domingo, 1 de noviembre de 2009

Gobierno del Perú otorgó asilo en condición de refugiado a Nixon Moreno


Caracas.- Desde la universidad Central de Venezuela, los representantes de la plancha 100% unidad, celebraron el estatus de refugiado que el gobierno peruano otorgó hoy al líder estudiantil Nixon Moreno.

"Hoy queremos decirles que estamos satisfechos y contentos porque es un triunfo del movimiento estudiantil venezolano, de la libertad y de la democracia que Nixon cuente hoy con el estatus de refugiado en el pueblo Peruano", expresó Ricardo Sánchez, presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela

El presidente de la FCU aseguró el gobierno democrático del Perú, ha venido a reivindicar la conducta ética y moral de Nixon Moreno y ha ratificar una vez más el respeto a los derechos humanos y el respeto a los tratados internacionales.

Sánchez puntualizó: "Desde el movimiento estudiantil venezolano queremos agradecer con profundo corazón al gobierno peruano por el otorgamiento de la calidad de refugiado a nuestro compañero Nixon Moreno, y queremos decir que hoy se pone en evidencia el respeto que siente el pueblo peruano por su tradición de acoger a los más débiles y a los que resultan perseguidos por regímenes autoritarios."

A juicio del dirigente estudiantil "no nos encontramos del todo contentos pero este hecho nos demuestra que América Latina está abriendo los ojos a nuestra realidad, hoy nos encontramos acompañados de las mujeres valientes de la UCV quienes son el reflejo de la inocencia del movimiento estudiantil que el gobierno pretende criminalizar, y que a pesar de todos los obstáculos que tengamos en contra la UCV seguirá en las manos de la democracia y la libertad."


El Universal




Inteligencia venezolana andaba tras Carmona Estanga


Bogotá.- Un agente de la inteligencia venezolana andaba tras el empresario Pedro Carmona Estanga, asilado en Colombia desde 2002, después de ser derrocado del cargo de presidente de facto de Venezuela que asumió tras el golpe de Estado que alejó por 48 horas del poder al presidente Hugo Chávez, señaló un informe de la prensa.

El diario bogotano "El Tiempo" aseguró hoy que además de este episodio las autoridades colombianas hallaron ilegalmente en el país a un integrante de la inteligencia venezolana, quien ya fue deportado a Caracas, y que el ex jefe de informática de la agencia secreta y migratoria DAS Rafael García tiene una falsa identidad venezolana bajo el nombre de Antonio Sánchez.

García, quien es investigado en Colombia por la infiltración de grupos armados ilegales al Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), ha manifestado en varias ocasiones que desde el organismo de inteligencia colombiano se fraguó un complot en contra del presidente Chávez.

El ex integrante de DAS, al que se concedió el beneficio de la libertad condicional, ha sido señalado por el presidente colombiano, Álvaro Uribe, como uno de los personajes que lidera una "venganza criminal para afectar las relaciones internacionales" de su país, reportó Dpa.

"Hay evidencia del periplo de García por Venezuela y Uruguay, ofreciendo información contra el gobierno colombiano, apoyado por personas cercanas al narcoparamilitar Miguel Ángel Mejía y a una ONG en pro de la liberación de secuestrados en manos de la guerrilla de las FARC, en una especie de complot", señaló el rotativo.

Según el diario, uno de los agentes que fue encontrado ilegalmente en Colombia fue el coronel en retiro del Ejército de Venezuela Jesús Lugo Mendoza, quien es experto en inteligencia y fue agregado de Defensa en la embajada en Bogotá entre el 2004 y el 2007.

Mendoza fue deportado en semanas pasadas a Caracas y no podrá volver a Colombia en cuatro años.

"El militar fue encontrado, el 30 de marzo pasado, burlando el régimen migratorio colombiano: decía asesorar a Andiplásticos Ltda. en la exportación de vasitos de icopor, pero el dueño de la empresa -Néstor Quiroz- terminó por admitir que continuaba al servicio de la embajada", precisó El Tiempo.

Los hechos se suman a la detención de un agente venezolano durante las marchas que se hicieron en Bogotá en septiembre pasado contra Chávez.

El más reciente episodio de la detención de un militar venezolano en Colombia se registró este sábado en el departamento de La Guajira, donde un integrante de la Guardia Nacional fue capturado cuando se movilizaba en un automóvil por una zona cercana a un retén de la Policía, ubicado cerca del Puesto de Control Fronterizo de Paraguachón.

Sobre la detención, el presidente colombiano dijo este sábado en el marco de un consejo comunal de gobierno que realizó en la ciudad de Ibagué que va a indagar en el caso porque "cuando pasa un miembro de la Guardia a Colombia se ha tomado tranquilamente, históricamente con paciencia".

"Son nuestros hermanos. Nosotros no tenemos mayores prevenciones sobre eso. Sobre eso lo que hay que estar es resolviendo el problema a través del diálogo", precisó.

Las detenciones y denuncias de la prensa local se dan en momentos en que el gobierno venezolano denunció un supuesto plan de espionaje en su territorio por parte de agentes del DAS y presentó una nota de protesta a la Cancillería colombiana por el hecho.

En el marco de estas denuncias el gobierno venezolano anunció esta semana que detuvo a dos agentes del DAS que realizaban operaciones de espionaje. El hecho fue desmentido por el organismo colombiano, que afirmó que los supuestos agentes detenidos en Venezuela no pertenecen a la institución.


El Universal




Aunque Ud. no lo crea: matan a tiros al jefe del operativo "Caracas Segura"


Caracas.- A las 9 de la noche del sábado fue asesinado el mayor de la Guardia Nacional, Delio Hernández, coordinador del operativo Caracas Segura en el oeste de la capital.

El oficial fue atacado por dos antisociales que se desplazaban en una motocicleta. Lo despojaron de una camioneta Jeep Cherokee modelo 2009 y de su arma de reglamento.

La víctima fue ingresada al hospital de Lídice donde falleció una hora después.

El crimen ocurrió en el sector El Manicomio de la parroquia La Pastora cuando Hernández llegaba uniformado a la carpa del Centro de Coordinación Policial para supervisar el dispositivo de seguridad.

Según forenses un tiro pasó cerca del chaleco antibalas y le perforó el corazón. Los homicidas huyeron con el arma de reglamento, una pistola Browning, calibre 9 milímetros.

Después del asesinato, se realizó un gigantesco operativo en Caracas que se prolongo durante toda la noche. A las siete de la mañana fue recuperada la camioneta propiedad del militar, frente al barrio 5 de julio de Petare, adyacente al puente de la Urbina.

Los familiares del agraviado se congregaron esta mañana en la morgue de Bello Monte, donde se encuentra el cadáver.

Desde el viernes y hasta el domingo han asesinado a 36 personas en Caracas entre ellos a cuatro funcionarios.

Gustavo Rodriguez EL UNIVERSAL




El hombre nuevo va a resultar el Hombre de Neanderthal. "¡Cueva, Socialismo y Muerte!"



Arde el Kremlin

El Zar de todas las Rusias se apelotona sobre sí mismo en Miraflores ante la hemorragia de noticias que se cuelan debajo de pesados portones y celosos centinelas. Oye pero no escucha. En medio de edredones y del rumor untuoso que producen los adulantes, le llega el murmullo de los de abajo y un olor a chicharrón piche se infiltra en cortinajes, recámaras y totumas. A tanto llega el desatino, que hasta los miembros de la Corte musitan sobre los males que afectan el seso del prócer. No es para menos, hay susurros desde los más remotos confines, y un ambiente de caos ya reina en la comarca. En la tribu se comienza a producir un calentamiento global de los espíritus y los deditos acusadores se tuercen hacia las alcobas del Zar. Él no entiende. Tantas buenas intenciones que lo adornan y los súbditos no lo reconocen. Se desespera. Hasta hace poco culpaba a los de la IV República, ahora comienza a culpar a sus siervos, tan malagradecidos que no se percatan de los sacrificios que hace por complacerlos, servirlos, quererlos y vaciarlos.

El crimen impune, los pleitos cívico-militares, el caos que poco a poco paraliza a las ciudades -especialmente Caracas-, la comprensión tardía de que el agua no fluye por las tuberías ante la orden de un general, y que la generación de electricidad no es obediente a las demandas de un caudillo lujurioso, descubren lo que siempre se supo: los dinosaurios gigantes no pueden sobrevivir al torbellino de polvo y oscuridad que su agitación enloquecida levanta.

El carromato bolivariano alcanzó velocidad de crucero porque iba en bajada; ahora, cuesta arriba y con los de abajo insolentes, la carroza ya no aguanta la corte de los milagros encaramada, incapaz de responder a la clásica demanda de los zagaletones en el Carnaval: "¡Aquí es! ¡Aquí es!". Ahora el Zar promueve la vuelta al Precámbrico Inferior, cree que sin luz y sin agua se vive mejor. El Hombre Nuevo va a resultar el Hombre de Neanderthal, gozoso en su madriguera, ocupado de vagabundear entre la recolección de mangos para comer y el retrete al lado para descomer. "Cueva, Socialismo y Muerte", todo a la vez. "Ugh, Hagg, Chxzxc, nogh, sehg, vhaggg...".

El Crimen. Las bandas criminales son un instrumento del orden que se ha impuesto en Venezuela, en el campo y en la ciudad. En las zonas urbanas las bandas organizadas cumplen la función de mantener a la población bajo toque de queda, atemorizada, contando los cuentos del terror, y también la función de ser los agentes de las expropiaciones revolucionarias: le quitan a los ciudadanos sus computadoras y carros, celulares y carteras, cuando son generosos; la vida, cuando no lo son tanto. El Gobierno se ocupa de la confiscación de la propiedad de unos millones para arriba; el crimen se ocupa de unos millones para abajo. Todos redistribuyen los bienes. Todos acaban con la vida civilizada e introducen a los venezolanos en el mundo del abandono.

Escriben a esta columna: "En La Guaira hay una banda que llama a los comerciantes para ponerlos a pagar vacuna. A uno de estos pequeños empresarios lo están tarifando en 150.000 bolívares fuertes. Tenía de plazo hasta el sábado para pagar. No quería pagar, pero ese mismo sábado otra persona, el señor L. G., de un mayor de licores en Catia La Mar, se opuso y le metieron un tiro en la cabeza. Lo enterraron el domingo pasado. Se habló con un militar de la Guardia Nacional de rango más o menos alto quien dice que es una banda de puros funcionarios incluyendo miembros de la GNB. A éstos se les levantan expedientes y en Caracas la mano peluda logra perdonarlos. El alto oficial propuso ponerle escolta al comerciante pero le advirtió que él no puede garantizarle si los guardias que mandaría no están también en la jugada. El nombre que le dan a la banda es 'los poli'".

El crimen no es un azar del bochinche bolivariano sino de sus más sofisticados productos.

Los Militares. Con la reciente reforma de la Ley de la Fuerza Armada se consagra la existencia de la Milicia Nacional, constituida por la Milicia Territorial -voluntarios en todo el país- y los Cuerpos Combatientes -formados en las instituciones públicas-. La Milicia depende directamente del Zar. Es un cuerpo ideologizado, al servicio del proyecto político del régimen, en el cual no tiene cabida el venezolano común sino el militante bolivariano. Es la consagración legal de la destrucción de la institución militar. Lo que las revoluciones en América Latina, la cubana y la nicaragüense, hicieron de un tajo en 1959 y 1979, respectivamente, el fandango bolivariano lo ha hecho en cámara lenta. El objetivo ha sido idéntico, el de reemplazar la Fuerza Armada institucional por cuerpos militares al servicio del caudillo y cuya misión real es la de someter la revuelta popular que puede venir.

Hasta 2002, los militares institucionales tenían más o menos la sartén por el mango. Después de la renuncia y regreso de Chávez, hubo purga y desmoralización por un tiempo; ahora pareciera que hay cierta resistencia. Hay cuatro niveles de resistencia. El primero es el que deriva de la controversia permanente entre los oficiales que se dicen "revolucionarios" y los que se consideran "institucionalistas". Muchos de estos últimos han sido retirados o están sin cargo, pero representan el profesionalismo dentro de la FANB y tienen una carrera que los hace relativamente influyentes.

El segundo nivel de resistencia es derivado del choque entre oficiales cubanos y oficiales venezolanos. Hay oficiales de la FANB de muy alta jerarquía que no toman decisiones a menos que tengan el respaldo de sus jefes cubanos para obtener la legitimidad "revolucionaria" de sus actos. Esta situación provoca furia contenida.

El tercer nivel deriva del conflicto entre oficiales y tropas profesionales de carrera, de un lado, con las milicias, del otro lado. Las milicias y los cuerpos de combatientes se han convertido en fuente de tensión permanente, lo que ha dado lugar a peligrosas situaciones como la ocurrida esta semana (El Nacional, 29.10.09).

El cuarto nivel resulta de la pugna entre los beneficiarios de puestos, bonos y regalías, y la mayoría de los oficiales que reciben un sueldo devaluado.

Colapso de Servicios. Todo se cae. Casi nada sirve. Hace pocos días, en la urbanización El Paraíso, miles de personas oyeron el rugir de la tierra, no era terremoto, pero sonaba a cataclismo. Se había roto un tubo inmenso de agua y se desparramaba por calles, avenidas y casas, llevándose bolsas de basura y restos de la miseria urbana. No hay agua en los barrios ni en la Maternidad. Hay que vivir a la cubana, con racionamiento de la electricidad. Los carros están desbaratados por los huecos de las calles. Las escuelas y centros de salud se caen. Entretanto, el Zar se revuelve ebrio con la fortuna del país y acaricia los baúles repletos que viajan a alquilar -como en los tristes lupanares del camino- un poco de amor urgido y bolivariano.


Carlos Blanco El Universal