jueves, 30 de julio de 2009

ONU preocupada por independencia de justicia venezolana


Un Relator de la ONU expresó su preocupación por las amenazas en Venezuela a la independencia de jueces y abogados, en particular en relación con el litigio que opone las autoridades con Globovisión.

En un comunicado difundido en Ginebra, el Relator de la ONU para la independencia de los jueces y abogados, el argentino Leandro Despouy, se refirió a la reciente remoción de la juez "provisoria" de los tribunales de Caracas, Alicia Torres.

Esa medida intervino dos días después que la juez denunciara ser víctima de acoso, con intervención de "fiscales provisorios", para que dictara medidas cautelares "contra el Presidente de Globovisión Guillermo Zuloaga Nuñez y su hijo".

"A raíz de su denuncia pública, la juez Torres fue removida por la Comisión Judicial del Tribunal Supremo de Justicia, sin explicación, ni procedimiento ni causal alguna", deploró Despouy.

Al mismo tiempo el Relator mencionó "la imputación penal de la abogada Perla Jaimes, consultora jurídica de la televisión Globovisión, por el hecho de oponerse por las vías y alegatos legales a la medida de allanamiento que se practicó en su casa, donde funcionan oficinas del presidente de dicho medio de comunicación social".

El Relator le señaló al gobierno de Venezuela, que debe respetar a los abogados, para que puedan desempeñar sus funciones "sin intimidaciones, obstáculos, acosos o interferencias indebidas", ni que se vean expuestos "a persecuciones o sanciones".

Por otra parte, Despouy alertó sobre "la medida de censura solicitada por iguales fiscales provisorios del Ministerio Público" contra las ONGs "Cedice" y "Asoesfuerzo", a la que no habría querido plegarse la jueza "provisoria" Rosa Margiotta Goyo, y "diversos sectores de la sociedad se han echo eco de los fundados temores de que sea igualmente removida".

El Relator le indicó al gobierno de Venezuela, que los jueces son inamovibles "hasta que cumplan la edad para la jubilación forzosa o expire el periodo para el que hayan sido nombrados o elegidos", y que "sólo podrán ser suspendidos o separados por incapacidad o comportamiento que los inhabilite para seguir desempeñando sus funciones".


Cadena Global/AFP






HRW advierte "estrategia" de Chávez para limitar expresión



"Hay toda una estrategia para ir limitando y reduciendo los espacios para la libertad de expresión en Venezuela", advirtió el director de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco

Venezuela es "el único país" de América que está "retrocediendo sistemáticamente" en materia de libertad de expresión, que trata de aumentar las penalizaciones a los periodistas "cuando en toda la región lo que prima es la despenalización", enfatizó Vivanco en un diálogo desde Río de Janeiro con la radio colombiana RCN.

La Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, ha pedido a la Asamblea Nacional una ley que castigue los "delitos mediáticos" cuando los medios de comunicación provoquen "angustia, zozobra y pánico" en el seno de la población.

Además, el Gobierno de Chávez promueve una reforma de la Ley de Telecomunicaciones para "democratizar" los medios, muy criticada por los propietarios de canales y emisoras privadas, que consideran que minimizará la pluralidad informativa.

Según Vivanco, si estas nuevas legislaciones salen adelante se producirá "un gravísimo retroceso para la libertad de expresión, uno más, en Venezuela y un retroceso en toda la región".

El directivo de HRW explicó que la ONG está atenta también al inicio de procesos administrativos contra 240 emisoras de radio y otras 45 de televisión, que podrían finalizar con la revocación del permiso de transmisión.

Asimismo, Vivanco cuestionó el "uso frecuente" por parte de Chávez de las "cadenas obligatorias" y dijo que el mandatario "se siente con el derecho de obligar a todos los medios a seguir sus pensamientos en vivo".

"Se conoce poco fuera de Venezuela lo que está ocurriendo allí", lamentó Vivanco, quien añadió que por ello HRW espera sacar pronto un pronunciamiento sobre prácticas en ese país "que promueven la censura y autocensura, y constituyen un abuso de poder".

Vivanco y otro directivo de HRW fueron expulsados en septiembre pasado de Venezuela, horas después de presentar en Caracas un informe crítico con el Gobierno Chávez en materia de derechos humanos.


Cadena Global/EFE