domingo, 14 de junio de 2009

Le preocupa a Obama el ataque contra la prensa en América Latina



El Departamento de Estado expresó su "preocupación" por las acciones recientes de gobiernos como el del bolivariano Hugo Chávez o el de su aliado Rafael Correa, que afectan la libertad de expresión




"Muchos de estos retos provienen de gobiernos que no aceptan las críticas", dijo el vocero Ian Kelly en una declaración. "Otros proceden de organizaciones de narcotraficantes, carteles y otros actores no estatales que tratan de evitar que la prensa informe sobre sus actividades ilegales", agregó.

Kelly no identificó a país alguno en particular, pero en días recientes varios diarios norteamericanos, entre ellos The Washington Post, habían mencionado la violencia, hostigamiento e intimidación que la prensa independiente estaba encarando en Venezuela.

Otros medios han informado también de asesinatos y secuestros de periodistas, incluyendo casos en Guatemala y Honduras.

"Una prensa independiente y libre es elemento vital de toda democracia y juega un rol crítico en la promoción de la prosperidad, seguridad y dignidad humana", dijo Kelly.

La relatoría especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó esta semana el asesinato de Marco Antonio Barco Estrada, corresponsal del canal Telediario en Chiquimula, Guatemala.

La relatora Catalina Botero Marino pidió a las autoridades guatemaltecas investigar "este crimen de manera rápida y eficaz".

Barco Estrada fue muerto a tiros el 6 de junio cuando se bajaba de su motocicleta. Reportero por más de 20 años, cubría información general para Telediario, lo que incluía información referida al crimen organizado y tráfico de drogas, dijo la CIDH.

Ha sido el segundo asesinato de un periodista en Guatemala en lo que va de 2009. En abril, Rolando Santiz, también reportero de televisión, fue asesinado a tiros en Ciudad de Guatemala cuando volvía de cubrir un acontecimiento policial.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), de Nueva York, elogió a su vez al Congreso uruguayo por la aprobación el miércoles de un proyecto de ley que despenaliza el delito de difamación en casos de interés público referido a funcionarios y elimina cláusulas de desacato. El proyecto está ahora bajo consideración del presidente Tabaré Vázquez.

Recordó que la reforma en Uruguay se produjo un mes después de que Brasil eliminó la Ley de Prensa de 1967 que imponía penas por calumnias e injurias.

En abril de 2007, el presidente de México, Felipe Calderón, promulgó también una ley que eliminó definitivamente la injuria y calumnia del código penal a nivel federal, remitiendo las demandas relativas a estas causas a la jurisdicción civil.

El presidente venezolano Hugo Chávez, dándose por aludido por la declaración del Departamento de Estado, afirmó que los Estados Unidos no tiene moral para criticar en materia de libertad de expresión.

"Estados Unidos critica a Venezuela por acoso a la prensa y pide a la región que reaccione; con qué moral", indicó el mandatario venezolano el viernes en el marco de la reunión de 17 países de Centroamérica y del Caribe en la isla de San Cristóbal.

"En Venezuela hay más libertad de expresión que en los Estados Unidos... que no vengan a hablarnos de libertad de prensa ellos, pudiéramos darles algunas lecciones sobre libertad de expresión", manifestó.

"Pero si un gobierno aquí ha sido tolerante, no sólo con la crítica sino con la ofensa, ha sido el gobierno venezolano", indicó y agregó: "Exigimos respeto. Si nos siguen faltando el respeto no tenemos ningún interés en tener relaciones con un gobierno que no nos respete".

Funcionarios norteamericanos, entre ellos la secretaria de Estado, Hillary Clinton, han dicho que el gobierno del presidente Barack Obama busca mejorar las deterioradas relaciones con varias naciones latinoamericanas, incluyendo Venezuela.

El caudillo caribeño ha mantenido durante sus diez años de mandato tirantes relaciones con los Estados Unidos, al que ha acusado de financiar a grupos opositores y promover conspiraciones contra su gobierno. El Departamento de Estado ha rechazado reiteradamente los señalamientos.

Fuente: AP infobae.com