómo aguantar todavía entre 8 y 12 meses, a 60 dólares. Los activos externos del país (reservas internacionales más otros fondos) suman una cantidad desconocida entre los 60 y los 100 mil millones de dólares y, además, el gobierno puede echar mano del dinero de las instituciones del Estado.

Pero aguantar significa comerse su propio hígado. A 60 dólares, repetimos, dándole palo a los ahorros, se puede estirar la cosa más o menos un año. ¿Y después? No está de más apuntar, de pasada, que la estimación de 60 dólares/barril para el presupuesto muestra hasta qué punto el gobierno ha creado enormes compromisos recurrentes –que debe cubrir cada año–, pero con base en ingresos petroleros que, históricamente, nunca han sido recurrentes y que sólo con la gigantesca imprudencia e imprevisión que lo han caracterizado podía el gobierno considerarlos en incremento perpetuo.

Es curioso que estos "socialistas" nunca previeron las crisis cíclicas del capitalismo.

Por supuesto, si de buscar plata se trata, el gobierno también tiene el recurso de reimplantar el IDB, o sea el impuesto a los cheques, elevar de nuevo el IVA y, anatema, devaluar. Devaluar, claro, da más bolívares por dólar pero también da más inflación, la cual, en un país que ya tiene la más alta del continente, la llevaría al cielo.

Devaluar, así como el IDB o más IVA, no es sino gasolina para la candela inflacionaria.

Círculo vicioso. Llegó, pues, la hora del ajuste.

El gobierno puede llamarlo como quiera, pero ajuste es. ¿Podemos mantener el actual ritmo de importaciones? ¿Podemos continuar quemando reservas para empujar el rebelde dólar paralelo hacia abajo? ¿Se les va a pagar a los argentinos de Sidor y a los dueños de las cementeras? ¿Se va a adquirir el Banco de Venezuela? ¿Se le continuarán comprando armas a Rusia? ¿La petrodiplomacia es sostenible con 60 dólares/barril? Llegó la hora de escoger entre la mantequilla y los cañones.

Claro, si el escenario fuera de 80 dólares/barril, otro gallo canta, pero, dinos, Haiman El Troudi, ¿cómo piensa el gobierno manejar el escenario de 60 dólares? ¿Y si baja más?

TalCual
Teodoro Petkoff
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/3664/1/