miércoles, 22 de julio de 2009

Gobierno de Honduras expulsa a saboteadores chavistas camuflados como "diplomáticos". Los chavistas dicen que no se irán del país...

"Diplomático" chavista en Honduras.



Tegucigalpa.- La embajada de Venezuela informó que el martes recibió un comunicado del gobierno de facto de Honduras, en el que ordena que los diplomáticos de la nación sudamericana abandonen el país en un plazo de 72 horas.

"Recibimos hace cosa de media hora una comunicación de la Cancillería solicitando el retiro del personal diplomático, administrativo, técnico y de servicio'', dijo en conversación telefónica con AP el encargado de negocios de la embajada venezolana en Honduras, Ariel Vargas.

Vargas dijo no estar sorprendido por la noticia ``ya nos lo habían anunciado, desde el sábado'', dijo.

"Ya lo comuniqué a Caracas y espero tener una noticia de allá en las próximas horas'', añadió Vargas.

Honduras había advertido al gobierno venezolano que cesara lo que consideran como una injerencia en asuntos internos de este país centroamericano so pena de expulsar a sus diplomáticos, reseñó AP.



El Universal





Saboteadores chavistas dicen que no abandonarán Honduras
"Diplomáticos" chavistas en Honduras



Tegucigalpa.- Los diplomáticos venezolanos no se irán de Honduras porque la orden de que abandonen el país fue dictada por un gobierno "golpista" no reconocido por Venezuela ni por los demás países, declaró este martes el encargado de negocios venezolano en Tegucigalpa, Uriel Vargas.

"Nosotros no reconocemos al gobierno de Roberto Micheletti. Es un gobierno de facto (...) golpista, apoyado en bayonetas", dijo Vargas a periodistas en la puerta de la embajada venezolana en Tegucigalpa, reseñó AFP.

Ante la consulta de si no temía que fueran expulsados por la fuerza, Vargas respondió: "Sería lo único que le faltaría a este gobierno golpista (...) violar todas y cada una de las convenciones internacionales" sobre diplomacia.

El gobierno de facto de Honduras dio este martes 72 horas al personal de la embajada de Venezuela para que abandone el país "por amenazas al uso de la fuerza, la intromisión en los asuntos exclusivos, así como el irrespeto a la integridad".

El Universal