jueves, 19 de noviembre de 2009

Vuelos con drogas desde Venezuela son "desafío" para EEUU



Miami
.- Venezuela ha mostrado poco interés por frenar el número de vuelos ilegales que llevan cocaína colombiana desde su territorio hacia Estados Unidos y Europa, dijeron hoy agentes estadounidenses.

"No hay muchas evidencias de que los venezolanos hayan tomado fuertes medidas para lidiar con esto", dijo David Johnson, el asistente de la Secretaria de Estado que dirige U.S. Bureau of International Narcotics and Law Enforcement Affairs.

"Tenemos un desafío por lograr esfuerzos de cooperación realmente productivos con los venezolanos para controlar esto", dijo Johnson a Reuters.

Los narcotraficantes en Colombia, muchos de ellos involucrados con los rebeldes de las FARC, son reconocidos por usar a la vecina Venezuela como una ruta de tránsito para mover drogas en el Caribe, África, Centroamérica y México hacia Estados Unidos y Europa.

Johnson, quien habló durante una pausa en una reunión en Miami de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (Cicad), sostuvo que el problema ha empeorado, cinco años después de que el Gobierno del populista presidente venezolano, Hugo Chávez, rompiera su cooperación junto a la Dirección de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA).

"Ciertamente es una preocupación real que existan aumentos en los incidentes", señaló con referencia a las huellas de radar de los vuelos que se sospecha con drogas, los que se originan en la porosa frontera de Venezuela con Colombia, el mayor productor mundial de cocaína.

Johnson explicó que hubo un "movimiento significativo" de cocaína hacia Argentina y Brasil, también destinada a Europa, añadiendo que fue trasladada ilegalmente de forma directa o a través de África occidental.

Pero la mayor parte de la cocaína colombiana fue trasegada fuera de Sudamérica hacia el mercado estadounidense y está saliendo desde Venezuela, explicó el oficial.

"Casi nada del (contrabando) aéreo se está originado en Colombia", explicó Johnson.

Johnson no reiteró las acusaciones anteriores de que ex agentes de alto rango del Gobierno de Chávez, un fiero crítico de Estados Unidos, están involucrados en el tráfico de drogas con rebeldes de las FARC de Colombia.

Pero añadió que su rol en el comercio de drogas significa un "desafío significativo" para los países de paso en el Oeste de África y el Caribe, especialmente República Dominicana y Haití, así como para Estados Unidos y Europa.


El Universal





Las dos caras de Chávez





Qué complejo es su mundo de sombras. Dice algo en la mañana y lo desbarata en la noche. Revela todo un plan para arrasar con el enemigo, y horas después, se pliega ante éste sin el menor rubor.

Hugo Chávez es un personaje estelar para la psiquiatría. Sus evasiones hacia la irrealidad, les servirían a los más encumbrados científicos para descubrir las distintas fases de personalidad que sufre un hombre en el poder. Gruesos volúmenes se llenarían con sus fantasías de película. Sus fieles focas cargadas de sumisión y delito, se ríen de escuchar tanta payasada. Otros, más inteligentes, lo observan con lástima, saben que en cualquier momento se acabará el festín. Que tendrán que pagar por los incontables daños causados a la patria. Su mayor anhelo es que el magnate de Miraflores pueda sortear sus dificultades psicológicas, para ellos seguir teniendo la posibilidad de amasar mayor fortuna.

Sus ideas son el revés de la lógica. Representan el desquicio propio de cerebros empantanados por la suave cuajada de los gusanos verdes del Kalajari. El veneno va penetrando hasta convertirlos en aeropuerto de moscas gigantescas. La irracionalidad haciendo coro en el planeta de los cuerdos.

¿En qué momento perdió la sindéresis?, no lo sabemos. En sus ratos de lucidez hace chistes y viabiliza circunstancias que cree que rompen los paradigmas. En el fondo es un individuo con múltiples temores. Esas demostraciones de hercúlea manifestación del prototipo del hombre inquebrantable. Son un muestrario de desórdenes de personalidad, que lo hacen pasar del circo a la neurosis obsesiva.

Dos caras. El anverso y el reverso en una misma mente. Una especie de hombre equilibrado, y el monstruo dispuesto a destruir lo que la lógica impone. Por eso vemos que algunas veces se presenta mistificando al amor, y en otras, sus brazos son filosas espadas que buscan despedazar al adversario. Una cruenta lucha libra en su corazón ¿Quién se impondrá? El duro acontecer de su batalla interna lo deja exhausto, pusilánime; con pocos argumentos para volver al conflicto. Allí surge alguna fantasiosa enfermedad para salvarlo de la verdad infinita.

Es sumamente interesante el caso presidencial. Sigmund Freud, hubiera muerto feliz de haberlo tenido entre sus pacientes. Su visita a Estados Unidos en 1909, quien en compañía de Sandor Ferenczi y Carl Jung fue a recibir un reconocimiento de la Universidad de Massachusetts, habría tenido mayor éxito si Hugo Chávez hubiera nacido en aquella época. Imagínense. Los centros de estudios atestados de médicos, estudiantes, periodistas y curiosos; esperando la presentación de un hombre que se cree el salvador del planeta. Toda una celebridad para la investigación científica.

¿Hasta dónde puede llegar un hombre trastornado? Sus desvaríos pueden causar risa o lástima, son dos ingredientes que forman parte de la difusa personalidad de muchos mandatarios.

En Venezuela, seguimos en la lucha. Nuestra democracia libra una dura batalla. Al final la razón se impondrá.

Alexandercambero@hotmail.com

Alexander Cambero
El Universal