viernes, 25 de septiembre de 2009

Estudiantes inician huelga de hambre ante la sede de la OEA en Caracas


Caracas.- Estudiantes de varias universidades del oriente del país iniciaron hoy una huelga de hambre en la sede del Organización de Estados Americanos (OEA) en Caracas con el objetivo de llamar la atención de este organismo y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que envíen representantes al país a evaluar el caso del estudiante de la Universidad Alejandro de Humboldt del estado Carabobo, Julio César Rivas.

El estudiante José Luis Febres señaló que lo que piden son respuestas, pues no aceptarán un "preso político" más en Venezuela.

Julio César Rivas permanece privado de su libertad en el retén Yare III, luego que el Tribunal 37º de Control así lo determinara, por la presunta vinculación del joven en los hechos violentos ocurridos durante la marcha contra la Ley Orgánica de Educación, realizada por sectores de la oposición el sábado 22 de agosto pasado.

Los delitos que se le imputan a Rivas, de 22 años, son: instigación a la guerra civil y a la devastación, incitación para delinquir, asociación para delinquir, resistencia a la autoridad, daños materiales y uso de arma genérica.

Rivas pertenece al grupo Juventud Activa Venezuela Unida (JAVU).

Alfredo Romero, abogado de la defensa, ha dicho que es constitucional manifestar en contra o a favor de las políticas gubernamentales, así como también reunirse de manera pacífica en movimientos como al que pertenece Rivas.

"A través del canal del Estado se intenta decir que si estos muchachos salen a la calle es que son conspiradores, pues lo digo como abogado: JAVU es legal y sigue siendo legal, cualquier persona de JAVU está legitimada para actuar en cualquier ciudad de forma pacífica", indicó Romero.

Leda Piñero EL UNIVERSAL



Niegan entrada a diputados para constatar situación de Julio Rivas en Yare III




Pastora Medina, diputada de la Asamblea Nacional por el Frente Popular Humanista, se presentó hoy al Centro Penitenciario Yare III para visitar al estudiante de Carabobo, Julio Rivas Castillo, y le fue negada la entrada por la directora Nacional de Servicios Penitenciarios, Consuelo Cerrada Méndez, "supuestamente porque había que programar la visita con una semana de antelación".

"Fui a visitarlo junto con el diputado de la Comisión de Politica Interior, Ramón Renault, para saber cuáles son las condiciones en las que tienen a Rivas y nuestra sorpresa fue que la directora Nacional de Prisiones mando a decir que no podíamos entrar porque había que programar las visitas", explicó la diputada Medina en entrevista a El Universal.

Indicó que en un principio los funcionarios que custodian la entrada, argumentaron que "no podía entrar porque el recinto era muy pequeño y estaba la madre de Julio Rivas dentro del penal, cuando ella se encuentra haciendo una denuncia en la sede de la OEA en Caracas y después nos dijeron que no avisamos de la visita y que eso se tiene que coordinar con la directora de Prisiones".

"A nosotros no nos interesa que nos atienda la directora, nosotros queremos venir a ver a Julio Rivas y a Richard Blanco e inspeccionar en las condiciones que están y como están las cárceles del país", agregó.

Señaló que entre las atribuciones que los parlamentarios tienen dentro de la Constitución, "está velar porque se respeten los derechos humanos de los presos políticos pero este es el único país del mundo donde los funcionarios públicos, impiden que un diputado cumpla con lo que está establecido en la Carta Magna".

"La directora Nacional de prisiones desconoce su rol como funcionaria, viola la Constitución o la ignora porque no existe ninguna razón legal para impedir que un diputado pueda visitar las cárceles de este país y constatar la situación de un preso político", destacó.

Recordó que cuando el presidente Hugo Chávez lidero el golpe de Estado que generó violencia y muerte, "estuvo en la cárcel como un rey, en una habitación solo, con comodidad, con aire, con televisor, con sus libros y Julio Rivas que sólo tenía una china en sus manos, lo tratan como un vil delincuente y se encuentra en un régimen especial tan estricto que no le aceptan visita".

"Eso es un abuso y una falta de respeto. Pareciera que estuviéramos a la par de las dictadura porque ni en un país democrático ni en la cuarta Republica ocurrió lo que está ocurriendo ahora", expresó.

Además, "nosotros tenemos inmunidad para visitarlo y hacer inspecciones a las cárceles, qué cosas pasaran en Yare que no podemos verlo libremente, tiene que ser que ella nos permita la visita la próxima semana para programarla".

Aseguró que denunciarán la situación ante la plenaria de la Asamblea Nacional, "aunque sabemos lo que van a decir, y lo vamos a llevar a otras instancias nacionales e internacionales".

Alicia De La Rosa EL UNIVERSAL


Herido un estudiante en la UCV

Caracas.- En horas de la noche del jueves un estudiante de la Universidad Central de Venezuela (UCV) fue herido de bala por individuos que se desplazaban en un vehículo, aparentemente dentro del recinto de esa casa de estudios.

Ricardo Sánchez, presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU-UCV) dijo, durante un contacto telefónico con Globovisión, que el estudiante Carlos Julio Rojas salió corriendo, ya herido de bala, y cuando cayó cerca del Rectorado dende fue auxiliado por agentes de seguridad interna y los bomberos universitarios, quienes lo trasladaron hasta el Hospital Clínico Universitario.

Sánchez indicó que de inmediato se comunicaron con la rectora de la UCV, Cecilia García Arocha, quien ha prestado toda su colaboración ante este hecho.

Además contactaron al comisario Edgard Barrientos, jefe de coordinación policial del Ministerio de Interior y Justicia, para informarle del hecho.

Por otra parte, Sánchez indicó que la rectora García Arocha autorizó el ingreso a la universidad de una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), así como de la Fiscalía General de la República.

El presidente del FCU-UCV no descarta ninguna hipótesis al respecto de este nuevo incidente de violencia contra un dirigente estudiantil. Consideran que bien podría tratarse de hampa común o estar vinculado con las actividades del joven dentro del movimiento universitario.

María De Lourdes Vásquez
EL UNIVERSAL