martes, 30 de junio de 2009

Micheletti pide no preocuparse por amenazas de Chávez, Correa y Ortega

Algunos valientes integrantes de la Reserva, sin uniforme
Arriba, equipo especial de combate cuerpo a cuerpo de la FANB




Tegucigalpa.- El presidente de Honduras designado el domingo, Roberto Micheletti, pidió hoy a los hondureños no preocuparse por las "amenazas" de los gobernantes de Venezuela, Hugo Chávez; Ecuador, Rafael Correa, y Nicaragua, Daniel Ortega, tras el derrocamiento de Manuel Zelaya.

"No debemos preocuparnos por las amenazas del señor Chávez, ya no debemos preocuparnos por las amenazas del señor Correa, ya no debemos de preocuparnos por las amenazas del señor Ortega", declaró Micheletti, elegido el domingo por el Parlamento, el que dirigió hasta ese día, en sustitución de Zelaya.

Chávez, Correa y Ortega han instado a los hondureños a "rebelarse" contra el Gobierno de Micheletti, y el mandatario venezolano ha advertido que podría "tomar medidas" contra Honduras para reinstalar a Zelaya en el poder.

Micheletti subrayó que la preocupación de los hondureños debe ser la normalización de las actividades en todo el país después de la zozobra vivida en los últimos días, que empeoró el domingo, reseñó Efe.

Ese día, los militares sacaron por la fuerza de la Presidencia y del país a Zelaya, acusado de violar las leyes al intentar celebrar una consulta popular para instalar una Asamblea Constituyente.

El Parlamento eligió a Micheletti en aplicación de una disposición constitucional que establece que en ausencia absoluta del presidente y el vicepresidente -quien renunció en 2008- corresponde al jefe del Parlamento ejercer la Presidencia del país.

La comunidad internacional ha condenado unánimemente el derrocamiento de Zelaya y amenaza con sumir a Honduras en el aislamiento; ningún país ni organismo ha reconocido al Gobierno de Micheletti, del oficialista Partido Liberal.

El mandatario provisional -como le denominan medios locales por la cercanía de las elecciones generales de noviembre- adelantó que emprenderá una campaña para intentar obtener el reconocimiento internacional, para "demostrar (...) que esto no ha sido un golpe de estado, ha sido una sucesión constitucional".

Refirió que varios expertos hondureños en derecho internacional están trabajando en "documentos" que su Gobierno presentará a representantes de países cooperantes y organismos internacionales para explicarles el por qué de las acciones contra Zelaya.

Además, anunció que pedirá "a todos los embajadores, a todos los cónsules, a todos los amigos hondureños en el exterior, que inicien una campaña a favor de Honduras porque esto se hizo con la intención de mejorar nuestra situación tanto nacional como internacional".

"Todos estos temas los vamos a ir limpiando día a día", apuntó, e insistió en que: "no se ha roto el orden constitucional, hemos hecho lo que manda la ley".

"Nosotros sí estamos enmarcados en eso, quienes no estaban enmarcados son los que anteriormente gobernaban", agregó.


El Universal




Chávez desmintió que los castrados de la FANB estén entrando en Honduras debido a que olvidaron ponerse los hilos dentales especiales para combate cuerpo a cuerpo y se han detectado extraños movimientos parecidos a los de la enfermedad de Alzheimer (EA) entre el 99,99 de los integrantes de la Reserva



Caracas.- El presidente Hugo Chávez, desmintió que militares venezolanos estén entrando a Honduras, como lo han señalado algunos medios.

"Nunca lo haríamos por el sacrosanto respeto a la soberanía hondureña. Aquí estamos para apoyar respetando al pueblo de Honduras", recalcó el Jefe de Estado venezolano durante la reunión extraordinaria de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (Alba), en Nicaragua, reseñó ABN.

El Mandatario Nacional exigió asimismo demostraciones de solidaridad con Honduras, más allá de meras declaraciones. "No basta decir que condenamos; exigimos demostraciones de solidaridad con el pueblo de Honduras y con el presidente constitucional de este país, Manuel Zelaya".

Aclaró que no hay negociación posible "con golpistas, que renuncien. Hay que ser muy firmes, como las rocas, ante unos golpistas a los que hay que decirles que entreguen el Gobierno al presidente Zelaya y sin condicionamientos".

Manifestó que tiene "la plena certeza de que a los militares golpistas, a ese presidente, el usurpador y a quienes los apoyan, les espera la misma suerte que a la oligarquía venezolana".

"Es la misma oligarquía aquí, allá y más allá, la misma que se arrodilló al imperio yanqui y apuñaleó la dignidad del pueblo de América, pero ya basta, no pasarán los golpistas, ese golpe está destinado al fracaso", puntualizó.

El domingo en la madrugada, el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, fue secuestrado en la Casa Presidencial, golpeado y trasladado a Costa Rica.

Tras este hecho, la Organización de Estados Americanos (OEA) convocó una sesión extraordinaria en su sede, en Washington, Estados Unidos, durante la cual condenó el golpe de Estado contra Zelaya y la democracia hondureña y ratificó que no reconocerá a ningún otro Gobierno en esa nación.

Igualmente, los presidentes del Alba iniciaron la noche del domingo una sesión extraordinaria en Managua, Nicaragua, que busca devolver a Honduras el hilo constitucional.


El Universal