domingo, 23 de agosto de 2009

Crónica: Marchando hacia la represión






































Fotos cortesía de GBastidas: http://www.gbastidas.blogspot.com/



La marcha en contra de la Ley Orgánica de Educación se constituyó en una manifestación multitudinaria que convocó a factores como el estudiantado universitario, padres y representantes, docentes, partidos políticos y la ciudadanía en general.

Alrededor de las once de la mañana la marcha pasaba por la avenida Solano a la altura de Los Jabillos con rumbo a la Libertador. La multitud ascendió por la avenida las Acacias, frente a la torre la Previsora, con excelente ánimo al ritmo de redoblantes, consignas y bajo la mirada escrutadora de helicópteros de la Policía Metropolitana. Hacia las once y media de la mañana, todavía bajo el sol pero con nubes que amenazaban la cierta posibilidad de lluvia, el último tramo de la Libertador se llenaba, el puente de Maripérez se desbordó a más no poder y contingentes de personas llegaron hasta la Cantv.

Cuando terminaba de llenarse la Libertador a su máxima densidad, vino una primera oleada represiva con gases lacrimógenos, cerca del mediodía. Ismael García, diputado de Podemos, conversó con los manifestantes frente a las residencias ubicadas en la parte sur del elevado y pedía calma. Mencionó que algunos factores fuera de control arrojaron piedras. Niños y ancianos se vieron afectados por los gases tóxicos mientras gente de cualquier edad corrió presa del pánico.

El ánimo no decayó y se generó una manifestación espontánea como un gigantesco cacerolazo en el puente, acompañado por vecinos desde los balcones. Una segunda avanzada pudo organizarse tímidamente para llegar de nuevo hasta la Cantv, recibiendo igual respuesta por parte de las fuerzas de seguridad. Fue en ese momento cuando un remolino de gente rodeó al dirigente del Comando Nacional de la Resistencia, Oscar Pérez, quien estuvo a punto de ser detenido, lo que fue evitado por la muchedumbre.

Repetida una tercera vez la rutina de avanzar y retroceder, los asistentes comenzaron a organizarse por medio de una "sentada" a diferentes niveles de la avenida. En vista de que el gas asciende, sus efectos se minimizan a ras del suelo, lo que muchos aprovecharon.

Comenzaron a caer las primeras gotas cuando grupos de estudiantes tomaron la vanguardia y retomaron la protesta pacífica a la altura de la Mezquita. La lluvia se desató en toda su intensidad junto a las consignas más fuertes, no faltó quien comentara que tenía años sin ver tal disposición de mostrar el descontento y semejante firmeza, a pesar de la lluvia y la represión.

Un simple objeto arrojado desde unos 15 metros de la barrera policial desató la última, desproporcionada y más salvaje persecución, en la que se detonaron no menos de 30 bombas disparadas contra la multitud bajo el torrencial aguacero, seguida de inmediato por el avance de la ballena y los efectivos con sus escopetas de perdigones.

La gente angustiada corrió a refugiarse en las calles del barrio Santa Rosa, donde se desató una batalla campal cuerpo a cuerpo de piedras contra escopetazos, paredes de gases asfixiantes por todas partes y el pánico generalizado para escapar de la ballena a medida que el torrente iniciado por la lluvia bajaba por la calle Tejerías. Rato después, calmados los ánimos, terminó por disolverse una intensa jornada de lucha en contra de la Ley de Educación.

Freddy Campos
EL UNIVERSAL



Coronel castrado de la GN pronuncia discurso tras represión


Caracas.- El comandante del Core 5 de la Guardia Nacional, Antonio Benavides Torres, pronunció un discurso por altoparlante ante los efectivos que arremetieron contra la marcha de la oposición y aseguró que debían mantenerse alerta porque "sectores de la oposición tratan de crear un clima de desestabilización en el país".

"Trataron de traspasar el cerco eléctrico colocado por la Policía y la Guardia, arremetiendo con objetos contundentes a los agentes de la Policía Metropolitana, lo que ocasionó la intervención (…) tal cual como tenía previsto. Es por eso que hay que estar pendiente en todo momento de una secuencia trabajada en laboratorio, por parte de sectores de la oposición, para crear un clima de desestabilización. Hay que abrir los ojos", dijo el comandante a los efectivos que se encontraban en la avenida Libertador.

Explicó que los efectivos de la Guardia Nacional, "deben mantenerse rodilla en tierra, pendiente de la situación de hoy, de ayer y de mañana porque esta es parte de la agenda de la oposición", al tiempo que ordenaba a los efectivos mantener alejada a la periodista de Globovisión que trataba de tomar las declaraciones del coronel. "Proceda a quitarme la periodista", dijo.

"Esto es parte del clima que quieren crear de violencia para que los cuerpos de seguridad actúen y salga un muerto y achacárselo al Gobierno, por eso es que hay que estar, rodilla en tierra, pendiente de todo lo que está pasando a nivel nacional e internacional", destacó.

Indicó que las consignas de las personas que participaron en la marcha "no era contra la Ley Orgánica de Educación, es que si Chávez se va, que si el Gobierno se va, entonces: ¿quién los entiende?.

"Por eso caballeros, entonces, estén preparados porque esto sigue en la semana, la actividad de protesta y es importante que tengamos la fortaleza, la dedicación, la voluntad de mantener el sistema democrático actual. No aceptamos por ningún motivo el rompimiento del hilo constitucional", expresó.

Señaló que la Fuerza Armada con el pueblo, "debe mantenerse leal y permanentemente con nuestro comandante en jefe, presidente Hugo Chávez. El pueblo que lo eligió, nosotros que lo elegimos, la única forma que salga de aquí es con el voto. No hay otra manera".

Alicia De La Rosa
EL UNIVERSAL