viernes, 3 de octubre de 2008

Presentan credencial de Durán como agente de Inteligencia


En la audiencia de ayer el fiscal Thomas Mulvihill fue sustituido por el segundo fiscal del caso John Shipley (EFE)

Juez consideró que hay suficientes pruebas contra el ejecutivo de Venoco


Miami.- Fue un momento tenso. El más tenso desde que comenzó el juicio contra Franklin Durán en Miami. "La defensa debe decidir si continúa presentando sus evidencias", anunció la juez Joan Lenard al final del día. Los abogados Edward y María Shohat no salieron de la sala cargando sus carritos repletos de documentos, como cada día. Ayer se quedaron con Durán para tomar una decisión sobre el futuro del juicio y, por tanto, del acusado.

Lenard había dejado clara su postura. "La fiscalía ha presentado suficientes evidencias como para que el jurado pueda declarar culpable al acusado de los dos cargos que se le imputan". Señaló que estas evidencias demuestran el propósito de Durán y el resto de los "conspiradores": convencer a Antonini para que no revelara el origen y destino de los 800 mil dólares confiscados en Buenos Aires y hacerle firmar un poder para que un abogado resolviera el problema en Argentina. "Vinieron a EEUU para comprar el silencio de Antonini", subrayó Lenard, nombrando los documentos falsos y las "amenazas implícitas, sino explícitas" a Antonini y su familia sobre lo que ocurriría si contaba la verdad.

Durán y Shohat escucharon en su asiento, impotentes. Las palabras de la juez venían a cuento después de que la defensa presentara una moción para anular el juicio. ¿La razón? Los agentes de un gobierno extranjero están exentos de no avisar a las autoridades de EEUU bajo cuatro circunstancias. Una de ellas es realizar una "transacción comercial legal, incluyendo intercambio de información o propiedad intelectual que no viole la ley". Según Shohat, su cliente "vino a Miami para que Antonini firmara el poder del abogado y no ha habido pruebas de que hiciera algo prohibido". Cuando le tocó el turno a la fiscalía para exponer su punto, el segundo fiscal del caso, John Shipley, fue tajante: "Durán tenía acceso directo a Henry Rangel Silva y Tarek El Aissami para tratar este asunto. Otros dos acusados, Kauffman y Maionica, lo han implicado. Ningún jurado racional creerá que lo que ocurría era una transacción comercial legal. Estaban aquí por orden del presidente Hugo Chávez para obtener la firma de Antonini, esconder el origen y destino del dinero y cometer un fraude al sistema judicial argentino". Y concluyó: "Querían comprar el silencio de Antonini, evitando así una gran vergüenza para el Gobierno venezolano".

Pero las grandes bazas de la fiscalía no se quedaron sólo en palabras. También mostraron un objeto clave: la credencial de "comisario jefe de la Inteligencia naval de la Armada" a nombre de Franklin Deivis Durán Guerrero. Esta acreditación de agente de Inteligencia, junto a su identificación con foto, estaba en su maletín el 11 de diciembre de 2007, día de su detención. Ayer lo mostró el agente del FBI encargado del caso. Uno a uno, todos los miembros del jurado vieron ese carnet, donde se leía "Comandancia General de la Armada-Inteligencia", un número (0367), la fecha de expedición (10/05/07) y expiración (10/05/09). En la parte trasera: "República Bolivariana de Venezuela. Ministerio de la Defensa Armada". Y una advertencia que en este caso resulta una gran ironía: "Se le agradece a las autoridades militares y civiles las consideraciones debidas a este comisionado de inteligencia a fin de facilitar el cumplimiento de sus funciones. En caso de cometer infracción, comuníquese con los teléfonos: 555.6580/84/46&".

Así terminó su caso la fiscalía, con la prueba material de que Durán era un agente de Inteligencia. También Kauffmann acabó su interrogatorio contestando a las preguntas de Shohat, a quien encaró en varias ocasiones. "Antonini me lo contó todo. Me dijo que el dueño del maletín era Claudio Uberti, que uno de los pasajeros le pidió que lo llevara y que cuando se dio la vuelta para mirar a Uberti, él ya no estaba. También me contó que en el aeropuerto de Venezuela vio a Reiter en un BMW blanco descargar dos bolsas", apuntó. Según él, Rangel Silva confirmó la versión.

Reveló además que Rocío Ramírez, la funcionaria de Pdvsa a la que Venoco pagaba, era amante de Durán. "Fue ella quien le presentó a Tarek El Aissami porque crecieron en el mismo barrio", apuntó el socio y amigo de Durán, reconociendo que él mismo viajó con El Aissami hasta su ciudad, Mérida, para asistir a un partido de fútbol un mes antes del escándalo.

A partir de hoy será la defensa (si sigue con el juicio) la que presente sus testigos, entre ellos la ex policía argentina Telpuk.

Especial Para El Universal / Noelia Sastre
http://www.eluniversal.com/2008/10/03/pol_art_presentan-credencial_1076273.shtml



Oposición boliviana exige garantías para dialogar

Denuncian en el exterior caso del ex líder boliviano detenido


La Paz.- El diálogo político sobre la crisis en Bolivia sigue en suspenso por decisión de los opositores autonomistas, quienes exigen a Morales garantías para retomar las negociaciones.

Luego de quince días de conversaciones y escasos avances, el llamado "diálogo nacional" está paralizado porque los opositores se niegan a seguir conversando en medio de lo que consideran un clima hostil y de persecución por parte del Gobierno hacia líderes y simpatizantes de la causa autonomista, citó AFP.

La detención en Tarija de un activista acusado de atentar contra un gasoducto durante las protestas de septiembre ha provocado la reacción de los líderes, que se sienten perseguidos y amenazados por el Gobierno.

Branko Marinkovic, presidente del Comité Cívico de Santa Cruz y uno de los más duros opositores a Morales, acusó al Gobierno de "atropellar el Estado de Derecho" por las recientes detenciones.

Los opositores acusan además al Ejecutivo de incumplir uno de los compromisos del preacuerdo que dio paso a las negociaciones, relativo al cese de medidas de presión por ambas partes durante el diálogo.

Denuncian que los movimientos sociales que apoyan a Morales continúan presionando con el cerco a Santa Cruz y el anuncio de marchar a La Paz para exigir al Congreso la convocatoria del referendo constitucional.

Los opositores también reprochan al Gobierno que continúe las campañas a favor del proyecto constitucional y en contra de los dirigentes autonomistas.

Así, las mesas de trabajo abiertas en la ciudad de Cochabamba no funcionaron por la ausencia de los opositores, que aguardan la "palabra oficial" y personal de Morales.

Denuncia internacional
Los abogados defensores del ex prefecto de la región boliviana de Pando Leopoldo Fernández interpondrán una denuncia ante Amnistía Internacional por la supuesta violación de los derechos del ex funcionario en su confinamiento en una cárcel de La Paz. El abogado de Fernández, Karlo Brito, dijo que la denuncia señala que no se respetan "los derechos humanos" y "las garantías individuales" de su defendido, al que, según Brito, el Gobierno prohíbe hacer declaraciones a la prensa, dijo Efe.

Fernández está detenido desde hace 17 días en una cárcel en el centro de La Paz, acusado de violar el estado de sitio decretado en Pando por el Gobierno, con el argumento de que allí se produjo una "masacre" de seguidores del presidente Evo Morales.

Desde que se produjeron las muertes el pasado 11 de septiembre, la cantidad de fallecidos ha cambiado varias veces en los informes del Gobierno, desde los cálculos iniciales que daban cuenta de una treintena a 16 o 18, mientras en la prensa local se habla de 13.

La Fiscalía General ha denunciado por "genocidio" a Fernández, pero también al senador pandino Abraham Cuéllar -afín al gobierno de Morales.

El Universal
http://www.eluniversal.com/2008/10/03/int_art_oposicion-boliviana_1076383.shtml