jueves, 2 de julio de 2009

El ex-presidente Zelaya retrasa su regreso a Honduras tras el ultimátum de la OEA


Tenía previsto regresar a su país —del que fue expulsado en pijama el pasado domingo de madrugada— este jueves, pero finalmente el presidente hondureño depuesto, Manuel Zelaya, demorará su retorno. Zelaya ha anunciado en Washington que retrasará su regreso después de la resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA), que ha dado a Tegucigalpa un plazo de 72 horas para restablecer en sus funciones al presidente depuesto.

"La OEA ha reclamado 72 horas [para el restablecimiento del presidente Zelaya en el poder] y estamos de acuerdo para sostener esta decisión", ha declarado Zelaya durante una rueda de prensa en Washington, con motivo de la reunión de la OEA.

El nuevo canciller hondureño, Enrique Ortez, aseguró este miércoles que si Zelaya intenta llegar a Tegucigalpa, "hay 25.000 personas listas para impedírselo". "Será detenido", dijo, en línea con lo que viene advirtiendo el nuevo Gobierno.

El nuevo presidente Roberto Micheletti —nombrado el mismo domingo por el Congreso hondureño— y el Fiscal General del país han dicho en los últimos días que si Zelaya regresa a Honduras será detenido de inmediato.

El ejecutivo de Micheletti acusa al depuesto presidente de cometer violaciones de la Constitución y las leyes —Zelaya había convocado una consulta popular para reformar la constitución que fue declarada ilegal— por lo que puede ser detenido si regresa al país. "No fue un golpe de Estado, sino una sustitución constitucional", insiste el presidente interino.

Regreso el fin de semana

"Habíamos previsto el regreso a Honduras el jueves. Debido a las 72 horas reclamadas por la OEA, esperaremos este retraso para proseguir el proceso" de retorno a Tegucigalpa, ha dicho el presidente depuesto.

La resolución de la asamblea general de la OEA subrayaba este miércoles que Zelaya "es el presidente constitucional de Honduras" y exige en las próximas 72 horas "el restablecimiento inmediato y sin condiciones del presidente en sus funciones".

Según dijo su esposa, Xiomara Castro de Zelaya, en una entrevista con la radio colombiana RCN, Zelaya regresará a su país el próximo fin de semana. "El pueblo estaba esperando" que el regreso del mandatario depuesto se produjera este mismo jueves, "estaba listo para trasladarse, movilizarse al aeropuerto" a recibirlo, explicó Castro de Zelaya, quien por seguridad no dijo en qué lugar se encuentra actualmente.

Zelaya continúa su gira diplomática para recabar apoyos, mientras crece el aislamiento internacional del nuevo gobierno hondureño. Precisamente, EEUU acaba de anunciar la suspensión de sus actividades militares con las fuerzas armadas hondureñas tras el golpe de Estado

El lunes el presidente depuesto estuvo en Nicaragua, en una reunión urgente de los países del grupo ALBA, este martes asistió a la Asamblea General de la ONU en Nueva York y este miércoles, en Washington, ha asistido a la cita de la OEA y se ha reunido con altos cargos de la Casa Blanca para abordar la situación.

Después, el depuesto presidente ha viajado a Panamá, donde ha asistido a la toma de posesión del empresario Ricardo Martinelli, como nuevo gobernante de Panamá, según fuentes del equipo de prensa del Gobierno entrante.


El Mundo, España